Para protestar contra un arte prohibido. 
 Encierro de 300 mariscadores gallegos en Madrid  :   
 Con anterioridad e entrevistaron con el director general de Pesca. 
 Arriba.    19/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Para protestar contra un arte prohibido

Con anterioridad se entrevistaron con el director general de Pesca

MADRID. (De nuestra Redacción y resumen de agencias.)—Bajo un clima de gran

tensión, a causa de los problemas que ocasiona en Galicia el prohibido «arte de

Can», unos trescientos mariscadores gallegos, hombres y mujeres, se encuentran

en encierro voluntario en la antigua casa sindical, desde las cuatro y cuarto de

la tarde, tras una reunión de cuatro horas con el director general de Pesca,

Félix Bragada..

«"O´can´´ acaba con todo. O lunes pode haber mortes si non se prohibe "o´can"»,

dijeron a Cifra los mariscadores.

El problema afecta aproximadamente a unas quince mil familias modestas que desde

hace unos diez años vienen comprobando la esquilmación —dicen los pescadores— de

los bancos marisqueros, único medio de vida de que disponen.

La propuesta del señor Bragado a los mariscadores es que se formen dos

comisiones, una del «can» y otra de los de la vara, junto con biólogos y

Sindicatos «mariñeiros», para estudiar a fondo el problema y tomar una decisión

definitiva sobre la legalización o no del «can» en cuestión de dos semanas, ya

que la situación es actualmente extrema.

El director general de Pesca prometió, asimismo, que en el plazo de quince o

veinte días habrá la suficiente vigilancia para evitar que se produzcan

situaciones conflictivas entre quienes utilizan el arte del «can» y quienes el

de la vara en las rías de Vigo y de Arosa.

En general, el arte del «can», utilizado por embarcaciones potentes, que antes

faenaban en altura y ahora llegan incluso hasta las playas, fue totalmente

proscrito por la mayoría de los presentes, ya que, según los acusadores,

esquilma las playas, destruye las rías y deja sin pan a miles de familias para

las que el mar es la fuente principal de sus ingresos.

Los defensores del «can» manifestaron la necesidad de que una comisión de

técnicos, integrada fundamentalmente por biólogos, emita un informe al respecto,

ya que no están de acuerdo con las acusaciones.

El director general de Pesca se trasladará en fecha próxima a la zona

conflictiva para estudiar sobre el terreno el problema y encontrar las

soluciones más justas y que no dañen los intereses de los mariscadores.

 

< Volver