Autor: Álvarez Pousa, Luis. 
 Sin incidentes. 
 Galicia autónoma, en la calle     
 
 Diario 16.    05/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Sin incidentes

Galicia autónoma, en la calle

Luís Álvarez Pousa

SANTIAGO DE COMPOSFELA, 5 (Corresponsal D16). Más de medio millón de gallegos,

portando millares de banderas blanquiazules, se manifestaron ayer en La Coruña,

Vigo, Lugo y Orense por la autonomía de Galicia, sin que se registraran

incidentes importantes. Sólo en Orense hubo un altercado en el que dos miembros

del servicio de orden resultaron heridos.

Todos los partidos políticos, fuerzas sindicales, organizaciones ciudadanas y

asociaciones profesionales, culturales, deportivas y recreativas, participaron

en esta jornada autonómica, que firmaron un comunicado conjunto (salvo Fuerza

Nueva y Unió do Pobo Galego), en el que se manifiesta que "Galicia se pone en

pie para señalar su propósito colectivo de defender su propia personalidad".

En centros oficiales y balcones ondeó la bandera gallega.

En los cuatro escenarios autonómicos se repitieron los mismos gritos: "Sí, sí,

sí; autonomía, sí", "Non, non, non a emigración", "Galicia ceibe", "Autonomía

pro nosa térra", "Gobernó escolta, Galicia está na loita", "Por esta terra sua,

o pobo está na rúa", "Centralismo fora; autonomía, agora", "Pobo galego,

xungete", "O pobo exise autonomía pra reisirse"...,

Miles de banderas con loa colorea azul y blanco como único símbolo de las

movilizaciones convirtieron el día de ayer en una fecha histórica.

Representación mayoritaria de la izquierda gallega, unida en esta ocasión,

pasando algunos de los partidos que la integran por encima de sus propias

aspiraciones estratégicas, como es el caso de los nacionalistas, que pidieron en

sus pancartas "autodeterminación" y "liberación nacional"; escasa participación

dé la derecha, que en Orense estuvo prácticamente ausente.

Tampoco pidieron autonomía la mayor parte de los alcaldes gallegos, todos

herederos del régimen franquista, si exceptuamos a los de Vigo y Lugo.

Vigo: Dos kilómetros autonómicos.

Las cien mil personas que esperaban los organizadores se convirtieron en

trescientas mil, según cálculos contrastados. Vigo fue así la ciudad en la que

la reivindicación autonómica se exigió con más fuerza.

Las campanas de las parroquias vecinas de Pontevedra repicaron a rebato durante

todo el trayecto, unos dos kilómetros.

Los parlamentarios habían acudido por la mañana al encuentro futbolístico que

disputaron el Celta y el Granada para pedir a los aficionados que acudiesen a la

manifestación.

Coruña: Hasta la comunidad gitana.

Unas sesenta mil personas, que algunos hacen llegar hasta cien mil, llegaron a

la plaza de María Pita en La Coruña al grito de "Autonomía xa". Una vez que los

componentes de la cabecera aparecieron en el balcón del Ayuntamiento, sin

representación oficial alguna, miles de voces se unieron para cantar el himno

gallego, con el que finalizaron todas las concentraciones que se realizaron en

Galicia. Poco antes, la multitud había aplaudido insistentemente cuando entró en

la plaza una pancarta en la que se leía "Comunidad gitana, por la autonomía de

Galicia".

No ocurrió nada anormal en el recorrido por las principa1es calles coruñesas,

adornadas durante tantos años en épocas veraniegas por cientos de banderas

españolas para recibir a Franco. Al pasar delante del casino, que tenía en el

mástil las banderas española y gallega, los manifestantes dieron una gran

pitada, entonándose seguidamente el himno gallego.

Orense: Heridos en altercados

En Orense, unas diez mil personas pidieron autonomía. Intervino el escritor

orensano Blanco Amor, quien en su arenga ante la multitud ensalzó la jornada que

se conmemoraba.

Sólo al inicio de la manifestación se produjeron unos pequeños incidentes

provocados por unos grupos minoritarios que portaban banderas republicanas.

Al paso por la calle de José Antonio se produjo una gran pitada ante la actitud

que desde un balcón particular adoptó el ultraderechista Luis María Villarino.

La única bandera española que apareció en el trayecto fue la suya, ondeante en

el balcón, al tiempo que desafiaba con su presencia a los manifestantes.

Lugo: 10.000 manifestantes

En Lugo, cerca de diez mil personas participaron en la marcha autonómica desde

la plaza de la Milagrosa hasta el Ayuntamiento, donde se situó la banda

municipal y los grupos corales que interpretaron el himno gallego.

El líder socialista Jacinto Calvo pronunció un discurso ante la explanada del

Palacio Municipal, en el que pidió el derecho de autoadministración para

Galicia.

 

< Volver