La noticia, en la prensa. 
 Grandes colas en los quioscos de Madrid  :   
 A mediodía se había triplicado. 
 ABC.    21/11/1975.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

GRANDES COLAS EN LOS QUIOSCOS DE MADRID

A mediodía se había triplicado la venta de ejemplares

Grandes colas de personas se formaron durante toda la mañana de ayer en los quioscos de venta de

periódicos de Madrid. Los diarios eran prácticamente arrebatados de las manos de los vendedores por

millares y millares de personas que deseaban estar informadas de los acontecimientos.

En especial, informa Europa Press, la demanda era masiva para los periódicos ABC, «Arriba»,

«Informaciones» y «Pueblo», cuyas ediciones sucesivas se agotaban a los pocos minutos.

Por lo que respecta a las revistas semanales, asimismo, comenzaron a lanzar tiradas extraordinarias

dedicadas al Jefe del Estado y su familia, a los Príncipes de España y los Infantes, desarrollo de la última

enfermedad del Caudillo y otros acontecimientos.

Así como en otras ocasiones los lectores piden un periódico concreto —han dicho a un redactor de

Europa Press en varios puestos de venta—, durante el día de ayer habían adquirido dos o tres, e Incluso

revistas: el público deseaba estar informado en todo momento

LOS NÚMEROS ESPECIALES

• El periódico «Ya» intercaló 16 páginas de huecograbado v sustituido 10 de tipografía.

• «Nuevo Diario» lanzó la edición normal, sin la noticia, a las cuatro y diez; y a las seis salía ya una

segunda edición con los detalles del fallecimiento.

• «Arriba» lanzó durante la noche dos ediciones con los últimos detalles sobre la enfermedad y sacó

ayer una nueva edición.

• «Marca» ha realizado las modificaciones oportunas para salir en la edición de la mañana con la

importante noticia.

• «Pueblo» lanzó una edición especial a primera hora de la mañana.

• «Informaciones», alrededor de las siete de la mañana, una edición de 32 páginas dedicadas al

fallecimiento v a Franco.

• «El Alcázar» lanzó por la mañana un extraordinario de 36 páginas dedicadas íntegramente al

Caudillo.

 

< Volver