Autor: Valenzuela, Encarnación. 
 Después de que se haya negociado un tratado más ventajoso con U.S.A.. 
 Calvo-Sotelo nos mete este año en la OTAN     
 
 Diario 16.    15/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Después de que se haya negociado un tratado más ventajoso con U.S.A.

Calvo-Sotelo nos mete este año en la OTAN

El presidente del Gobierno español, Leopoldo Calvo-Sotelo ha manifestado que

nuestro país entrará, probablemente, este año en la OTAN, después de que se haya

pactado un nuevo tratado más ventajoso con los Estados Unidos, según ha

publicado «The New York Times».

Washington:

Encarnación VALENZUELA,corresponsal

España entrará en la OTAN, probablemente, durante este año, después de que se

haya negociado un nuevo tratado defensivo con los Estados Unidos que sea más

ventajoso para los españoles que el actual, declaró el presidente del Gobierno,

Leopoldo Calvo-Sotelo, al diario «The New York Times».

La incorporación de España al sistema defensivo occidental tendrá dos fases y la

segunda de ellas la entrada en la OTAN— se efectuará en función de la primera —

la renovación del tratado hispano-norteaméricano—, agregó Calvo-Sotelo.

La entrevista, que Calvo-Sotelo concedió al corresponsal del «New York Times» en

Madrid, James Markham, después de la visita realizada a España la semana pasada

por el secretario de Estado norteamericano, Alexander Haiq, tuvo como condición

impuesta por el presidente del Gobierno el que no se citaran sus palabras

directamente, entrecomilladas.

«El primer ministro Leopoldo Calvo-Sotelo espera llevar a España a la OTAN antes

de finales de este año. Pero el nuevo dirigente español quiere primero negociar

un tratado totalmente puesto al día con los Estados Unidos, que tenga en cuenta

el papel de su

país como una nación democrática», escribió Markham en su información sobre la

entrevista publicada el martes.

Conexiones europeas

«El señor Calvo-Sotelo —agrega— ve muy claras las crecientes conexiones de su

país con Europa occidental y su relación evolutiva con los Estados Unidos como

el punto central de las políticas de su Gobierno. Este fue el enfoque de sus

conversaciones celebradas aquí la semana pasada con el secretario de Estado

Alexander Haiq.»

«El primer ministro Calvo-Sotelo —sigue relatando Markham— prevé dos etapas para

la nueva política de defensa española. La primera es la renegociación del

tratado con los Estados

Unidos, que expira el 21 de septiembre. El tratado existente —hizo notar el

primer ministro—, fue terminado en los últimos meses de la dictadura, con España

en una posición negociadora extremadamente frágil y con su futuro político

incierto.»

«Sin entrar en detalles, el señor Calvo-Sotelo dijo que el nuevo tratado tendrá

que ser más generoso financieramente —el actual concedía 1.200 millones de

dólares en préstamos y algunas concesiones— y parecerse a los que Washington

tiene "con su mejor aliado", según sus propias palabras», continúa relatando el

periodista norteamericano.

Modernización

«España —sigue la entrevista— buscará el compro-

miso norteamericano para modernizar las Fuerzas Armadas españolas y la

instalación aquí de industrias de defensa que generen puestos de trabajo y que

eventualmente podrán usarse para la OTAN.

También intentará obligar a las Fuerzas Armadas norteamericanas estacionadas

aquí a comprar en tiendas locales, lo que ahora no hacen.»

«El señor Calvo-Sotelo cree que la Administración Reagan será capaz de vender al

Congreso un tratado más generoso para España, explicando que se trata de un paso

importante para su incorporación a la OTAN.»

«El primer ministro considera que un tratado mejorado es también esencial para

convencer a la opinión pública española de que la OTAN es el mejor de los

siguientes pasos posibles», afirmó el corresponsal del «New York Times», tras su

entrevista con el presidente del Gobierno.

La crónica terminó diciendo que Calvo-Sotelo «cuenta con los Estados Unidos para

garantizar una bienvenida de la OTAN, "amistosa y rápida", una vez que España

presente su petición de entrada en el organismo», y que el presidente del

Gobierno «apreciaría la ayuda americana para que se aceleren las negociaciones

de la entrada española en el Mercado Común, y progresen las conversaciones sobre

Gibraltar».

 

< Volver