Autor: Freijanes, Víctor F.. 
   Los parlamentarios gallegos preparan la negociación para un régimen provisional de autonomía     
 
 Informaciones.    29/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Los parlamentarios gallegos preparan la negociación para un régimen provisional

de autonomía.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 (INFORMACIONES, por Víctor F. Freixanes).

LOS parlamentarios gallegos pedirán al Gobierno el reconocimiento de la Xunta de

Galicia como paso previo al establecimiento del Estatuto de Autonomía y

capacitada para estudiar y negociar la transferencia de las competencias del

Gobierno gallego autónomo hasta alcanzar el Estatuto definitivo de acuerdo con

la Constitución.

El pasado sábado se reunió en Santiago la Comisión de nueve parlamentarios

encargada de estudiar todo lo referente al Estatuto de autonomía y la

negociación del mismo con el Poder central. Por el momento, no se ha trabajado

más que en los criterios que fijarán las bases de esa negociación «para un

régimen provisional de autonomía de Galicia», según explicaba al finalizar la

reunión el presidente de la asamblea, don Antonio Rosón (U.C.D.). De hecho, este

grupo político presentó ya un primer proyecto autonómico y se espera la

presentación de otro por parte de los parlamentarios del Partido Socialista

Obrero Español.

La existencia de un Gobierno autónomo provisional (representado en esa Xunta de

Galicia, órgano que ha sido recogido del Estatuto votado en 1936, se considera

indispensable y previa a la elaboración de un Estatuto definitivo. Por otra

parte, el antecedente de la Generalidad catalana obliga prácticamente

a los parlamentarios gallegos a exigir para Galicia el mismo trato, afirmación

que habían mantenido ya durante la campaña electoral y que se contempla en las

bases de constitución de la Asamblea de parlamentarios de Galicia.

Es posible que el próximo día 10 de septiembre la mencionada Comisión presente

un proyecto definitivo ante la asamblea. En los estudios y propuestas

provisionales se procura «la reinstauración de algunos de los órganos de

gobierno del Estatuto de autonomía de 1936». La Xunta de Galicia sería, pues, el

órgano encargado de negociar con el Gobierno las competencias autonómicas.

La izquierda prefiere, por el momento, guardar silencio ante los trabajos de los

parlamentarios gallegos. Únicamente algunas voces aisladas, en tribunas públicas

o desde medios informativos, han advertido de la necesidad de que el Estatuto

sea lo más avanzado posible, y en ningún caso una tapadera para disimular las

reivindicaciones autonómicas, que tampoco deben ser relegadas a un segundo

término respecto a las soluciones que se arbitren para otras nacionalidades del

Estado (País Vasco y Cataluña, concretamente). En este sentido, es probable que

las organizaciones democráticas no representadas en la asamblea inicien a partir

de octubre una intensa campaña de sensibilización y exigencias autonómicas.

LA VUELTA DE LISTER

Terminada la reunión de la Comisión, un grupo de personalidades de la vida

compostelana, presidido por las hermanas de Enrique Lister, hizo entrega a dos

parlamentarios de un escrito, respaldado con más de un millar de firmas, en el

que se pide a los diputados que gestionen y exijan ante el Gobierno el regreso

de Lister, actual secretario general del Partido Comunista Obrero Español, líder

republicano, «al que sistemáticamente se viene denegando el pasaporte». Se hace

referencia también a la amnistía total.

El escrito lo firman miembros de la mayor parte de los partidos políticos y

advierte de la necesidad de una reconciliación y amnistía total, sin

exclusiones, «tan necesaria para el mejor desarrollo de nuestro país».

29 de agosto de 1977

 

< Volver