Autor: Sánchez de Dios, Javier. 
 Salvo un compromiso de UCD, que lo iguale al vasco y catalán. 
 Los socialistas gallegos mantienen su negativa al Estatuto     
 
 ABC.    12/08/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

4 / ABC

NACIONAL

Salvo un compromiso de UCD que lo ¡guale al vasco y catalán

Los socialistas gallegos mantienen su negativa al Estatuto

PONTEVEDRA (Javier Sánchez de Dios, servicio especial;. El Congreso

extraordinario del Partido Socialistas de Galicia-PSOE, reunido en Vigo durante

el pasado fin de semana, ha tomado el acuerdo de declinar cualquier propuesta

negociadora por parte de la UCD que no vaya precedida por el público compromiso

de equiparación de los niveles de competencia de los Estatutos gallego, vasco y

catalán, en la linea de la propuesta formulada por el secretario general del

Partido Socialista Obrero Español, Felipe González, a lo largo del debate de la

moción de censura en el Parlamento.

En realidad no ha habido sorpresa alguna en ese resultado. Los socialistas

gallegos dicen lo que han dicho siempre, al menos desde el momento en que se

conoció el texto de lo que aquí en tierras gallegas dio en llamarse el Estatuto

de UCD. El rechazo se fundamenta sobre todo en la disposición transitoria

tercera del texto estatutario que se refiere a posibles conflictos de

competencia otorgando la palabra definitiva al Parlamento del Estado. Y no ha

habido sorpresa, porque la postura del PSOE de Galicia está ahora mismo a

caballo entre la duda de cuál será la respuesta popular en el referéndum y cuál

también la postura del Gobierno ante las sucesivas llamadas a un compromiso

previo. Un compromiso previo por el que claman desde las fuerzas de Alianza

Popular en la derecha hasta las nacionalistas conservadoras del Partido

Galeguista, pasando también por sectores importantes del propio partido

gubernamental. Así pues, el PSOE gallego ha dicho «no», pero dejando ´a puerta

abierta a una solución de síntesis por si acaso.

ELEVADA ABSTENCIÓN

En esa línea, el nuevo Comité nacional gallego queda formado por hombres y

nombres de los dos sectores más característicos del Partido Socialista de

Galicia-PSOE, y que son: uno crítico y otro en cierto sentido llamado del

colectivo. Desde el nuevo presidente, que en realidad repite, Francisco González

Amadios, hasta el secretario general, Francisco Vázquez, y el vicesecretario,

Ceferino Díaz. Las votaciones para esa elección, para la elección del domingo,

fueron apretadas y con una característica que es absolutamente gallega: la

abstención. Así, el presidente lo es con sólo un 60 por 100 de sufragios, el

secretario general no los alcanza y el vicesecretario los rebasa por poco.

Hay que hacer obligada referencia a quienes desde Madrid vinieron no se sabe si

para vigilar, para aconsejar o simplemente para asistir: Carmen García Bloise,

Gregorio Peces-Barba y alguno más. El señor Peces-Barba afirmó, poco después de

clausurado el Congreso, que el PSOE ha de contemplar los problemas autonómicos

desde una perspectiva de partido que debe ofrecer alternativas, y después

subrayó la escasa garantía que el partido gubernamental, UCD, ofrece, mientras

esté Suárez, para la construcción de la democracia de los Estatutos.

Consecuentemente, recordó los tiempos en los que el socialismo garantizaba la

nacionalidad gallega. Era, seguramente, la concesión a un ambiente de cierta

tensión tras las decisiones de sus compañeros reunidos en Vigo.

¿NO HABRÁ DIALOGO?

Mientras los hombres del PSDG-PSOE se reafirmaban en lo dicho, es decir, en

«no», pero al Estatuto de UCD, el presidente del Gobierno proseguía sus

vacaciones dejando que se filtrase sólo una afirmación: que no habrá ningún tipo

de diálogo con otros grupos políticos para negociar esa autonomía de Galicia.

En consecuencia, e! Congreso extraordinario socialista de Vigo habría perdido el

tiempo, limitándose sólo a sostener viejas tesis. Pero hoy, y aquí, apenas hay

quien se crea que las vacaciones del señor presidente hayan tenido como

escenario las Rías Bajas únicamente para gozar del clima. Todos los pronósticos

coinciden en señalar que habrá diálogo, aunque los pronósticos se desmientan, un

diálogo que tiene dos objetivos muy claros: Alianza Popular, la mitad de cuyos

diputados los ha conseguido precisamente aquí, y el Partido Galeguista, que se

refuerza y crece ahora bajo la sombra, siquiera metafórica, de sus hermanos

peninsulares, es decir, el PNV y la catalana Convergencia.

TENSIÓN EN EL PARTIDO

PONTEVEDRA (agencias). La sesión final del Congreso resultó muy polémica y en

ella se registraron numerosas intervenciones que pusieron de manifiesto la

crisis en que se debate el PSOE gallego. En la nueva ejecutiva, en contra de

algunas previsiones, domina el sector considerado más nacionalista y que forman

miembros del colectivo que, procedente del PSG, se integró en el PSOE.

 

< Volver