Autor: Fernández, Julio. 
 Cien mil jornaleros andaluces, en paro. Según el partido del Gobierno. 
 La solución a los problemas del paro agrícola está fuera del propio campo     
 
 El País.    08/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La solución a los problemas del paro agrícola está fuera del propio campo

«La solución a los problemas del paro en el campo no están en la agricultura exclusivamente, sino en el

marco de la economía nacional y sobre la base de buscar nuevos mercados para los productos agrícolas,

ya que la falta de mercado impide el pleno rendimiento de la producción agraria de Andalucía, cuyas

condiciones naturales la convierten en la California europea», asegura el diputado ucedista por Sevilla,

Jaime García Añoveros.

En su opinión, cómo miembro del partido del Gobierno, y mientras que la subvención del paro se ha de

mantener aunque con una más correcta administración, es necesario afrontar la mecanización del campo

—lo que habrá de incrementar aún más los índices de paro, especialmente entre los eventuales cuyo

trabajo en el futuro debería ser desarrollado por la imigración de países menos desarrollados que el

nuestro—, al tiempo que se relanza la industrialización de la región andaluza, para acoger la mano de

obra que siempre habrá de sobrar en el campo.

Para el gobernador civil de Sevilla, también miembro del partido gubernamental, lo fundamental es la

elaboración de un censo exacto de parados y el control del dinero que se destina en la actualidad para el

empleo comunitario.«Después, hay que cambiar las estructuras. Qué duda cabe que la reforma agraria, o

como se le quiera llamar, la tenemos que hacer. Hay que poner la empresa agraria al día. Aquí todavía los

sindicatos se oponen a la mecanización del campo y, en estas condiciones, quién impone al empresariado

que explote adecuadamente sus tierras.»

Tanto el diputado ucedista, como exponente de la política del partido mayoritario actualmente en el país,

como el gobernador civil de Sevilla, como ejecutor de esa misma política emanada desde Madrid,

coinciden en señalar que «en estos momentos existe una gran conciencia en el Gobierno de que el

problema del paro es el más grande y que dentro de él, el sector agrario es el más afectado».

La Oposición ofrece alternativas

La solución al paro para el SOC, sin embargo, supone una serie de actuaciones concretas que se pueden

resumir en un plan de inversiones que permita el acercamiento de los pueblos a las ciudades; ley forzosa

de laboreo; entrega a los jornaleros en paro de las tierras abandonadas o mal cultivadas; que la cotización

a la Seguridad Social durante el paro corra a cargo del Estado; creación de fondos para el paro en todas

las épocas de desempleo y la constitución de una comisión mixta de la Administración y trabajadores del

campo para llevar a la práctica los puntos anteriores.

El Partido Comunista, y consecuentemente las CCOO, insisten en la aplicación del pacto de la Moncloa

en lo relativo al campo, por entender que el contenido de este se ajusta en gran medida a numerosos

aspectos del programa agrario del partido. Algunos de estos aspectos son la ley de reforma y desarrollo

agrario previsto en el citado pacto y la democratización de las cooperativas, «actualmente en poder de los

terratenientes».

La alternativa del PSOE al paro en general, y concretamente al que registra el sector agrícola, está

contenida, en una primera etapa, en el proyecto de ley presentado recientemente a las Cortes y cuyo coste

supondría la inversión de unos 15.000 millones de pesetas. A plazo medio y largo, la solución socialista

supone la modificiación de las actuales estructuras agrarias, mediante la planificación de cultivos,

integración de la producción a escala regional, industrialización del campo y reconversión del medio

ambiente rural. Mientras tanto, junto con la subvención del desempleo y la equiparación del régimen

agrario al régimen general de la Seguridad Social, el PSOE propone la potenciación de las obras públicas,

como medio de absorber parte del paro que actualmente registra el campo. Con independencia de los

planes reivindicativos de los distintos partidos en cuanto a buscar soluciones al paro en el campo, el

Gobierno ha decidido que varios de sus ministros, fundamentalmente los económicos, viajen

próximamente a Andalucía para conocer de cerca el auténtico alcance del problema.

Estas visitas fueron anunciadas ayer mismo y aún no se ha ultimado el programa de las mismas, aunque

se piensa que los miembros del Gabinete que podrían viajar a la región andaluza fueran los titulares de

Obras Públicas, Agricultura, Transportes, Trabajo e Industria.

 

< Volver