Autor: Gutiérrez, José Luis. 
   Leopoldo y la prensa     
 
 Diario 16.    04/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Leopoldo y la prensa

EL nuevo presidente de Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, contempla la situación

con muy preocupada serenidad. Las cosas están complicadas, pero ante la

situación de inquietud y de desasosiego que se ventea en el aire lo que no puede

hacerse es guardar silencio y dar pie a que se disparen las cabalas, los rumores

o el desaliento.

He aquí un nuevo dato del estilo de Leopoldo, que contrasta con el de su

antecesor en el cargo. Nada más obtener la investidura convocó a los

periodistas. Y es muy posible que el próximo viernes, tras el Consejo de

Ministros, Calvo-Sotelo se enfrente nuevamente a los informadores y,

lógicamente, será una conferencia de prensa casi monográfica: el «posgolpe».

De todas formas, el nuevo jefe de Gobierno piensa poner en marcha una política

de constantes y frecuentes comparecencias informativas. Es posible que la

Presidencia del Gobierno establezca, por tanto, ruedas de prensa mensuales con

el jefe del Ejecutivo.

GARCÍA Garres, el antiguo presidente del vertical sindicato de Actividades

Diversas, encarcelado por presuntas implicaciones con el golpe, está internado

en una celda individual de la prisión de Carabanchel, en la séptima galería, que

es la dedicada a los presos «primarios», o sea, los que son encarcelados por vez

primera.

García Garres aún permanece en el periodo sanitario o de observación, que dura

una semana: Acto seguido se incorporará a la vida en común de la prisión con los

demás reclusos.

Las autoridades penitenciarias no piensan tener ningún tipo de atención especial

hacia él, aunque sí se establecerá la vigilancia necesaria para evitar que

García Garres sufra algún tipo de agresión por parte de cualquier interno del

centro.

 

< Volver