Autor: Quesada, Francisco. 
   El Jefe del Estado visita la zona industrial de Córdoba y recorre las nuevas barriadas  :   
 En la Diputación le fue impuesta la medalla de oro en la provincia. 
 ABC.    06/05/1961.  Página: 31-33. Páginas: 3. Párrafos: 30. 

MAdrid, SABADO 6 DE MAYO DE 1961 EJEMPLAR 1 ; 5 O PESETAS

ABC

DEPOSITO LEGAL M. 13 1958

EL JEFE DEL ESTADO VISITA LA ZONA INDUSTRIAL DE CORDOBA Y RECORRE LAS

NUEVAS BARRIADAS

TAMBIÉN INAUGURO UN SANATORIO ANTITUBERCULOSO CONSTRUIDO EN LA SIERRA

EN LA DIPUTACION LE FUE IMPUESTA LA MEDALLA DE ORO DE LA PROVINCIA

En la Diputación Provincial de Córdoba, pronunció el Jefe del Estado el siguiente discurso:

"Ante todo, mi gratitud a la provincia de Córdoba y a esta Corporación provincial que en su nombre me

ha honrado con la Medalla de Oro de la Provincia, hermoso galardón para mis merecimientos.

La Diputación de esta provincia constituye un modelo por la identificación y manera de cumplir nuestras

consignas, que acabamos de comprobar en ese salón donde se exponen los proyectos y gráficos de las

obras realizadas en los pueblos de su .jurisdicción, y que nos demuestran cuál ha sido su inquietud por la

asistencia de los pueblos y su decisión para resolverles los problemas más acuciantes.

Una España tan compartimentada y singular en cada una de sus partes exige la rueda intermedia de una

administración provincial atenta a los problemas característicos de cada comarca que se, presentan en la

vida de la nación. Las corporaciones provinciales que nos antecedieron, carentes de medios, se tenían que

contentar con atender malamente a los problemas de. la beneficencia y de los caminos dependientes de

ella, sin poder atender en la gran mayoría de los casos a otra serie de servirlos y necesidades por falta

absoluta de dotación. Era indispensable dotar a las Diputaciones para que los pueblos no muriesen de

miseria, y de abandono. Y esto que pasaba con las Diputaciones sucedía en todas, las actividades de

la.nación. Por ejlo, si queríamos que nuestra, revolución no fracasase, teníamos que forjar los

instrumentos, y uno de los instrumentos más eficientes para esta obra era el de dar vida a la Diputación

provincial.

Porque España no se compone, como parecían creer en las décadas que nos precedieron, solamente de

cincuenta capitales. España se compone realmente de decenas de miles de pueblos ansiosos de poder

resolver sus problemas y sus necesidades. Y si es cierto que para acometer esos problemas es necesario

un clima que exista y tome estado de preocupación, también lo es el que haya órganos capaces de

enfrentarse con ellos, unas veces con la cooperación o ayuda del Estado y otras con sus propios medios.

Ésta es una de las características de nuestra Revolución Nacional: despertar el civismo y la fe en las

provincias, que si ss hacía urgente e indispensable hace veintidós años, hoy es más necesario que ayer

porque los peligros que al mundo amenazan son más acuciantes. Tenemos aue demostrar que nuestro,

sistema político, conjugando los valores espirituales ccn los nacionales y los sociales, resuelve los

problemas con más eficiencia que ningún otro régimen pudiera legrar.

La realización de los anhelos sociales y de los bienes materiales no está en pugna con los espirituales y

nacionales, como vengo repitiendo estos días; antes al contrario, en el cultivo de los valores espirituales

tenemos la garantía más firme de que se realizará lo temporal, dentro del servicio y la grandeza de la

nación. Deberes hacia Dios, deberes hacia nuestros hermanos, deberes hacia la Patria, forjada alcorrer de

los siglos en la vida de convivencia entre los pueblos, en las duras luchas contra los invasores, en nuestras

gloriosas proyecciones al exterior, que han creado nuestra personalidad nacional con nuestra fe, nuestro

idioma y nuestras costumbres, que han formado nuestro concepto de familia con todo lo que representa la

vida española, que tiene una unidad espiritual indispensable y básica que podría ser destruida si

permitimos se arruinen las bases sobre las que está asentada.

Al recorrer vuestra, provincia, al pasar por los pueblos de toda Andalucía y escuchar esas olas de

verdadero entusiasmo, las agradecía de corazón, pero pensaba: "¿A cuánto nos obliga?" Mas no sólo a mí,

personalmente, que mi voluntad es firme; nos obliga a todos, a todas las autoridades y clases sociales.

Esta mañana, al recorrer las fábricas, veía con satisfacción en camino una honda preocupación mía, la de

las relaciones humanas dentro de las empresas, el que tengan un sentido social y humano; lo apreciaba en

la inquietud que me mostraban los empresarios y lo leía en la cara de los hombres que trabajaban.

Yo deseo que esta misma comprensión se refleje también en el campo, en las empresas agrarias, en todas

fuestras actividades, porque la única garantía para luchar con éxito contra el comunismo es que los

hombres estén convencidos de que nuestro Régimen es más social y más humano, mucho mejor que

cualquier locura; que puedan ofrecerle. (Grandes aplausos.)

Quiero aprovechar esta ocasión para agradeceros vuestra valiosa cooperación y la de todos los que en los

Ayuntamientos, en las provincias, en todos los órdenes de la administración, ponen su celo y su in

terés en hacer esta España más grande y. más humana.

¡Arriba España!" (Grandes y muy prolongados aplausos.)

Visitas e inauguraciones

Córdoba 5. (De nuestro corresponsal,por teléfono.) A las nueve de la mañana, el Caudillo, acompañado

del ministro de Industria, director general y subdirector de dicho Departamento, salió de su residencia, la

casapalació del marqués de Viana. :E1 público que, con anterioridad, aguardaba, la salida se estacionó en

la plaza y calles adyacentes, patentizando al Jefe del Estado, una vez más, su adhesión, traducida en

vítores y aplausos. Inmediatamente se trasladaron a la Electro Mecánicas, en cuya avenida de acceso a las

fábricas; engalanada con banderas y gallardetes, el vecindario del barrio obrero, le tributó una

cariñosísima acogida. Fue recibido por el ingenierodirector de las factorías D. Luis Adarraga Diez;

subdirectores técnico y administrativo; consejeros y alto personal de la industria. El Caudillo y sus

acompañantes recorrieron las naves y talleres de´ las factorías, donde se refina casi todo el cobre bruto

producido por la minería nacional y el que se importa del extranjero para los mismos fines. Desde la

"Secem", se trasladó a la contigua "Cenemesa" con un historial de treinta años de ininterrumpida

actividad, que en 1955 puso en marcha la nueva fábrica de transformadores, y en 1960, la de aparellaje,

dotadas de elementos fabriles para atender a las crecientes necesidades del mercado español y extranjero.

Con el ingenierodirector D. Cristóbal Sánchez Mayendía, le aguardaban el presidente del Consejo de

Administración, D. Alfonso Churruca y el consejero delegado don Francisco Benjumea, con quienes

recorrió las instalaciones." Al abandonar esta zona industrial, recibió de nuevo la adhesión del vecindario

de la barriada.

EN EL POLIGONO DE LA ZONA SUR

Desde aquí Su Excelencia, acompañado del ministro de la Vivienda, se trasladó al Polígono de Viviendas

de la zona sur. de la ciudad, en la que se le mostró una Exposición urbanística, tanto de las construidas

por la Obra Social de Huertos Familiares como por la Falange, Diputación y Municipio.

El Caudillo y sus acompañantes hicieron un recorrido por el barrio donde apreció grupos de viviendas ya

habitadas. A continuación hizo entrega a los beneficiarios del grupo de casas de "San Rafael" de los

títulos correspondientes.

El gobernador civil, Sr. Matéu de Ros, pronunció unas palabras para decir que por los planos que le había

mostrado el alcalde había tenido ocasión de conocer el esfuerzo que las autoridades de Córdoba, con la

colaboración de la iniciativa privada y del Ministerio de la Vivienda y la protección de Su Excelencia,

han realizado para aliviar en lo posible el problema de la vivienda. Agregó que prometía, en una próxima

visita del Caudillo, que este problema podría verse totalmente solucionado. Terminó exponiendo la

aspiración de Córdoba: de gozar de un más amplio desarrollo económico y social y un más alto nivel

cultural. Finalmente, reiteró al Caudillo la adhesión del pueblo cordobés; puesta de manifiesto en el

recibimiento dispensado a Su Excelencia por este pueblo "qué tiene fama —dijo—de ser parco en sus

manifestaciones de entusiasmo".

Seguidamente, el delegado provincial de Sindicatos se adelantó hacia los micrófonos para manifestar que

el Jefe del Estado iba a hacer entrega simbólica de títulos a los beneficiarios de las viviendas construidas

por la Obra Sindical del Hogar.

Efectuada dicha entrega, el Caudillo abandonó la tribuna y, a los acordes del Himno Nacional,

interpretado por la Banda Municipal, subió al automóvil acompañado por el alcalde, siendo despedido

con idénticas muestras de entusiasmo que a su llegada por el vecindario.

A su paso por el Puente Nuevo, sobre el río Guadalquivir, Su Excelencia descendió del coche para

conocer las obras de defensa y encauzamiento del rio a su paso por Córdoba. Los técnicos de la

Confederación Hidrográfica expresaron al Caudillo el desarrollo de la obra expresada.

EL NUEVO SANATORIO ANTITUBERCULOSO

Seguidamente, por la Carretera, del Brillante, el Jefe del Estado se trasladó al lugar conocido por "Los

Morales", en plena sierra. En su visita iba acompañado por el ministro de la Gobernación, director general

de Sanidad, jefe provincial de Sanidad y autoridades cordobesas. El prelado de la diócesis procedió a la

bendición del sanatorio erigido en dicho lugar que inició su funcionamiento el I de diciembre pasado.

A su regreso de "Los Morales" se detuvo en "Villa Azul", donde están las nuevas instalaciones de la

estación de filtraje y depuración de las aguas que abastecen a la ciudad, con capacidad para 700 litros, por

segundo ; en las obras se han invertido, hasta ahora, 109.118.142 pesetas, de las cuales aportó el Estado el

50 por l00. El Caudillo elogio tari magna obra, la mayor realización del Municipio.

" VISITA A LA UNIVERSIDAD LABORAL

Acompañado del ministro de Trabajo, Su Excelencia recorrió más tarde las instalaciones de la

Universidad Laboral "Onésimo Redondo", que cuenta actualmente con 1.370 alumnos en total, de los

cuales 1.225 son internos, 125 medio pensionistas y 20 externos, cuyas enseñanzas son impartidas por 99

profesores, de los cuales la mitad son religiosos. El Caudillo hizo grandes elogios de las instalaciones de

este gran centro docente, especialmente de los talleres, donde los alumnos reciben enseñanzas técnicas.

El rector, fray Cándido Aniz Iriarte, dominico, mostró al Generalísimo estadísticas y resultados prácticos

de la enseñanza.

Después, acompañado del ministro de Agricultura y otras personalidades, Su Excelencia giró visita a la

zona de repoblación forestal en los términos de Posadas y Villaviciosa, donde el ingeniero director, don

Adolfo Jiménez Castellanos, explico al Caudillo el alcance de esta repoblación; que comprende, entre

éstas y otras zonas, 80 millones de árboles, con un resultado práctico extraordinario. Se han invertido en

repoblaciones y trabajos complementarios un importe que rebasa los 175 "millones de pesetas. De esta

cantidad, la mayoría se ha invertido en jornales, ya que la población obrera, en muchos momentos del

año, se eleva a 2.000 trabajadores, pagándose anualmente unos 300.000 salarios.

IMPOSICION DE LA MEDALLA DE LA PROVINCIA

EL presidente de la Diputación Provincial, D. Rafael Cabello de Alba, ha impuesto al Caudillo la medalla

de la provincia. Este galardón tiene un significado muy importante porque representa el agradecimiento

común de los pueblos cordobeses hacia el jefe del Estado por su protección y nueva orientación dada a las

Diputaciones en 1952.

La Diputación de Córdoba ha cumplido fielmente las consignas del Jefe del Estado. Ello queda

demostrado con hechos consumados ante los gráficos, estadísticas y fotografías, que el Generalísimo ha

visto en la salaexposición del Palacio Provincial.

PALABRAS DEL PRESIDENTE; DE LA DIPUTACIÓN

Las obras ejecutadas, y en marcha y los proyectos en vías de ejecución han sido, mostrados al

Generalísimo como prueba evidente de una labor constante y eficaz, sin otras miras qué las del

engrandecimiento y progreso de los pueblos de la provincia. Entre ellas figuran las 4.960 hectáreas de

repoblación forestal en las respectivas zonas, a la cual la Diputación contribuyó con el Consorcio con

siete millones setecientas mil pesetas. Tiene invertido en el Plan de Cooperación, desde el año 1954,

sesenta y cuatro millones de pesetas, más sesenta millones de presupuesto extraordinario, que ya están

invirtiéndose. Igualmente en tres años se han construido en la provincia seiscientas escuelas, apart: la

inversión de dos millones de pesetas para casas de médicos, trece de aportación para la Universidad

Laboral y otros para la Obra Social de Falange y aeropuerto, además de las cantidades invertidas en la

asistencia benéfica e instalación de colonias de montaña y marítima.

El presidente de la Corporación, al imponer la primera medalla de la provincia al Jefe del Estado, dijo,

entre otras cosas: "Al culminar vuestra estancia andariega, después de haber honrado al pueblo cordobés,

venís «hoy para honrar también con vuestra presencia a la Corporación que lo representa. A fuer de

hidalgos cordobeses y agradecidos, no podemos recibiros aquí con las manos vacías. Por eso yo os

ofrezto en primer lugar la adhesión inquebrantable de la Corporación que presido. Yo os ofrezco también

la huella precisa de una política provincial y de una tarea constructiva Conscientes, del honor que nos

dispensáis al aceptar sobre vuestro pecho la primera medalla de la provincia, no hemos querido que

vuestra visita quede sólo como el recuerdo brillante de una sesión solemnísima. Hemos querido

corresponderos mostrándonos dignos de vuestra confianza. Eso tan sólo es lo que, pretendimos al

mostraros hace un momento el panorama esquemático de nuestrostrabajos, logros y sueños." Francisco

QUESADA.

 

< Volver