Autor: Janeiro, Juan Francisco. 
   Los partidos gallegos, interesados en evitar una alta abstención en el referéndum     
 
 El País.    31/10/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

AUTONOMÍAS

EL PAÍS.

Los partidos gallegos, interesados en evitar una alta abstención en el

referéndum

JUAN FRANCISCO JANEIRO

Conseguir un nivel de participación digno en el referéndum del Estatuto es el

principal objetivo de los partidos mayoritarios, una vez superadas las

dificultades para modificar el articulado del texto autonómico. Dirigentes de

UCD y PSOE sostienen que es imprescindible iniciar una amplia campaña de

divulgación del Estatuto y de las ventajas que reportará la autonomía. La

campaña podría ir acompañada de un plan de urgencia para Galicia, similar a los

elaborados para Andalucía y Extremadura.

La campaña institucional para la consulta del 21 de diciembre ha sido estudiada

ya por el Ministerio del Interior y la Junta de Galicia. Ambos organismos han

elaborado sendos borradores para concretar el esquema definitivo. La Junta ha

establecido algunos contactos con agencias de publir cidad, pero no se ha

concretado ningún eslogan, según manifestó ayer un portavoz del ente

preautonómico. La Junta espera recibir con antelación suficiente una cantidad

similar a la que recibieron el pasado año el Consejo General Vasco y la

Generalidad para afrontar las campañas que se desarrollaron cuando fueron

sometidos a referéndum los estatutos de Guernica y Sau, es decir, unos

doscientos millones de pesetas de asignación directa.

Antes de que comience la campaña oficial está en el ánimo de los partidos que

suscribieron el pacto de Santiago (UCD, PSOE, AP, Partido Galleguista y PCE)

promover plenos en ayuntamientos y diputaciones para apoyar el Estatuto. Sin

embargo, existen dificultades para que la campaña tenga un carácter plenamente

unitario. Parlamentarios centristas gallegos reprocharon ayer al PSOE que

intente capitalizar el éxito del resultado final. Particularmente las palabras

pronunciadas por Francisco Vázquez, secretario general de los socialistas

gallegos, en la sesión parlamentaria del miércoles cuando manifestó que se

cumplían todas las condiciones que su partido había exigido.

No obstante, los socialistas han anunciado que denunciarán en su campaña la

labor de la Junta, pero insistirán especialmente en lo que supondrá la autonomía

para Galicia. Sobre las expectativas de participación, Vázquez comentó que la

unanimidad en el si será favorable, si bien reconoció que será difícil explicar

el cambio de posturas que se ha producido.

Los centristas desean, por su parte, que las diferencias políticas entre los

partidos que suscribieron el pacto de Santiago sean relegadas para las

elecciones al Parlamento autónomo. Pío Cabanillas, ministro adjunto al

Presidente del Gobierno y presidente de la UCD orensana, declaró ayer a EL PAÍS:

«Creo que nadie intentará capitalizar la campaña

del referéndum, sería un gran error. La gente acudirá a las urnas si ve que es

un Estatuto para todos los gallegos».

Sobre el nivel de participación, que se prevé bajo, en base a los récords en

cuanto a abstención que ha batido Galicia en las últimas elecciones generales y

municipales, Cabanillas comentó: «Pienso que nuestros paisanos van a comprender

que esta es la primera de las votaciones que de verdad les afecta. Por su

prudencia temperamental no lo manifestarán con exceso, pero en la conciencia de

cada uno aflorará el convencimiento de que deben acudir a las urnas».

Rosón hacia la presidencia

Aunque la campaña del referéndum centra la atención de los políticos gallegos,

los partidos han comenzado ya a estudiar su estrategia ante las elecciones al

Parlamento autónomo, previstas para marzo o abril del año próximo. Algunos

parlamentarios se están planteando estos días la posibilidad de renunciar a su

escaño en Madrid para intentar conseguir otro en la Galicia autónoma. El

dirigente socialista Francisco Vázquez ha anunciado una decisión en este

sentido. Ayer, círculos centristas apuntaban que el ex presidente de la Junta,

Antonio Rosón, que al final de su mandato logró el respaldo de la izquierda,

sería el candidato de UCD para presidir la Junta en la etapa autonómica. Esta

opción cuenta, al parecer, con un amplio consenso.

 

< Volver