El incremento de los precios aprobados hasta ahora oscila entre 13 y 26 por ciento. 
 Las organizaciones campesinas que negocian los precios piden serenidad a los agricultores     
 
 El País.    15/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

El incremento de los precios aprobados hasta ahora oscila entre el 13 y el 26 por ciento

Las organizaciones campesinas que negocian los precios piden serenidad a los agricultores

Tras las primeras reuniones mantenidas entre el Gobierno y los representantes del sector agrícola para

negociar los precios agrarios de campaña, y a la vista del cariz conflictivo que estaban tomando algunas

zonas rurales, las cuatro han suscrito un comunicado conjunto en el que hacen un llamamiento a los

agricultores para que mantengan la serenidad .

El comunicado es breve y en él se señala que después de «la buena marcha del primer día de

negociaciones, considerando la tensión serena existente en la mesa por la urgencia de terminar tan

importante y vital acuerdo, ruegan a todos los agricultores un margen de confianza y serenidad que los

urgentes trabajos del campo requieren y la mesa de trabajo también. Por eso, todos estimamos

inoportunas las declaraciones que enfrentan a los agricultores, y pedimos a la prensa y a los medios de

comunicación que colaboren con nosotros, transmitiendo a los agricultores con la máxima fidelidad las

informaciones procedentes de estas cuatro organizaciones, y el deseo de que retorne la tranquilidad al

campo en cada una de las regiones del Estado español».

El llamamiento realizado por las cuatro organizaciones agrarias, teóricamente representativas del sector

agrario, supone la desconvocatoria de las movilizaciones generales propugnada por la Coordinadora de

Organizaciones de Agricultores y Ganaderos a petición, según ellos; de los propios agricultores.

AI término de la segunda reunión negociadora se ha llegado a un acuerdo en los precios de algunos

productos según se indican en el cuadro.

Durante la jornada de ayer los reunidos abordaron el maíz, la cebada y el trigo, aunque no se llegó a

ninguna conclusión definitiva.

Continúan las movilizaciones

Durante la jornada de ayer continuaron produciéndose concentraciones e incidentes en varias provincias

españolas en apoyo de las negociaciones sobre los precios agrarios.

En Tarragona, y en la sexta jornada de huelga campesina, la situación empeoró por la intervención de la

policía en distintos mercados, en cuyos recintos los agricultores pedían solidaridad e intentaban

interrumpir el suministro de abastecimientos. Según el corresponsal de EL PAÍS, Miguel Camp, en los

mercados de la capital se practicaron más de treinta detenciones.

Otras detenciones se han producido en diferentes comarcas de la provincia, al igual que han continuado

los agricultores retirando fondos.

Lérida quedó ayer desabastecida de todo tipo de frutas y verduras, producto del boicot planteado por la

Unió de Pagesos. De acuerdo con la información de nuestro corresponsal, Taxo Benet, por segundo día

consecutivo no se celebró el mercado central y los mayoristas tuvieron que cerrar sus almacenes por falta

de existencias. A últimas horas de la noche los agricultores decidieron terminar con el desabastecimiento

de mercados.

Mientras que el número de tractores movilizados en la provincia alcanza a 12.000, las cantidades retiradas

de los bancos o cajas de ahorros provinciales por los agricultores alcanza la cifra de 1.500 millones de

pesetas, según la UP. Fuentes gubernamentales cifran esta cantidad en 1.100 millones.

En Pamplona, y aunque en un principio la Unió recomendó la no intervención en la guerra de los

tractores, en la madrugada del martes convocaba una huelga general de dos días de duración para

demostrar su representatividad, informa nuestro corresponsal J. J.Aznarez.

Sin embargo, y a pesar de la forma masiva en que se han producido las movilizaciones en la región

catalana, la Pagesia dels Països Catalans y la Federación Independiente Agraria de Cataluña han

manifestado su oposición rotunda a la huelga de los mercados convocada por la Unió de Pagesos, por

considerarla antidemocrática, inoportuna e incoherente.

Huelgas por el bajo precio de la leche

Paralelamente a las movilizaciones de agricultores en la región

catalana, las peticiones de un aumento en el precio de la leche mantiene en huelga a una parte de los

ganaderos de la cornisa cantábrica.

La Unión de Campesinos Asturianos movilizó ayer a parte de sus miembros en apoyo de un aumento en

el precio de la leche, según nuestro corresponsal José Manuel Vaquero.

En Pamplona piquetes de huelga impidieron la distribución de leche en varias zonas.

En Guipúzcoa, a pesar de la decisión de los ganaderos de continuar hasta el jueves sin suministrar leche,

ayer, bajo una estrecha vigilancia policial, se vendió el producto lácteo en varios puntos de San Sebastián,

Irún y Rentería, según nuestro corresponsal Antonio González.

El PCE solicita la convocatoria urgente de la Comisión de Agricultura de las Cortes

El grupo parlamentario comunista, ratificando la petición hecha por el diputado Josep Solé Barbera,

recientemente ha solicitado de la Mesa del Congreso de los Diputados que se convoque con carácter de

urgencia a lodos los diputados miembros de la Comisión de Agricultura del Congreso.

En el orden del día de la reunión figura -según la solicitud— la situación general de la agricultura en

España, con los siguientes apartados: política de precios, seguridad social agraria, cámaras agrarias,

elecciones y sindicalismo, y política de importaciones.

El grupo parlamentario comunista expresa en la petición su esperanza de que esta solicitud sea

rápidamente atendida, «en orden a demostrar que el Congreso de Diputados atiende a los auténticos

problemas del pueblo español».

 

< Volver