Denegada una petición de suplicatorio a un diputado socialista. 
 El Congreso ratificó el Estatuto gallego     
 
 El País.    18/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Denegada una petición de suplicatorio a un diputado socialista

El Congreso ratificó el Estatuto gallego

Por abrumadora mayoría (301 votos a favor, tres abstenciones, pertenecientes al

Grupo Mixto, y ningún voto en contra), el Congreso de los Diputados se ratificó

sobre la validez del proyecto de Estatuto de Autonomía para Galicia, aprobado en

referéndum el pasado día 21 de diciembre de 1980. La postura de los

abstencionistas estuvo motivada, entre otras razones, por la valoración del

resultado que arrojaron las urnas en aquella convocatoria electoral.

La elevadísima abstención registrada —más del 60%— indujo a la interpretación de

que el pueblo gallego no deseaba realmente ese Estatuto de Autonomía. No

obstante, el sentir mayoritario de la Cámara fue claramente favorable a dicho

Estatuto y así lo demostraron, no sólo el resultado de la votación, sino los

prolongados aplausos registrados al final de este primer punto del orden del día

ordinario.

Momentos antes de producirse la votación intervinieron portavoces de los

distintos grupos parlamentarios para expresar su solidaridad con el pueblo

gallego. Algunos de ellos reclamaron una política autonómica clara que suscite

esperanzas. Las posicines de los diversos grupos fueron expuestas por: Marcos

Vizcaya (PNV), Juan Carlos Aguilar (PSA), Miguel Roca (Minoría Catalana), Manuel

Fraga (Coalición Democrática), Fernando Sagaseta (Grupo Mixto), Jordi Solé Tura

(Grupo Comunista), Francisco Vázquez (PSOE) y José Luis Meilán (UCD).

El comunista Solé Tura señaló que los resultados del referéndum se prestan a

variadas interpretaciones, pero subrayó que «lo importante es hacer una política

autonómica clara». El líder de. Alianza Popular, Manuel Fraga, después de citar

a Rosalía de Castro y a Manuel Machado, manifestó su esperanza de que el

Estatuto sirva para coordinar mejor las cuatro provincias y hacer oír de una

forma más poderosa su voz en el conjunto nacional.

En representación del PSOE habló el diputado coruñés Francisco Vázquez, quien

anunció de nuevo que abandonará su escaño para concurrir a las elecciones al

Parlamento gallego. El portavoz socialista afirmó que la Cámara estaba saldando

una deuda histórica «al reanudar un capítulo de la libertad interrumpido hace 45

años, cuando las trágicas circunstancias del pasado impidieron por días que el

Congreso refrendase el Estatuto gallego de 1936».

Por último, José Luis Meilán recordó que Galicia es una nacionalidad histórica,

que posee una lengua y una cultura propias. Destacó que el Estatuto debe servir

de palanca para remover Galicia en este momento difícil.

Previamente fue denegada, en sesión secreta, una petición de la comisión de

suplicatorios de querella por calumnia contra un diputado socialista por

Badajoz, que llamó sinvergüenza a un alcalde ucedista de un pueblo pacense.

A continuación se pasó al debate y la votación de un real decreto-ley de 12 de

diciembre, por el que se determina el régimen presupuestario y patrimonial de

los entes preautonómicos.

Una vez convalidado este decreto ley, el presidente de la Cámara, Landelino

Lavilla, preguntó a los grupos parlamentarios si deseaban someter a votación la

tramitación como proyecto de ley. Ante la respuesta afirmativa, fue votada esta

propuesta, con el resultado de 153 votos favorables, 148 en contra y tres

abstenciones.

Seguidamente fue ratificado un segundo decreto ley, de 16 de enero de este año,

sobre prácticas y enseñanzas sanitarias especializadas.

Por último, el decreto ley de la misma fecha por el que se transfieren a la

Junta de Canarias las competencias y funciones atribuidas a la Junta Económica

Interprovincial de Canarias y a la Junta Interprovincial de Arbitrios Insulares

y se crea un fondo transitorio interinsular fue ratificado por unanimidad.

 

< Volver