Adolfo Suárez: Galicia tendrá autonomía lo más pronto posible  :   
 Los parlamentarios gallegos presentaron al presidente del Gobierno un proyecto de Estatuto de autonomía. 
 ABC.    18/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

ABC, MARTES, 18 DE OCTUBRE DE 1971.

ADOLFO SUAREZ: «GALICIA TENDRÁ AUTONOMÍA LO MAS PRONTO POSIBLE»

Los parlamentarios gallegos presentaron al presidente del Gobierno un

proyecto de Estatuto de autonomía

Galicia tendrá autonomía «lo más pronto posible», dijo el presidente del

Gobierno, Adolfo Suárez, a la salida de la reunión que mantuvo con los

parlamentarios gallegos ayer tarde.

Al decir que Galicia tendría la autonomía «lo más pronto posible», el señor

Suarez añadió que no obstante no debemos olvidar que estamos trabajando en el

marco de las autonomías provisionales, puesto que el marco definitivo tendrá que

ser dado por la Constitución.

El plenario de la Asamblea de Parlamentarios Gallegos, que ayer se entrevistó

con el presidente del Gobierno, a quien presentó un proyecto de decreto-ley

sobre Estatuto Provisional de Autonomía Gallega, abandonó La Moncloa después de

tres cuartas de hora de entrevista.

Al despedir a los parlamentarlos, el presidente declaró, informa Cifra, que

estaba muy satisfecho de que por primera vez se le presentara un proyecto de

Estatuto de autonomía aceptado por la totalidad de la Asamblea de

parlamentarlos. Recordó nuevamente el presidente que era gallego en un 50 por

100.

El presidente de la Asamblea de Parlamentarlos Gallegos, Antonio Rosón Pérez,

leyó en el acto la entrega del proyecto de decreto-ley para la autonomía

gallega, texto en el que, entre otras cosas, se dice:

«Señor presidente, la Asamblea de Parlamentarlos de Galicia, en reunión

extraordinaria celebrada en Santiago de Compostela, en el Pazo de Rajoy. el 11

del mes en curso, aprobó, por consenso, las bases propuestas por la Comisión

designada al efecto, para negociar con el Gobierno el régimen de autonomía de

Galicia, articulando a este fin un proyecto de decreto-ley que el Pleno de la

Asamblea viene a entregar, en este acto, el señor presidente del Gobierno.

GALICIA, CASO SINGULAR

Galicia, señor presidente, es un caso singular, porque habiendo conservado

Inédita como pueblo su identidad, se ha visto privada, desde largo tiempo, de

instituciones políticas propias. Pero nuestra personalidad ésta ahí.

permanentemente amparada por los hechos geográfico y lingüístico, el derecho

privado, nuestro repertorio de costumbres y tradiciones en plena vigencia y los

modos prácticos y permanentes de vida, asentada sobre una tierra humanizada con

plenitud.

Esa privación de una instancia propia, pública y normativa, no ha impedido la

formación de un estado de conciencia, que nos lleva a la consideración de que

nuestras aportaciones al acervo hispánico han sido tan decisivas como olvidadas.

Nos sigue pareciendo concluyente el hecho histórico de que sobre la fuerza

creyente del sepulcro del apóstol Santiago se formaron y afirmaron todos los

reinos de España. Y non la misma objetividad está patente la sangría agotadora

de la emigración, porque Galicia tuvo necesidad de derramarse sobre otras

tierras a las que llevó su propia Imagen y mantuvo la de España, con abnegados y

solidarlos ejemplos de sacrificio y laboriosidad. En el éxodo de la humanidad

gallega, desgajada, está la sufrida y heroica epopeya de un pueblo que, al

sentirse desamparado, emigró por su cuenta, en circunstancias de general

insensibilidad, más amargas cuanto que el Estado v la sociedad se mantuvieron de

espaldas al problema.

CONCLUSIONES

Tenemos, pues, que hacer frente a las culpas del pasado, con responsabilidad

hacia el futuro. Y desde esta actitud nos permitimos añadir dos conclusiones:

Primera. Galicia no ha podido desarrollar su personalidad y vigor, por faltarle

vida pública propia, acomodada a sus peculiaridades. La aplicación del

centralismo como criterio general absorbente, no sólo daño a Galicia, sino que

redujo la vitalidad acaudal del Estado, y por eso mismo, para salir de la

crisis, creemos en el saneamiento de la política a través de las autonomías. Y

en nuestro caso particular, hemos llegado a la conclusión de que la autonomía es

condición de nuestra vida colectiva. Y en esa condición «sine Qua non» nos

encontramos los gallegos, antes y por encima de todas las Ideologías.

Segunda. Galicia, por razones obvias, se considera partícipe de la tradición

europea y es notorio que ningún representante auténtico de esa tradición puede

disociar, dignamente, las ideas de libertad v responsabilidad. Por eso queremos

proclamar que todos abrigamos, en esta hora y por Igual, nuestra condición de

españoles, justamente por el hecho de sentirnos gallegos.

Finalmente deseábamos manifestar nuestro complacido reconocimiento al señor

presidente del Gobierno, porque, además de conocer y sentir el problema político

de Galicia, en sus líneas maestras, sabe, como decía Gracián, que la razón y el

tiempo a nadie aguardan.»

Con el fin de estudiar este proyecto presentado al presidente, se constituirán

dos Comisiones, una de parlamentarios y otra del Gobierno.

 

< Volver