Motivado por los problemas de la leche y las negociaciones de precios. 
 Los conflictos y manifestaciones agrarias comienzan a extenderse en varias regiones     
 
 El País.    10/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Motivado por los problemas de la leche y las negociaciones de precios.

Los conflictos y manifestaciones agrarias comienzan a extenderse en varias regiones

Cuando las negociaciones sobre precios agrarios se encuentran en su apogeo, éstas pueden verse afectadas

por el conflicto de la leche, surgido en la casi totalidad de la cornisa cantábrica en demanda de unos

precios rentables que superan en todos los casos los presentados por las organizaciones agrarias

representadas en las negociaciones con el Ministerio de Agricultura.

A esto hay que añadir las numerosas manifestaciones agrarias y concentraciones de tractores que se

produjeron ayer en las regiones catalana y aragonesa en apoyo de las negociaciones que sobre precios se

están produciendo en la actualidad.

Discrepancias entre los ganaderos gallegos

El sector lácteo gallego registra, desde el martes pasado, una de sus más agitadas situaciones. Según

cálculos de la central sindical Comisiones Labregas, promotora de la huelga, el paro es casi total en las

provincias de La Coruña y Lugo, según informa nuestro corresponsal en Santiago de Compostela,

Perfecto Conde.

Según los promotores del conflicto, ahora mismo es mayoría el número de campesinos que se niegan a

vender su leche mientras no obtengan garantías de que van a ser atendidas sus reivindicaciones, que se

están negociando en Madrid a través del FORPPA. Tratan de conseguir un precio mínimo inmediato de

21,50 pesetas-litro, que se convierta en veintitrés pesetas al cabo de seis meses. Los labradores piden que

las centrales lecheras contraten con ellos la venta del producto, comprometiéndose a revisar los precios

semestralmente.

Por su parte, las sociedades agrarias que se muestran en contra de la huelga se declaran contra la

movilización, afirmando que no se trata de una verdadera huelga y que no fue decidida por los ganaderos.

Esta central afirma que son los propios labradores los que están luchando contra los piquetes de

Comisiones Labregas para garantizar la entrega de la leche a los camiones que la recogen.

Guipúzcoa y Vizcaya, sin leche

A partir de hoy y hasta el próximo martes no se podrá adquirir leche en Guipúzcoa y Vizcaya debido al

retraso del Gobierno en admitir las reivindicaciones de los ganaderos, que han decidido no suministrar

productos lácteos durante cuatro días en petición de un aumento en el beneficio de la venta del litro de

leche que vendría a suponer 21,50 pesetas-litro en la temporada primavera-verano y veintitrés pesetas

para el otoño-invierno, según informa nuestro corresponsal Antonio González.

Manifestaciones en apoyo de las negociaciones de precios

En apoyo de estas negociaciones se están produciendo masivas manifestaciones de agricultores y

tractores, especialmente en la región catalana y aragonesa. En Lérida es donde la situación resulta más

conflictiva, hasta el punto de que la Unió de Pagesos iniciará hoy las actividades tendentes a conseguir la

paralización de los mercados de Lérida por tiempo indefinido, según nuestro

corresponsal en Lérida, Taxo Benet.

Durante el día de ayer, segundo de la huelga convocada por UP, el número de tractores participantes en

Lérida oscilaba entre 6.000 y 7.000.

Por otra parte, la Unió de Pagesos ha abandonado definitivamente las negociaciones que, junto a la

Coordinadora de Organizaciones Campesinas, mantenía con la Administración. Cuatro dirigentes de este

sindicato se trasladaron ayer a Madrid con la doble intención de extender la huelga a otros puntos de

España y tratar de entablar negociones directas con el Gobierno.

Comercio suspende las importaciones de vino

Los agricultores aragoneses acudieron ayer a la convocatoria hecha por la Unión de Agricultores y

ganaderos de Aragón (UAGA) en forma masiva. Millares de campesinos y tractores aparecieron

concentrados en las carreteras de toda la región aragonesa en actitud de huelga y de protesta por la

política agraria llevada a cabo por la Administración, según el corresponsal en Zaragoza, José Luis Costa.

A la concentración campesina de Cariñena, que ha venido repitiéndose a lo largo de toda la semana, hay

que añadir otras muchas en distintas localidades de las tres provincias aragonesas.

El Ministerio de Comercio, ante la oposición de los agricultores a que continúen las importaciones de

vino, decidió ayer no permitir nuevas importaciones hasta que no se solucionen definitivamente las

compras de los stocks.

 

< Volver