En medio de la consternación nacional. 
 Duelo familiar en el Palacio de el Pardo  :   
 El Consejo de Ministros expresó ayer a Arias su profunda emoción por las palabras de despedida del Generalísimo. 
 ABC.    21/11/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

MADRID, VIERNES 21 DE NOVIEMBRE DE 1975 • NUM. 21.728 OCHO PESETAS

ABC

DIRECTOR; JOSÉ LUIS CEBRIAN BONE DEPOSITO LEGAL; M 13 1958 152 PAGS.

EN MEDIO DE LA CONSTERNACION NACIONAL

DUELO FAMILIAR EN EL PALACIO DE EL PARDO

El Consejo de Ministros expresó ayer a Arias su profunda emoción por las palabras de despedida del

Generalísimo

MADRID. (De nuestra Redacción.) A partir de esta mañana, a las ocho, y hasta el próximo

domingo, ha quedado instalada la capilla ardiente con los restos mortales del Generalísimo en el Salón de

Columnas, del Palacio de Oriente. A esa misma hora comienzan los turnos de vela y el desfile de

personas que acudan a dar su último adiós a Francisco Franco

.

Ayer los restos del Jefe del Estado fueron vetados por la familia en El Pardo, adonde fue trasladado al

mediodía desde la Ciudad Sanitaria de La Paz, en donde falleció de madrugada. En El Pardo se celebraron

varios funerales. A uno de ellos, oficiado por el cardenal arzobispo de Madrid, asistió el Gobierno en

pleno y otras altas jerarquías de la nación.

CONSEJO DECISORIO.—Aunque no estaba anunciado, se celebró ayer Consejo de Ministros de

carácter decisorio, bajo la presidencia del señor Arias Navarro, en la sede de Presidencia. En la nota

facilitada se informa:

«El Gobierno, en este día de dolor nacional por el fallecimiento del Caudillo de España, ha expresado a su

presidente, creyéndose al propia tiempo intérprete del sentir nacional, la profunda emoción con que

fueron conocidas las palabras de despedida del Generalísimo que el señor Arias Navarro dio a conocer en

su mensaje a toda la nación esta misma mañana.

Asimismo y a reserva del favorable informe de la Comisión de Competencia Legislativa de las Cortes

Españolas, adoptó los siguientes acuerdos:

• Decreto-ley por el que, a propuesta de los ministros del Ejército, de Marina y del Aire, se promueve

al empleo de capitán general de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire a Su Alteza Real el Príncipe de

España.

• Decreto-ley por el que se declara inhábil, a todos los efectos, el día 22 de noviembre de 1975, fecha

de la proclamación como Rey de España de S. A. R. Don Juan Carlos de Borbón y Borbón y se

suspenden los espectáculos públicos hasta las quince horas del siguiente día, domingo 23 de

noviembre, en el que tendrá lugar el entierro del fallecido Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos.

Asimismo, se aprobó, a propuesta de la Presidencia del Gobierno, un decreto por el que se declara luto

nacional de treinta días y se disponen los honores que habrán de ser rendidos al cadáver del Jefe del

Estado y Caudillo de España, ocupándose también el Consejo de Ministros de otros diversos asuntos de

su competencia.»

DOLOR.—En toda España ha causado enorme consternación la noticia del fallecimiento. Son

innumerables las muestras de condolencia que se reciben desde todos los puntos da la nación, a la vez que

de adhesiones a la persona del Príncipe de España, que, será proclamado Rey mañana sábado.

Para la ceremonia ayer se iniciaron los acondicionamientos precisos en el Palacio de las Cortes, cuyo

Pleno, así como el Consejo del Reino, han sido citados para el sábado por la mañana.

LA CAPILLA ARDIENTE DE EL PARDO, ABIERTA AL PUBLICO

Anoche, a las nueve, quedó abierta la capilla ardiente de Su Excelencia el Jefe del Estado. En la capilla,

situada en una de Ias alas laterales del Palacio de El Pardo, estaba expuesto el féretro que contiene los

restos mortales del Generalísimo Franco, informa Pyresa.

Daban guardia al féretro cuatro miembros de la guardia del Caudillo, con uniforme da gala. Los visitantes

desfilaron ante el cadáver a un metro de distancia del ataúd, en perfecto orden y fueron frecuentes las

escenas emotivas.

Un suboficial del Regimiento de Su Excelencia dijo a un redactor de Pyresa que a la capilla ardiente tenia

acceso únicamente el personal de las Casas Civil y Militar, sus familiares y allegados.

 

< Volver