Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
 Los cien días de Calvo-Sotelo; Contrapuesto protagonismo de militares y terroristas. 
 De democracia vigilada a democracia vigilante     
 
 Diario 16.    05/06/1981.  Página: 6-7. Páginas: 2. Párrafos: 40. 

NACIONAL

LOS CIEN DÍAS DE CALVO-SOTELO

El Gobierno de Calvo-Sotelo, nacido con la sombra del 23-F, intentó ganar tiempo

para el sistema y se enfrentó a los sectores golpistas de un lado y a la

escalada terrorista por otro, que crearon dos momentos de especial tensión.

A la afirmación de los observadores de que España se hallaba en una situación

de «democracia vigilada», el presidente del Gobierno respondió que se trataba

más bien de una «democracia vigilante».

El estamento militar alcanzó su máximo protagonismo a través dé los Consejos

Superiores y en su participación en la ludia antiterrorista

Contrapuesto protagonismo de militares y terroristas

DE DEMOCRACIA VIGILADA A DEMOCRACIA VIGILANTE

CUANDO el 25 de febrero de 1981 el Congreso inviste como

presidente del Gobierno a Leopoldo Calvo-Sotelo, la sombra del 23-F se

proyecta fuertemente sobre el nuevo Gabinete.

Por una parte, ya ha habido una primera acción un tanto sorprendente, la

retirada del proyecto de ampliación de amnistía para los militares, por

«inoportunidad política».

En cuanto al 23-F se producen los primeros arrestos, y tres generales, cinco

jefes y 19 oficiales son detenidos. El 27 llega la detención más sorprendente,

la del general Alfonso Armada Comyn, preceptor que fue del Rey y hombre de

inequívoco monarquismo.

Luego se produciría un goteo de detenciones y procesamientos al tiempo que " los

números de la Guardia Civil, tal y como pidió Tejero en su rendición, tras

cumplir ligeros arrestos iban siendo puestos en libertad.

La tensión

El 19 cae ametrallado el teniente coronel Ramón Romeo Rotaeche y al día

siguiente es asesinado el jefe de la Policía Foral de Navarra, José Luis Prieto

García. Comenzaba la primera semana de la tensión.

El ministro de Defensa y el propio presidente del Gobierno inician un auténtico

maratón de reuniones con los altos mandos militares. La JUJEM asume un especial

protagonismo y todos los ojos se dirigen a los militares.

Las reuniones culminan con un pleno de los Consejos Superiores de los tres

Ejércitos que congrega a cerca de 50 generales ante el Rey don Juan Carlos. Una

vez más el Monarca tiene que bajar a la arena política en momentos

excepcionales.

Se decide también utilizar al Ejército en la lucha antiterrorista para

permeabilizar la frontera y cooperar en el ámbito de la información.

Para algunos observadores políticos, con la reunión de los Consejos Superiores y

la participación de los militares en la lucha antiterrorista, el sistema ha

ganado tiempo. Por una parte, ha canalizado la presión militar a través de los

Consejos Superiores, y, por otro, les ha ofrecido participar en la lucha

antiterrorista.

El rumor como arma

Durante este tiempo continúan los procesamientos y aparece el fenómeno Tejero.

Es un nombre que está diariamente en la prensa, con lo que el de otros

implicados como Milans, Armada, Torres Rojas, etcétera, se van difuminando. Y

con este fenómeno aparece también el del rumor que no es casual, sino

perfectamente dirigido, para crear el «síndrome del golpe» y tratar de

involucrar al Rey.

Entre tanto, en las Fuerzas Armadas aparecen panfletos e informes que vienen a

señalar una quiebra entre los propios sectores golpistas. Un núcleo de los

mismos se separa de la jerarquía, a la que consideran adocenada, y así llega a

asegurarse en un informe del Centro Superior de la Defensa (CESID). El Gobierno

se apoya en la jerarquía que defiende a ultranza la disciplina de «arriba abajo»

y rechaza las «lealtades colaterales».

Pero eso le proporciona también un protagonismo

Diario 16/5-junio-81

NACIONAL

LOS CIEN DÍAS DE CALVO-SOTELO

El golpismo y el terrorismo planearon sobre el Gobierno del presidente Leopoldo

Calvo-Sotelo

Madrid - Durante los primeros dias en el poder del presidente del Gobierno,

Leopoldo Calvo-Sotelo, ha pasado tres momentos de extrema gravedad. A las pocas

horas de jurar su cargo ante el rey en el palacio de la Zarzuela,

el 26 de febrero, cuando dos tenientes coroneles fueron asesinados en el pais

vasco y Navarra por ETA. Fue enton ces cuando se incremento la lucha contra el

terrorismo, con la incorporacion del Ejercito, que entro a colaborar con las

fuerzas de Seguridad en el Pais Vasco y Navarra, a lo largo de la frontera con

Francia.

El segundo momento de especial delicadeza y cuando volvieron a tambalearse las

estructuras del Estado democra tico se produjo la mañana que atentaron contra el

general Valenzuela, jefe del Cuarto Militar de la Casa, del Rey.

Aquella noche en la Moncloa se vivieron situaciones de tension y malestar, que

se reflejo incluso con la medida adoptada de acuartelar a las tropas en el area

de la capital de España.

El jefe del Ejecutivo ordeno inmediatamente la cancelacion de semejante medida

nada mas reunirse con la Junta de Jefes del Estado Mayor. Fue una situacion que

recogio un alto grado de crispacion en los altos mandos del Ejercito, y a punto

estuvo de decretar el estado de excepcion. Luego, en una intervencion

televisada, Calvo-Sotelo dio las medidas extremas que pudieran afectar al grueso

de la poblacion, y recabar el apoyo de los ciudadanos en la lucha contra el

terrorismo.

Despues de aquella tragica semana que vivio Madrid, golpeada por el terror de

GRAPO y ETA, que se cobro la vida del general Gonzalez de Suso y otros miembros

del Ejercito y las Fuerzas de Seguridad, el Gobierno Calvo-Sotelo temio lo peor

cuando recibio la noticia del asalto al Banco Central de Barcelona. Y sobre todo

cuando las informaciones de los servicios de Barcelona y las propias

reivindicaciones de los asaltantes, que habian secuestratado a 265 rehenes,

entre empleados y clientes, apuntaban a una conexion directa entre esa accion y

la del 23 de febrero.que antes no tenía. La aparición de los llamados «Papeles

secretos de la División Acorazada», publicados en DIARIO 16, demuestran que las

declaraciones oficiales sobre la situación militar tienen algunas lagunas. El

último día del mes de abril el general Juste Fernández es relevado del mando de

la División Acorazada.

La segunda ofensiva

El 4 de mayo se inicia la segunda gran tensión militar del Gobierno de Calvo-

Sotelo. En Madrid cae asesinado el general Andrés González de Suso y un policía

nacional. En Barcelona, dos guardias civiles. El 7 del mismo mes un brutal

atentado contra el teniente general Valenzuela, de la Casa Real, provoca la

muerte de tres militares.

Los españoles vuelven a mirar hacia la calle de Vitruvio, sede de la Junta de

Jefes de Estado Mayor. El mando militar ordena el acuartelamiento de la División

Acorazada, mientras mantiene una reunión con

Leopoldo Calvo-Sotelo. Terminada ésta, se revoca la orden de acuartelamiento. El

Gobierno ha manejado la posibilidad de declarar el estado de excepción, pero por

fin es desechada.

Tras el arresto y posterior procesamiento del comandante Cortina, hombre

fuerte del Centro Superior de Información de la Defensa (CESID), se asiste a un

aumento de los rumores más desestabilizadores, esta vez dirigidos hacia la

última semana del mes de mayo, que coincide con la Semana de las Fuerzas

Armadas.

Barcelona

Pero los rumores tienen un soporte real o al menos eso parece el sábado 23 de

mayo, justo tres meses después del golpe militar, cuando una banda perfectamente

organizada asalta el Banco Central de Barcelona, toma más de doscientos rehenes

y pide la libertad de algunos de los procesados.

Más tarde, el Gobierno afirmaría que se trataba de maleantes comunes y que el

acto no tiene matiz político alguno. Sin embargo, entre los detenidos aparece

algunos viejos confidentes de la Policía y la sospecha de que existen otros

fugados se mantiene viva entre la opinión pública.

En el ámbito castrense se comienza a hablar de cambios en las altas jerarquías,

aunque la noticia de que el teniente general González del Yerro será nombrado

jefe de la Junta de Jefes de Estado Mayor es desmentida por el Gobierno.

Al parecer, se prepara una amplia combinación militar, que se mantiene en el más

absoluto secreto.

La reserva activa

En el ámbito legislativo, la ley de Reserva Activa prevista para rejuvenecer a

los cuadros de mando es aprobada en el Congreso pero las presiones de la extrema

derecha no resultan vanas y el Senado introduce una modificación que resta poder

al ministro de Defensa. El tiempo ganado por el sistema con la ayuda del Rey va

pasando.

 

< Volver