Autor: Tomás Marco, Juan José. 
   La falta de previa información, causa de los enfrentamientos     
 
 Ya.    22/02/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

La falta de previa informacion, causa de los enfrentamientos.

LOS incidentes y tensiones sufridos en la, zona gallega de As Encrobas con

motivo de Ja ocupación de fincas sometidas a expedientes de expropiación ha

puesto de actualidad la normativa vigente sobre expropiación forzosa, en este

caso en relación con la ley de Minas. Su conocimiento es fundamental para,

valorar los hechos y calificar una situacion.

Es posible-- como ha declarado el gobernador civil de La Cora, que los

labradores de As Encrobas no estuvieran suficientemente uniformados y a ello se

deba, la actitud mantenida. No es la primera vez que la ocupación de terrenos o

fincas sometidas a expropiación forzosa es causa de. lamentables incidentes y

enfrentamientos con las fuerzas del orden encargadas del cumplimiento de las

leyes. Esto pone de relieve la obligación moral que tienen las autoridades

civiles y los organismos o personas a cuyo favor se haya resuelto o acordado una

expropiación o se les haya concedido una explotación minera de realisar una

previa labor de difusión y conocimiento de los motivos d@ la explotación y

posterior expropiación, de la utilidad pública que ella comporte y de los

beneficios concretos para la comarca. Hay que convencer más que vencer a los

afectados para una normal aceptación y asimilación de la expropiación. Para ello

hay que tomar en consideración, en un diálogo humano y razonable, cuantas

alegaciones justas sean expuestas por dichos afectados, ya que es también un

deber y una estricta obligación legal pagar por las expropiaciones un precio

justo. Para su valoración han de ser estimados todos los factores que deben

determinarla, con arreglo a la ley y también según la justicia y la equidad.

YACIMIENTOS MINERALES

Pues bien, parece ser que en este caso de As Enerabas la entidad beneficiarla de

la expropiación se propone llevar a cabo el aprovechamiento de recursos

geológicos o yacimientos minerales de determinados productos clasificados en la

ley de Minas. En estos casos, la ley de Minas vigente, de 21 de julio de 1973,

regula en su titulo X la ocupación temporal y expropiación forzosa posterior de

terrenos en los que el aprovechamiento haya de ser efectuado. Quienes—personas u

organismos—realicen el aprovechamiento de tales recursos geológicos pueden

acogerse a los beneficios de la ley de Expropiación Forzosa para la ocupación de

los terrenos necesarios al emplazamiento de las labores, instalaciones y

servicios correspondientes, previa la oportuna declaración de utilidad pública,

que señalará la forma de ocupación.

El titular de un permiso de exploración o el adjudicatario de la fase

exploratoria tiene derecho a la ocupación temporal de los terrenos registrables

que sean necesarios para poder realizar las operaciones de estudio y

reconocimiento. La expropiación y su pago viene después.

El otorgamiento del permiso de investigación y el establecimiento de una zona de

reservas provisional llevan implícita la declaración de utilidad pública de

ambas circunstancias, que a su vez originan el derecho a la ocupación.

CUESTIONES SOCIALES Y HUMANAS

En cierto modo, los acontecimientos han sorprendido así a los campesinos

gallegos. Se ha dicho que las cuestiones sociales y humanas, .al margen de la

ley, serán abordadas y resueltas después. Aquí reside, a mi juicio, otro posible

error de enfoque. Esas cuestiones sociales y humanas han podido ser prevenidas y

estudiadas antes, incluso resueltas. Es preferible tomar con anticipación esta

tarea y dedicarle todo el trabajo y el tiempo necesarios, antes que dar lugar a

los enfrentamientos que, como en este caso, dejan siempre un rescoldo de

rencores, amarguras y odios, implicando en ello a unas fuerzas del orden,

beneméritas y sufridas, cuya misión más específica es la defensa de la sociedad

contra los malhechores.

LA PREVIA INFORMACIÓN

Una ves más ha faltado una previa, auténtica y veras información a los

interesados en la cuestión. Como en tantos problemas nacionales y sociales, la

información, primer paso para el diálogo y el consenso, cobra un valor

relevante. A nivel de toda empresa, la información es el primer escalón para el

logro de la convivencia y el diálogo fructífero dentro de toda comunidad. La

ignorancia de los fines y los objetivos, así como de tas realidades

condicionantes, no puede producir sino luchas y enfrentamientos, posiciones

Irreconciliables. Así ha sucedido en As Encrobas y sucede en el panorama general

empresarial español.

La lección debe ser aprendida por todos.

Juan Jose TOMAS MARCO

 

< Volver