Repercusiones en el extranjero. Nota internacional. 
 España, protagonista de la escena europea y mundial     
 
 Informaciones.    21/11/1975.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NOTA INTERNACIONAL

España, protagonista de la escena europea y mundial

Por Armérico VELEZ (Corresponsal diplomático de INFORMACIONES.)

BRUSELAS, 21.

ESPAÑA es tema de la actualidad europea y mundial. Polariza la atención de los medios informativos, de

las cancillerías y de las entidades intergubernamentales que, en distintos ordenes y planos, representan a

la comunidad de naciones de civilización cristiana y de orientaciones políticas v económicas de signo

liberal.

La serena actitud con que el pueblo español está viviendo un periodo decisivo de su historia suscita

esperanzas en esos estadios, inquietos ante el espectáculo de desorden cívico y de terreno de cultivo de

todas las desventuras de índole política y social que les ofrece la desafortunada nación lusitana.

En el todo que en la óptica europea y universal representa la Península Ibérica en la delicada fase

diplomática «pos-Helsinki», nuestro país constituye a los ojos de la mayor parte de los observadores

factor determinante de seguridad

La España que ya encarna virtualmente don Juan Carlos de Borbón y que la semana próxima se habrá

instalado en una nueva legalidad constitucional, susceptible de afirmar —o de defraudar— los

sentimientos que dentro y fuera del país despierta la perspectiva de su incorporación al mundo

democráticamente articulado y también la extensión de ese mundo al conjunto de. la Península Ibérica, es

por el momento, protagonista de la escena europea.

El hombre que a partir de mañana va a ser Monarca de una nación que se dispone a evolucionar con

precauciones explicables, pero con paso resuelto, hacia un porvenir engarzado sin detrimento de la

absoluta independencia y de la clara identidad nacionales— en una comunidad de pueblos afines, es

blanco de todas las miradas y objeto de actitudes inicialmente propicias de los centros de poder. Se

explican así las decisiones que ya se adoptan en la mayor parte de las capitales en el sentido de destacar

representantes de rango elevado a la misa de Espíritu santo y recepción oficial en el Palacio Real del

nuevo Jefe del Estado español. El gesto político que representa el viaje a Madrid, el miércoles próximo,

del Presidente Giscard d´Estaing, es particularmente significativo y se cree que será imitado por otros

países del Mercado Común.

Desde que en las primeras horas de la madrugada de ayer, Europa tuvo conocimiento de la muerte de

Franco, las cadenas de radio y de televisión, las primeras páginas y las secciones editoriales de los

periódicos están enteramente dedicadas a España. Amplias cronologías del Jefe del Estado desaparecido y

biografías de su sucesor legal se alternan con declaraciones de españoles de diferentes tendencias

políticas. Casi todos se expresan en tonos moderados y, desde luego, se declaran unánimemente opuestos

a cuanto signifique violencia o convulsiones que perturben el pulso tranquilo de la nación.

Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países del viejo continente que mantienen relaciones

diplomáticas normales con España, han enviado al Príncipe don Juan Carlos al Gobierno y a los

representantes de los diversos cuerpos estatales, mensajes protocolarios y, en ciertos casos, de

sentimientos de condolencia a la familia de Franco. Los primeros ministros escandinavos insisten

particularmente en puntos de vista expresados por ellos y por sus Gobiernos en ocasiones anteriores

respecto a las condiciones que habrán de darse en España para que la nación se incorpore, de pleno

derecho, al liberalismo europeo y a sus distintos órganos de acciones solidarias en los órdenes de la

economía, de la defensa, etc

El tenor de las reacciones que en España provoca el tránsito al posfranquismo se refleja acaso con relieve

particular en el texto dirigido ayer por el Gobierno de la República Federal Alemana al Príncipe don Juan

Carlos de Borbón. Subraya que «se ha terminado una época de la historia de España», y expresa la

esperanza de que la nación ese incorpore al grupo de las democracias europeas»

NFORMACIONES

 

< Volver