Autor: Cenzano, Arturo. 
   El ministro de Agricultura hará de hombre bueno en la guerra del espárrago     
 
 Informaciones.    12/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El ministro de Agricultura hará de «hombre bueno» en la «guerra del espárrago»

LOGROÑO, 12 (INFORMACIONES, por Arturo Cenzano).

LAS rigurosas cláusulas que fueron aprobadas el domingo por los productores de espárrago de las

provincias de Rioja, Aragón y Navarra en Andosilla han hundido al mercado en una paralización

completa. Los conserveros no se atreven a comprar aisladamente por temor a cargar con unos excedentes

sin mercado futuro. Los bloques de compradores y vendedores se han radicalizado en sus posturas, y

mientras tanto el fruto no se recoge, lo que puede ocasionar unas gravísimas pérdidas.

El Ministerio de Agricultura ha decidido intervenir activamente para hallar una salida a un conflicto cada

vez más enconado. Así el señor Abril Martorell se dispone a recibir en la tarde de pasado mañana jueves a

los representantes de las uniones de agricultores que mantienen una dura lucha de influencias con la

C.O.S.A. Mientras el titular de la Cámara señor Gómez Escolar (que está considerando la posibilidad de

presentar su candidatura al Senado), ha anunciado la presentación al ministro de estudios sobre precios

mínimos del espárrago, el gobernador civil se ha entrevistado ya con diversos miembros de las nuevas

organizaciones campesinas. Y al parecer se ha logrado que transijan en acudir a la Casa Sindical ante la

imposibilidad de contar con otras instalaciones (la Delegación de Agricultura está a la espera de nuevo

edificio) capaces "para mantener un diálogo amplio y fluido".

Por su parte, las autoridades riojanas intentan que la visita del señor Abril Martorell no esté dedicada

exclusivamente, a tratar temas de comercialización agraria. La Rioja necesita también la culminación de

proyectos estancados para revitalizar el sector. Pero de momento los hombres del campo prefieren que se

vaya a los problemas inmediatos. Y los problemas más inmediatos son, hoy por hoy, el vino y el

espárrago, a los que se añadirán muy pronto él tomate y la alcachofa.

En el mercado vinícola se teme una revalorización monstruo del vino de Rioja, a consecuencia de dos

factores. El primero de ellos hecho de que los bodegueros se hayan hecho prácticamente con la totalidad

de la producción de la anterior campaña, que será colocada fácilmente en los nuevos mercados del Este. Y

el segundo la catástrofe climatológica que ha reducido la cosecha de este año a la mitad.

En este sector los problemas administrativos, productivos o los relacionados con una vertiente más o

menos política van a ser muchos. La Agrupación de Viticultores del Consejo Regulador ha solicitado la

dimisión o cese del titular de este organismo, señor Navarra Arregui, que acaba de ser elegido gracias a la

"alianza" de los representantes de la Administración con los bodegueros. Esto supone que la rama

productiva vuelve a quedar al margen de las decisiones en la cumbre y que de momento los representantes

de este sector se verán forzados a adoptar posturas más o menos conflictivas.

El desarrollo de la guerra del espárrago puede dar la pauta de la evolución de la comercialización agrícola

no sólo en la Rioja, sino en todo el pató. Porque lo que está pendiente hoy en las provincias de Logroño,

Aragón y Navarra no es sino un símbolo del enfrentamiento entre agricultores y fabricantes. No hablamos

de los intermediarios, porque éstos han sido reducidos de momento al papel de observadores. Pero es un

factor que según los propios agricultores, tratará de resurgir por todos los medios. Si los campesinos salen

derrotados de estas primeras operaciones de compra y venta ellos habrán perdido, según su propia

versión, no una batalla, sino la guerra completa. Una guerra que a partir de mañana se endurecerá todavía

más al subir el espárrago a un precio mínimo de 85 pesetas kilo.

 

< Volver