El Caudillo y su esposa visitaron ayer el Monasterio de Montserrat  :   
 Les dio la bienvenida, en nombre de la comunidad, el abad mitrado, don Aurelio María Escarré. 
 ABC.    15/05/1960.  Página: 79-80. Páginas: 2. Párrafos: 29. 

MADRID, DOMINGO 15 DE MAYO DE 1960 EJEMPLAR DOS PESETAS

ABC

DEPOSITO LEGAL M. 13 – 1958

DIARIO ILUSTRADO AÑO QUINCUAGÉSIMO. TERCERO. NUM. 16.902 128 PAGINAS

EL CAUDILLO Y SU ESPOSA VISITARON AYER EL MONASTERIO DE MONTSERRAT

LES DIO LA BIENVENIDA, EN NOMBRE DE LA COMUNIDAD, EL ABAD MITRADO, DON

AURELIO MARÍA ESCARRE

EN EL PUEBLO DE OLESA PRESENCIARON LA REPRESENTACIÓN DEL

DRAMA SACRO "LA PASSIO"

Monasterio de Nuestra Señora de Montserrat 14. El Jefe del Estado, acompañado de su esposa, ha

visitado esta tarde este Real Monasterio. A las cinco menos cuarto fueron recibidos en la Plaza Mayor

Principal, por el ministro de la Gobernación) teniente general D. Camilo Alonso Vega y los componentes

del Patronato Oficial de la Montaña de Montserrat. También se hallaba allí el capitán general de Cataluña,

teniente general don Pablo Martín Alonso y señora; jefe de la. Región Aérea, Pirenaica, teniente general

Lacalle; gobernadores militar y civil, con sus esposas; presidente de la Diputación y señora; jefe del

Sector Naval de Cataluña; jefe Superior de Policía y otras personalidades y representaciones. Asimismo

se congregó la Comunidad benedictina del monasterio con el abad mitrado, D. Aurelio María Escarré, y

el obispo de Libau, monseñor Urbss, para dar la bienvenida a Sus Excelencias.

Numerosísimos peregrinos que se hallaban en la Santa Montaña dedicaron un cariñosísimo recibimiento

al Caudillo y a su esposa, con aplausos y patrióticos y continuados vítores a España y a Franco. Las

campanas de la basílica repicaron coincidiendo con la llegada del Caudillo. Todas las plazas del

monasterio aparecían adornadas con profusión de banderas nacionales y en las fachadas de la Abadía y de

los demás edificios lucían valiosos reposteros.

Tras ser saludados por las autoridades que les aguardaban, Sus Excelencias penetraron en la basílica,

dirigiéndose al presbiterio. Acto seguido, la Capilla Polifónica interpretó la salve de Vitoria, a ocho

voces. A continuación Sus Excelencias subieron al camarín para venerar a la Virgen Morena y luego, en

la sacristía abacial, visitaron una exposición de cálices y otros objetos litúrgicos.

En la Sala Capitular, donde se congregaba toda la Comunidad benedictina, el abad de Montserrat, D.

Aurelio María Escarré, saludó al Caudillo en su nombre y en el de la Comunidad, agradeciéndole el honor

que nuevamente les dispensaba al subir una vez más a venerar a Nuestra Señora de Montserrat, Patrona

de Cataluña. Le ofreció sus oraciones, expresándole su gratitud por la labor tan eficaz del Patronato de

Nuestra Señora de Montserrat que, instituido por el alto interés y devoción de Su Excelencia, y presidido

por el ministro de la Gobernación y el presidente de la Diputación de Barcelona, va cumpliendo

eficientemente la misión que se le señalara. Terminó pidiéndole que aceptara la hospitalidad que

humildemente le ofrecían.

Palabras del Jefe del Estado

«LA IGLESIA DE CRISTO SUFRE EL MARTIRIO DEL SILENCIO"

El Caudillo contestó a las palabras del abad en los siguientes términos:

"Señor abad, Comunidad de Montserrat; Agradezco mucho las palabras de bienvenida del señor abad y

las oraciones de ésta Basílica por el bien de España. Vivimos tiempos difíciles de la vida del mundo; se

ciernen sobre él amenazas efectivas. La Iglesia de Cristo sufre en muchos países de Europa y del mundo

el martirio del silencio. Eso es trascendente para la vida de los pueblos. La unidad, la fortaleza de los

pueblos, la espiritualidad, la justicia social, el bienestar y el contento publicó son un refuerzo evidente

para resistir a todo lo que pueda venir y, sobre todo, los embates del materialismo que el mundo sufre.

Por todo ello yo agradezco de todo corazón vuestras oraciones y la colaboración que nos prestáis para la

fortaleza de esta Nación y para que se vea siempre libre de todos los peligros pasados. Muchas gracias."

Al terminar su visita a la Abadía, Sus Excelencias fueron obsequiados por el abad, padre Escarré, con una

preciosa talla de la Virgen Morena y ejemplares de las obras editadas en el Monasterio. El Caudillo y su

esposa firmaron en el libro de honor.

Ha sido ésta la séptima visita realizada a Montserrat por el Caudillo desde la liberación de la provincia de

Barcelona.

Sus Excelencias fueron despedidos por el abad y la Comunidad, mientras las campanas del Monasterio

repicaban solemnemente.

Poco después, el Caudillo y su esposa emprendieron viaje para Olesa de Montserrat, acompañados de su

séquito --- Cifra

EN OLESA DE MONTSERRAT

Olesa de Montserrat 14. El Jefe del Estado llegó a esta ciudad a las siete menos cuarto de la tarde

procedente del Real Monasterio de Montserrat. Le acompañaban su esposa y personalidades de su

séquito, así como las primeras autoridades barcelonesas. El pueblo olesano en su totalidad dispensó al

Caudillo un grandioso recibimiento. Desde la entrada a la villa y durante todo el trayecto hasta el teatro de

la Pasión se sucedían los arcos de triunfo con expresivas salutaciones al Generalísimo. Balcones y

ventanas lucían colgaduras, y reposteros y por doquier ondeaba la enseña nacional. El vecindario se

apiñaba en las calles del itinerario y cubría aceras y bocacalles, llenando también azoteas y balcones.

A la entrada de la localidad figuraba un monumental arco de triunfo la siguiente inscripción: "Invicto

Caudillo, Olesa siempre contigo". Las pancartas de este tenor abundaban a lo largo del recorrido. El paso

de Su Excelencia levantó delirantes aplausos y vítores patrióticos, oyéndose en forma ininterrumpida el

triple grito de "¡ Franco !, ¡ Franco !, ¡ Franco !".

Al rendir viaje Sus Excelencias frente al coliseo donde se interpretó el drama sacro "La Passio", la banda

municipal de Tarrasa ejecutó el himno nacional, tributándose al Caudillo un apoteósico recibimiento por

parte de la multitud congregada en aquel sector.

Al descender del automóvil el Caudillo fue cumplimentado por el Ayuntamiento de Ole sa en

corporación, con su alcalde, D. Argimiro Matas, que expresó a Sus Excelencias la emocionada gratitud de

la villa por el honor que le dispensaba con su visita. La señora del alcalde ofreció un precioso ramillete de

flores a la esposa del Caudillo. En la recepción se hallaban también presentes, además ,de las autoridades

y jerarquías locales, el arzobispo obispo de Barcelona, doctor Modrego; el Patronato de "La Passio" con

su presidente, D. Juan Dalmases; el consejero regional, Sr. Amat; el primer teniente de alcaide del

Ayuntamiento de Barcelona, Sr. Coll; el rector de la Universidad, presidente de la Audiencia Territorial,

jefe del Sector Aéreo, alcalde de Tarrasa y otras autoridades.

Terminados los saludos de rigor, Sus Excelencias penetraron en el coliseo y pasaron al anfiteatro, donde

ocuparon el palco de honor. En seguida se inició la representación de los más destacados cuadros del

drama bíblico, qué desde principios del siglo XVI se interpreta todos los años en Olesa.

A las ocho y media de la noche finalizó la representación del drama, y el Jefe del Estado y su esposa

abandonaron el coliseo. En el vestíbulo fueron despedidos por las autoridades locales, renovando el

alcalde al Caudillo la gratitud de la villa. A la salida de la localidad el vecindario tributó al Jefe del Estado

y su esposa una emotiva despedida con vítores y aplausos, por calles y plazas hasta la carretera, donde la

comitiva emprendió el regreso a Barcelona.—Cifra.

Regresa a Barcelona la esposa del Generalísimo

Barcelona 14. La esposa del Jefe del Estado, doña Carinen Polo de Franco, llegó esta mañana a Barcelona

por vía aérea, procedente de Palma de Mallorca.

En el aeropuerto, la ilustre dama era esperada por el ministro de la Gobernación, don. Camilo Alonso

Vega; segundo jefe de la Casa Civil, señor Fuertes de Villavicencio; gobernador civil y señora de Acedo

Colunga; general Lacalle: alcalde de la ciudad y señora de Porcioles y otras personalidades.

La esposa del Generalísimo recibió varios ramos de flores y luego se dirigió en automóvil al Palacio de

Pedralbes.Cifra.

Visita del Sr. Rubio a Villanueva y Geltrú

Villanueva y Geltrú 14. Ha estado en esta población el ministro de Educación Nacional, D. Jesús Rubio y

GarcíaMina. Visitó diversas instituciones culturales y la nueva Escuela de Peritos Industriales y de

Maestría Industrial. Le acompañaban el director general de Bellas Artes, el de Enseñanzas Técnicas y el

secretario general técnico del Ministerio.

En el Ayuntamiento fueron recibidos por el alcalde y el vicepresidente de la Diputación provincial y

corporación municipal en pleno que cumplimentaron al ministro. Don Jesús Rubio y acompañantes

visitaron la "Casa Papiol", antigua mansión señorial, adquirida recientemente por la Diputación provincial

y que va a ser dedicada a Museo Romántico.

Después se trasladaron al Castillo de Geltrú, convertido en Museo pictórico, que guarda preciosas obras

de arte, entre ellas "La Anunciación", de El Greco, y la Biblioteca Museo Balaguer.

Finalizado el recorrido por estos Centros, el ministro y acompañantes efectuaron una visita a la nueva

Escuela de Peritos Industriales, edificio de moderna construcción, que alberga, además, a la Escuela de

Maestría Industrial. El ministro fue cumplimentado por el director de la Escuela que le presentó a los

profesores. La Tuna universitaria interpretó unas marchas de bienvenida. Terminada la visita fue ofrecida,

al ministro una copa de vino por el claustro.

Durante su estancia en Villanueva y Geltrú, D. Jesús Rubio sostuvo un cambio de impresiones con el

alcalde de la ciudad en relación con problemas docentes que afectan a la población.—Cifra.

 

< Volver