Autor: Álvarez Ponza, Luis. 
 La desinformación y el escepticismo, causas de la baja participación. 
 Referéndum gallego: se abstuvo el 73,8 por 100     
 
 Diario 16.    22/12/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

La desinformación y el escepticismo, causas de la baja participación

Referéndum gallego: se abstuvo el 70 por 100

La desinformación, sobre todo en las áreas rurales, y el escepticismo fueran las

causas de que sólo alrededor del 30 por 100 de la población gallega con derecho

a voto —algo más de dos millones de personas— votara ayer en el referéndum para

el estatuto de autonomía de Galicia. Con buen tiempo

y alejado el fantasma de la lluvia «arique chova, vota», lema de la campaña, el

mayor índice de participación se registró en las ciudades de más de 20.000

habitantes, y el menor, en las aldeas. La Corana, con un 32,20 por 100, sumó en

su cuenta el récord de votos en las urnas.

Como se esperaba, la abstención recorrió los 312 municipios gallegos durante la

jornada de ayer. No estorbó el mal tiempo, antes ai contrario, las temperaturas

fueron buenas. Sin embargo, otras causas motivaron el que apenas el 30 por 100

del pueblo gallego acudiese a las urnas.

No fueron suficientes quince días de campaña, pésimamente pensada y mal llevada,

para conseguir ilusionar a das de dos millones de personas que, con la tradición

histórica tras sí, podían haberse manifestado a favor o en contra de un Estatuto

da autonomía que, desde hoy mismo, va a crear nuevas expectativas en el país,

especialmente a partir de las elecciones el Parlamento, a finales de mayo o

principios de junio.

Las razones de la abstencion, a parte de las técnicas —referidas a malas

comunicaciones y a un. censo inflado-, son de carácter moral y de carácter

político.

El voto mayoritario de abstención es el de la mayoría: silenciosa,

principalmente ubicada en. la zona rural, que no habla porque es escéptica ante

las nuevas promesas autonómicas, que llegan cuando sufren las consecuencias del

subdesarrollo, la. emigración y el abandono. Pero hay que referiría

necesariamente a algo que condicionó radicalmente los resultados del referéndum

gallego: La absoluta desinformación de la gente.

Las equivocaciones se pagan caras

Luego está la abstención política, mayoritariamente centrada en las poblaciones

de más de 20.000 balitantes, que engloba a quienes no aceptan conscientemente el

desarrollo que llevó al pacto, ni tampoco confían en los políticos que ahora

protagonizaran la vida autonómica de Galicia.

los partidos políticos tendrán que reflexionar ahora sobre las equivocaciones

cometidas durante los últimos meses. £1 consenso que fue alcanzado en

circunstancias de frivolidad liego tarde y también, paradójicamente, de forma

precipitada.

Mientras tanto, e] pueblo permaneció durante doce largas meses como mero

espectador. Una campaña de quince días, protagonizada en exclusividad por la

Xunta de Galicia en lo que se refiere a la parte institución ai, no sirvió para

ilusionar ni para informad El nacionalista independiente

Ramón" Piñeiro, una de Las personalidades históricas más conocidas y

prestigiadas, se despachó ayer a gusto tras votar a favor del Estatuto: La

campaña de la Xunta —dijo— no sólo no recabó un solo voto de los gallegos, sino

que incluso llegó a espantaro.

Sin incidentes

Sin tantas por cientos oficiales a la hora de transmitir esta crónica, el voto

negativo también podría ser relativamente alto, si tenemos en cuenta resultados

parciales. El voto nacionalista radical podría haber conseguido cerca de un 7 u

8 por 100 de las votos emitidos. Ellos y los centristas fueron quienes aportaron

un. mayor número de interventores en las 2,720 mesas electorales.

."No hubo incidentes especiales. El voto más madrugador, piénsese que era

domingo, fue el de los clérigos y religiosas. El arzobíspo Suquia afirmo al

depositar su voto que la Iglesia de Galicia está a punto para coger el ritmo de

la autonomía.

La ausencia más generalizada fue la de los jóvenes. Donde mayor desconcierto

hubo fue en las aldeas más montañosas, donde nadie conocía la existencia de mil

autobuses fletados por la Xunta para facilitar el transporte de los votantes. SI

mayor porcentaje de participación se registró en las ciudades de mas de 20.000

habitantes, especialmente en La Cortina y Pontevedra.

 

< Volver