Política; UCD, minorías nacionalistas y diputados del Grupo Mixto, apoyos más probables. 
 El candidato puede lograr sin dificultad los 176 votos necesarios     
 
 El País.    12/02/1981.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

UCD, minorías nacionalistas y diputados del Grupo Mixto, apoyos más probables.

El candidato puede lograr sin dificultad los 176 votos necesarios.

Leopoldo Calvo Sotelo puede obtener sin dificultad la investidura como

presidente del Gobierno por mayoría absoluta (176 votos parlamentarios), e

incluso es posible que logre una mayoría holgada si conjura cualquier peligro de

escisión socialdemócrata en su partido y obtiene el apoyo de la Minoría Catalana

y de algunos diputados del Grupo Mixto. No parece difícil que la Minoría Vasca

vote también a favor del candidato, con lo cual éste sobrepasaría los 180 votos.

Una solución de este carácter consolidaría el marco del acuerdo UCD-

nacionalistas, sin necesidad de concesiones demasiado fuertes a Fraga.

Para que el candidato a la Presidencia-pueda obtener los apoyos necesarios se

verá obligado a contentar a la vez a los social-demócratas de su partido (UCD) y

a las minorías nacionalistas catalana y vasca, o bien compensar con el grupo de

Fraga la pérdida de alguno de dichos apoyos.

La situación es delicada, porque los socialdemócratas de UCD se niegan a admitir

retoques en las leyes de Divorcio y de Autonomía Universitaria, cuestiones ambas

que simbolizan, desde el punto de vista social, el mantenimiento del actual

estado de cosas en el interior de UCD o el definitivo giro a la derecha.

Las minorías nacionalistas vasca y catalana piden garantías de que el cambio de

Gobierno en Madrid no implique detención del traspaso de competencias a los

Gobiernos autónomos, y de que éstos podrán afirmar sus respectivos ámbitos de

poder; mientras, los derechistas de Coalición Democrática ponen, entre otras

condiciones, la de un acuerdo sobre ley electoral y un proyecto de ley de

Divorcio más restrictivo.

Sea cual fuere la solución final respecto a la participación de los

socialdemócratas en el Gobierno, estos últimos aseguran que votarán la

investidura del candidato; por tanto, no constituyen un problema inmediato de

cara a dicha votación, y sus veinte o veintidós diputados se mostrarán a favor

de Calvo Sotelo. Con ello, este último se asegura el voto de 165 diputados,

puesto que no cabe esperar otro tipo de rebeliones en el interior de UCD, al

menos de cara a la investidura del candidato. La Minoría Catalana puede

entregarle sus nueve votos —al menos su portavoz, Miguel Roca, considera que

Calvo Sotelo es «inmejorable »—, con lo cual ya tiene 174 votos. Los dos que

faltan hasta la mayoría absoluta (176) pueden obtenerse, en el peor de los

casos, con diputados del Grupo Mixto.

Es incluso posible que la Minoría Vasca (siete parlamentarios) sume su sufragio

favorable a Calvo Sotelo. La cifra se acercaría a los doscientos votos en caso

de apoyo por parte de Coalición Democrática, pero parece claro que el voto

favorable de este último grupo tendría un sentido diferente al de los

nacionalistas; las concesiones a Fraga, sobre todo si se hicieran en el terreno

de la ley electoral y con la finalidad de acercar el sistema español al de un

bipartidismo, resultaría muy inquietante para las minorías nacionalistas.

Audiencias del Rey a las minorías

El rey Juan Carlos recibió ayer a los representantes de las principales minorías

nacionalistas del Congreso (catalanes, vascos y andalucistas) como continuación

de los contactos iniciados el día anterior con los grupos parlamentarios, tras

la decisión de nombrar a Calvo Sotelo como candidato a la jefatura del Gobierno.

El portavoz de la Minoría Catalana dijo al Rey que consideraban previsible la

designación de

Calvo Sotelo, y que su grupo está a la espera de conocer el programa del

candidato y «la cohesión del partido centrista ante el mismo». Esta minoría

exige, entre otras cuestiones, que el Gobierno no presente recurso de

inconstitucionalidad contra la ley de Diputaciones del Parlamento catalán, que

mantenga el actual ritmo de transferencias y que no se frene el proceso de

institucionalización de Cataluña.

El portavoz de la Minoría Vasca, Marcos Vizcaya, reiteró al Rey que todavía no

estaba en condiciones de afirmar si van a apoyar o no la investidura de Calvo

Sotelo, «sino que necesitamos tener seguridades de que la solución a la crisis

sea estable y de que nos sentiremos a gusto en la política de Estado relacionada

con las autonomías, especialmente con la vasca».

A su vez, el portavoz de la minoría andalucista, Miguel Ángel Arredonda,

confirmó al Monarca que su grupo no apoyará la investidura de Calvo Sotelo,

puesto que este último y su partido no podrán adoptar las medidas impopulares

que serían necesarias en Andalucía. «El nuevo Gabinete y su programa

difícilmente podrán ofrecernos algo para que lo apoyemos».

 

< Volver