Parlamento; Investidura de Leopoldo Calvo Sotelo; Satisfechos los diputados de UCD, además de Osorio y Aizpún. 
 El discurso de Calvo Sotelo no gustó a la izquierda y a las minorías nacionalistas     
 
 El País.    19/03/1981.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Investidura de Leopoldo Calvo Sotelo

Satisfechos los diputados de UCD, además de Osório y Aizpún

El discurso de Calvo Sotelo no gustó a la izquierda y a las minorías

nacionalistas

El programa presentado por Leopoldo Calvo Sotelo ante el Congreso fue valorado

de forma divergente por representantes de los grupos parlamentarios. Frente a

los lógicos parabienes de los dirigentes centristas, socialistas, comunistas y

andalucistas expresaron un firme rechazo. Las minorías vasca y catalana

apreciaron positivamente el contenido económico del discurso, pero mostraron

recelos ante los criterios autonómicos esbozados. En Coalición Democrática y en

el Grupo Mixto, algunos diputados lo juzgaron negativamente, y otros lo

estimaron satisfactorio.

Las opiniones de los dirigentes centristas fueron positivas hacia el discurso.

No obstante, renunciaron pronunciarse sobre el programa de Calvo Sotelo dos

destacados dirigentes del sector critico, Osear Alzaga y Landelino Lavilla.

El nuevo presidente centrista, Agustín Rodríguez Sahagún, señaló: «El discurso

ha sido espléndido. Creo que ha impactado en muchos diputados, ha hecho

aportaciones importantes en todos los puntos que ha tratado, y, lógicamente,

concuerda con el programa y el ideario de UCD.

Rafael Calvo, secretario general del partido gubernamental, precisó que había

sido un discurso realista: «No tiene sentido hacer una exposición exhaustiva del

todo, sino seleccionar los puntos más importantes.

Todo quedará más precisado en el debate y ello nos permitirá un grado de

convicción mayor respecto de los otros grupos. No nos preocupa la investidura

con mayoría relativa. No tiene mayor importancia. No podemos dar contrapartidas

que vayan contra nuestro programa a cambio de votos para la mayoría absoluta».

A su vez, el ministro de Universidades en funciones, Luis González Seara,

definió la intervención de Calvo Sotelo como realista y sobria, que parte de una

situación política grave. «No ha hablado deja LAU o del divorcio. Esos dos temas

estarán en el debate de mañana».

- Paralelamente, el portavoz del grupo centrista, Miguel Herrero, declaró: «Los

discursos no tienen que llegar hasta 1983, pero los Gobiernos y los programas

sí. Me ha parecido brillante y serio».

GUERRA "Discurso monacal"

El PSOE, en su totalidad, rechazó sin paliativos el discurso de Calvo Sotelo. El

número dos del partido, Alfonso Guerra, afirmó: «Me ha parecido un discurso de

buenas impresiones, sin comprometerse a nada.

Mejor dicho, se ha comprometido en dos puntos que nos parecen muy preocupantes:

la moderación salarial y el ingreso en la OTAN. En general, parecía un discursó

de monje, con retórica> monacal. Lo único positivo que he visto ha sido que no

haya empleado aquella ligereza irrelevante en el lenguaje de su antecesor».

El secretario general de UGT, Nicolás Redondo, manifestó su desilusión, «porque

pide moderación salarial, pero no ofrece contrapartidas», y en algunos aspectos

le pareció positivo.

SOLETURA

"Vamos directos ala OTAN"

Los comunistas no se quedaron atrás en las críticas. Para el secretario general

del PCE, Santiago Carrillo, «es la misma política de UCD, pero más a la

derecha». El catalán Jordi Solé Tura apunto: «Vamos directos a la OTAN. Al señor

Reagan le hubiera gustado mucho este discurso». Simón Sánchez Montero, por su

parte, destacó: «Nos preocupa la escasa atención prestada a la empresa pública y

a toda la política económica en general».

FRAGA

" He estado a punto de aplaudir´´

El portavoz de Coalición Democrática, Manuel Fraga, estuvo muy sarcástico en su

valoración: «A punto he estado de levantarme y aplaudir varias veces», dijo. «Me

parece inadmisible que no haya aludido a la familia y a la educación; me cae muy

simpático el señor Calvo Sotelo, pero no su política».

Antonio de Senillosa, miembro también del mismo grupo, testimonió su

preocupación «por no haber visto ningún puente tendido hacia alguna orilla».

El secretario general del PSA, Alejandro Rojas Marcos, dio a entender claramente

que el grupo andalucista votará en contra del candidato. «No ha estado a la

altura de las circunstancias. Despacha la situación política diciendo que la

democracia está consolidada, lo cual es tan grave como incierto. En cuanto a la

autonomía andaluza, que está en un momento decisivo, ha dicho alegremente que

está desbloqueada.

ROCA

´No está clara la política autonómica"

El portavoz de la Minoría Catalana, Miguel Roca, apreció positivamente los

planteamientos económicos de Calvo Sotelo: «Su programa en este terreno no es

objetable». Sin embargo, destacó que el candidato había resbalado

intencionadamente sobre temas como las autonomías y la seguridad ciudadana, con

intención de no comprometerse.

Las opiniones en el Grupo Mixto fueron divergentes. Blas Pinar aseguró que el

discurso había sido vago, contradictorio, no puede despertar confianza en el

Estado español. También estaba contrariado, aunque desde una perspectiva

diferente, Juan María Bandrés. El portavoz de Euskadiko Ezkerra precisó que

Calvo Sotelo había dado a los vascos «el disgusto más grande que nos podían dar

con el tema de Navarra; su pronunciamiento de que va a potenciar esas

conversaciones casi medievales para el amejoramiento foral me resulta

inadmisible. Para mi», agregó, «que soy antinuclear y anti-OTAN, se ha cubierto

de gloria». Valoraron también negativamente el programa de Calvo Sotelo los ex

centristas José García Pérez y Manuel Clavero.

Un juicio más favorable lo suscribió el líder de Unión del Pueblo Navarro, Jesús

Aizpún. «Es un programa satisfactorio en general». La parte económica ha sido

tratada con profundidad. Sobre eso parece que tiene las ideas claras. En cuanto

a Navarra, mi partido valora positivamente la mención que ha hecho a que se va a

continuar y terminar el amejoramiento del fuero ».

 

< Volver