Autor: Cavada, Antonio G.. 
   Franco felicita a las fuerzas armadas que han participado en el desfile de Barcelona  :   
 "Podéis estar satisfechos de la instrucción y preparación de los contingentes", dijo al Capitán General de Cataluña. 
 ABC.    10/05/1960.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

MADRID, MARTES 1 O DE MAY O DE 1960 EJEMPLAR 1,5 0 PESETAS

ABC

DIARIO ILUS T R A D O

DEPOSITO LEGAL • M. 13 – 1958

AÑO QUINCUAGÉSIMO-TERCERO. NUM. 16.897 8 0 PAG I N A S

FRANCO FELICITA A LAS FUERZAS ARMADAS QUE HAN PARTICIPADO EN EL DESFILE

DE BARCELONA.

«PODÉIS ESTAR SATISFECHOS DE LA INSTRUCCIÓN Y PREPARACIÓN DE LOS

CONTINGENTES", DIJO AL CAPITAL GENERAL DE CATALUÑA

Doscientos cincuenta aviones de diferentes tipos volaron sobre la capital catalana durante la gran

parada de las fuerzas de Tierra y Mar.

Barcelona 9. (De nuestro redactor por teléfono.) La visita de Franco -lleva diez días de estancia aquí-

está repleta de hechos de significación innegable. La fiesta deportiva del día 1 de mayo constituyó un acto

impresionante en el que los Sindicatos ofrecieron su adhesión rotunda, sin regateos, al Jefe del Estado.

Posteriormente, aparte de otras inauguraciones y visitas, Montjuich pasó a ser el castillo de Barcelona.

Ayer, domingo, culminó la semana en la gran parada militar. El pueblo barcelonés en masa, en una

mañana resplandeciente de luz, color y alegría, se agolpó en tribunas, zonas acotadas, balcones y terrazas

y, en definitiva, a todo lo largo de las grandes avenidas para presenciar el desfile de un Ejército

disciplinado y marcial; el glorioso Ejército español, que supo ganar la victoria y que constituye el más

firme pilar de la paz. Un poderoso Ejército que hizo vibrar de emoción a los millares de catalanes en un

espectáculo gozoso y lleno también de alta sigificación. El pueblo catalán ha comprobado hasta dónde

llega la modernidad de nuestras Fuerzas Armadas, su eficacia, su entusiasmo y al propio tiempo,

aprovechó la circunstancia para, con sus aplausos y vítores más encendidos, demostrar a Franco,

igualmente que lo hicieran ocho días atrás los productores, su adhesión por ser el auténtico forjador de

estas magníficas unidades de mar, tierra y aire, adecuadas al momento presente.

Así, pues, el homenaje al Ejército resultó de una magnitud incomparable, y, al mismo tiempo, Franco

recogió el premio de la gratitud de cuantos saben lo que vale sentirse respaldados sólidamente contra

cualquier contingencia, por lo cual no le regatearon sus aplausos entusiastas y sus demostraciones de

afecto y simpatía.

Fundidos en un abrazo de emoción, Patria pueblo y Ejército convivieron horas inolvidables y ofrendaron

al Generalísimo el testimonio de esa unidad cada vez más necesaria en las actuales horas que corre el

mundo. Cuando momentos después ofrecía una recepción en el Palacio de Pedralbes a los generales, jefes

y oficiales que habían participado en el Desfile de la Victoria, el Caudillo no ocultaba la satisfacción que

le producía haber comprobado el grado de instrucción y disciplina demostrados por las fuerzas que ante él

y el pueblo barcelonés desfilaron brillantemente, y así se lo hizo saber al felicitar efusivamente al capitán

general de la Región, D. Pablo Martín Alonso. Y en su discurso ante todos los reunidos reiteró esa alegría

e hizo unas consideraciones muy atinadas acerca de la situación internacional y de los distintos aspectos

económico, político y científico de las guerras para afirmar que España tiene asegurada esa economía, esa

política y esa ciencia y avanza por firmes caminos.

LA JORNADA DEL LUNES

Esta mañana, Franco visitó los Hogares Ana Gironella de Mundet, es decir, la nueva Casa Provincial de

Caridad, construida por la Diputación para sustituir a la existente. Se han invertido en la institución, que

es una de las mejores del mundo, enclavada en las faldas del Tibidabo, 206 millones de pesetas, de los

cuales 40 han sido aportados por el matrimonio, Mundet - Gironella. Franco inauguró en octubre de 1957

las primeras dependencias, y hoy ha visto completamente terminadas las obras. En el pabellón de

enseñanzas del hogar le mostraron el menú del día confeccionado por las propias niñas, con las que

conversó largo rato afablemente. Luego recorrió los distintos pabellones y quedó complacidísimo de esta

obra. Le acompañaban su esposa, doña Carmen Polo de Franco; el ministro de la Gobernación, D. Camilo

Alonso Vega, y las autoridades barcelonesas. Los habitantes de los alrededores acogieron su presencia

con muestras inequívocas de respeto y simpatía.

Por la tarde, antes de embarcar para Baleares, ha realizado otra visita, igualmente interesante, a la

Maternidad, en la Vía Diagonal. Incansable, no deja de aprovechar todas las oportunidades para conocer

cuanto de bueno hay y se hace en esta hermosa ciudad mediterránea.-Antonio G. CAVADA.

 

< Volver