Autor: Janeiro, Juan Francisco. 
 Preautonomías. Entrevista Clavero-comisión de parlamentarios. 
 Finalizaron las negociaciones sobre Galicia     
 
 El País.    18/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 34. 

EL PAÍS, miércoles 18 de enero de 1978

REGIONES

Preautonomías

Entrevista Clavero-comisión de parlamentarios

Finalizaron las negociaciones sobre Galicia

JUAN FRANCISCO JANEIRO

«No siempre se puede alcanzar lo que se quiere, pero la preautonomia que hemos

negociado con el Gobierno va a ser un instrumento suficiente para llegar a la

autonomía y preservar la identidad de Galicia», dijo ayer Antonio Rosón,

presidente de la Asamblea de Parlamentarios gallegos, al finalizar, tras

reunirse con el ministro para las Regiones, las conversaciones para establecer

el autogobierno provisional de Galicia.

Los parlamentarios presentes en el Ministerio de las Regiones afirmaron que la

preautonomía gallega será la tercera que apruebe el Gobierno, pese a que con

anterioridad habían concluido las negociaciones con representantes del País

Valenciano. Estimaron que antes de concluir el presente mes el Boletín Oficial

del Estado publicará el correspondiente decreto. Decreto que actualmente se

encuentra sin preámbulo, pero que será ultimado por los diputados gallegos en

una pausa del Pleno que mañana se celebrará en el Congreso.

En el preámbulo se harán alusiones a la cooficialidad del idioma, a la bandera

blanquiazul y a la identidad particular de Galicia.

Los negociadores gallegos expresaron su convicción de que la preautonomía no

será interceptada por el Gobierno. «El ministro Clavero —comentó uno de los

asistentes a la reunión de ayer— no cree que pueda presentar problemas y ha sido

absolutamente receptivo.» Al propio tiempo que señalaron que la preautonomía

gallega no será inferior a la vasca y a la catalana.

El acuerdo adoptado ayer establece como órgano central preautonómico a la Xunta

de Galicia,

que estará integrada por once miembros pertenecientes a la Asamblea de

Parlamentarios, junto con un representante por cada una de las cuatro

diputaciones provinciales. Los once parlamentarios elegirán entre ellos al

presidente de la Xunta.

La Xunta tendrá como principales funciones gestionar y administrar las funciones

y servicios que le transfieran la Administración del Estado y las diputaciones

gallegas, así como proponer al Gobierno cuantas medidas afecten a los intereses

de Galicia.

El texto aprobado ayer difiere notablemente de las bases elaboradas por los

parlamentarios el 11 de octubre del pasado año. Los representantes gallegos

defendían en su proyecto primitivo la cooficialidad de su idioma y que la

bandera blanquiazul fuese colocada en las cuatro provincias al lado de la

española, al propio tiempo que asignaban a la Xunta importantes facultades en

relación con las disposiciones e intereses que afectasen a Galicia. Tras

reunirse en varias ocasiones con el ministro para las Regiones, los

parlamentarios aceptaron suavizar sus propuestas iniciales, respaldadas en

principio por toda la izquierda extraparlamentaria, con excepción de los

nacionalistas radicales, y el 30 de diciembre pasado llegaron a un consenso que

ayer fue refrendado por el ministro Clavero.

El nuevo planteamiento ha sido rechazado por los extraparlamentarios. Tras los

recortes gubernamentales, emitieron diversos comunicados en los que instaban a

los representantes de Galicia en las Cortes a que no ratificasen las propuestas

de la Administración. Los extraparlamentarios, a su vez, han insistido durante

el proceso negociador en lo conveniente que sería su presencia en la Xunta.

Serán marginados, ya que, según afirmó un diputado asistente a la reunión de

ayer, «es lógico que se respete el resultado de las elecciones del 15 de junio».

Nombres para la Xunta

Al mismo tiempo que negociaban la preautonomía, los parlamentarios gallegos han

ido ultimando la composición de la Xunta y su posible presidente. Los candidatos

más claros para este cargo son, en principio, Víctor Moro, diputado de UCD por

Pontevedra, y Pío Cabanillas, diputado de UCD por Orense y actual ministro de

Cultura, aunque en principio se barajó también el nombre del ensayista Ramón

Piñeiro, al que respaldarían los centristas pontevedreses. Si Pío Cabanillas

accediese a ocupar la presidencia de la Xunta, ello conllevaría su abandono del

Gobierno. En relación con este punto, el señor Cabanillas declaraba

recientemente que no se consideraba el más idóneo.

A falta de designar al futuro presidente de la Xunta, las fuerzas políticas que

obtuvieron escaños en las pasadas elecciones legislativas han perfilado ya sus

representantes en el máximo organismo preautonómico. Nona Inés Vilariño, José

Luis Meilán, José María Pardo Montero, Julio Ulloa (o Antonio Rosón), Pío

Cabanillas, José Antonio Trillo, Víctor Moro y José Antonio Rivas Fontán son los

hombres designados por UCD para la Xunta. Francisco Vázquez ostentará la

representación del PSOE y Gonzalo Fernández de la Mora la de Alianza Popular. Se

desconoce quién figurará por los senadores de designación real e independientes.

E1 presidente de la Generalitat, Josép Tarradellas, recibió ayer en audiencia

oficial al embajador de Estados Unidos en España, Wels Stabler, acompañado por

el cónsul de aquel país en Barcelona, Melvin E. Sinn. El señor Tarradellas y los

señores Stabler y Sinn mantuvieron una cordial entrevista que se prolongó más de

una hora. Después, el presidente de la Generalitat recibió también en su

despacho oficial al presidente de la Liga Naval Española e Internacional,

almirante Ignacio Martel, a quien acompañaban los delegados regional y

provincial de la citada asociación.

Texto integro del proyecto de decreto –ley

Articulo 1. El régimen de preautonomía de Galicia se regulará por lo dispuesto

en el presente real decreto ley, por tas normas que dicte el Gobierno en su

desarrollo y por las normas reglamentarias de régimen interior previstas en el

apartado a) del artículo séptimo. Articulo 2. El territorio de Galicia es el de

los municipios comprendidos dentro de los actuales limites administrativos de

las cuatro provincias de La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra.

Articulo 3. Se instituye la Junta de Galicia, órgano de Gobierno de Galicia, que

tendrá personalidad jurídica plena en relación con los fines que se le

encomiendan. Artículo 4. La Junta de Galicia estará compuesta, durante este

período transitorio, por los siguientes miembros: a) Once elegidos por los

diputados y senadores proclamados en las pasadas elecciones generales a Cortes

en Galicia y los tres senadores gallegos de designación real. Ocho de ellos

serán elegidos por los parlamentarios de cada provincia, separadamente,

correspondiendo dos a cada una de ellas, y los tres restantes lo serán por los

anteriores. B) Un representante de cada una de las diputaciones provinciales

gallegas en la forma que reglamentariamente se establezca.

Artículo 5. Los miembros previstos en el apartado a) del articulo anterior,

elegirán, de entre ellos, al presidente que ostentará la representación de la

Junta de Galicia. Artículo 6. Los vocales de la Junta podrán asumir las

titularidades y atribuciones que les correspondan en relación con las

competencias que vayan a ser objeto de transferencias a la Junta por parte de la

Administración del Estado o las Diputaciones, cuando esta transferencia se

produzca. Artículo 7. Corresponden a la Junta dentro del vigente régimen

jurídico, general y local, las siguientes competencias:

a) Elaborar y aprobar las normas de su régimen interior, de conformidad con lo

que se establezca en el desarrollo de este real decreto ley.

b) Integrar y coordinar las actuaciones y funciones de las Diputaciones

provinciales de La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra en cuanto afecte al interés

general de Galicia.

c) Gestionar y administrar las funciones y servicios que le transfieran la

Administración del Estado y las Diputaciones gallegas. El Gobierno establecerá

el procedimiento para realizar tales transferencias.

d) Resolver sobre aquellas materias cuyas competencias le hayan sido

transferidas por la Administración del Estado, o por las Diputaciones.

e) Asimismo, podrá proponer al Gobierno cuantas medidas afecten a los intereses

de Galicia. Artículo 7-bis. Para la ejecución de sus acuerdos, la Junta de

Galicia, podrá utilizar, sin perjuicio de sus propios servicios, los medios

personales y materiales de las Diputaciones gallegas, las cuales vendrán

obligadas al efectivo cumplimiento de aquellos acuerdos.

Artículos. Los acuerdos y actos de la Junta de Galicia serán recurribles ante la

jurisdicción contencioso-administrativa, y, en su caso, suspendidos por el

Gobierno, de conformidad con la legislación vigente.

Articulo 9. Los órganos de gobierno de la Junta de Galicia establecido por este

real decreto ley, podrán ser disueltos por el Gobierno por razones de seguridad

del Estado. Artículo 10. Se autoriza al Gobierno para dictar las disposiciones

necesarias para el desarrollo de lo dispuesto en el presente real decreto ley.

DISPOSICIONES FINALES

Primera: El presente real decreto ley, del que se dará inmediata cuenta a las

Cortes, entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial

del Estado.

Segunda: La Junta de Galicia se constituirá en el plazo de un mes, desde la

entrada en vigor del presente decreto ley.

Tercera: El régimen establecido en el presente real decreto ley, así como las

entidades y órganos a que se refiere, tienen carácter provisional y transitorio

hasta la entrada en vigor de las instituciones autonómicas de Galicia que se

creen al amparo de lo previsto en la Constitución.

ADICIÓN EN EL ARTICULO SEXTO

También en el artículo sexto se añade el texto «o de las Diputaciones», que

antes no figuraba. De todo ello se deduce que los once miembros de la Xunta

serán de inmediata designación. No así los cuatro de las Diputaciones, que

tardarán en ser designados. Total, quince componentes en la Xunta.

 

< Volver