Sólo UCD apoya la gestión de Calvo-Sotelo. 
 Partidos y centrales enjuician los cien días del presidente     
 
 ABC.    06/06/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

SÁBADO 6-6-81

NACIONAL

Sólo UCD apoya la gestión de Calvo-Sotelo.

Partidos y centrales enjuician los cien días del presidente

Al haberse cumplido ayer, viernes, los primeros cien días del Gobierno de

Leopoldo Calvo-Sotelo, formado tras haber superado el voto de investidura,

Europa Press ha realizado una encuesta y ha solicitado su opinión a los

principales partidos políticos y centrales sindicales. En resumen, las

conclusiones obtenidas son las siguientes:

• RODRÍGUEZ SAHAGUN (UCD): «El balance es positivo.»

El presidente de UCD considera que en el orden económico de ha trabajado en una

negociación con las céntrales sindicales y organizaciones empresariales para

conseguir una política activa de empleo, y en tema autonómico se ha avanzado en

la concertación con otras fuerzas políticas. Respecto al terrorismo, destaca e!

desarrollo del marco legal con la tipificación como delito autónomo, la

pertenencia a comandos de información y la aplicación de la legislación

antiterrorista como excepcionalidad, que empieza a demostrar sus posibilidades

de eficacia en esta lucha. El balance ha sido positivo.

• JORGE VERSTRINGE (AP): «Falta de energía.»

El secretario general de Alianza Popular no considera justo establecer un juicio

de valor sobre este Gobierno sin tener en cuenta las consecuencias del 23-F o el

proceso desestabilizador al que está sometida España. Se podía haber gobernado

con mayor energía en temas económicos, de seguridad ciudadana y autonomías. Más

que nunca, ahora es necesario un Gobierno capaz de devolver la confianza en el

sistema democrático y que garantice la convivencia ciudadana. No se puede seguir

gobernando desde una minoría inestable qué puede, incluso, poner en peligro la

sociedad democrática.

• MARCELINO CAMACHO (CC OO): «Ha habido una derechización.»

Según el secretario general de CC OO, cuando se formó el Gobierno de Calvo-

Sotelo el terrorismo, el golpismo y el paro ponían en peligro la paz, la

libertad y el pan. Hoy en día estas amenazas han crecido. Actualmente las

negociaciones contra el paro tropiezan con la dura oposición de la CEOE y con la

debilidad del Gobierno, en el que ha habido una notable derechización, falto de

una amplia base social y democrática para vencer la Intransigencia de la

patronal, que puede hacer peligrar los acuerdos. Si Cálvo-Sotelo fuera capaz de

llegar a un acuerdo con las centrales y la patronal embellecería estos cien días

y daría un paso positivo.

ALFONSO GUERRA (PSOE): «Cien días sin Gobierno.»

Calvo-Sotelo accedió al Gobierno tras el intento de golpe de Estado. Para el

vicesecretario general del PSOE éste fue un momento, privilegiado para cualquier

Gobierno porque todo el mundo estaba dispuesto a apoyar una política de defensa

de la democracia. Podía, por tanto, contar con la legitimidad de los votos que

le permitían ser presidente y también con la voluntad manifiesta de los partidos

y las agrupaciones "sociales para apoyar esa acción enérgica del Gobierno. Y en

los grandes problemas, como la crisis económica, el paro, las autonomías, el

terrorismo, el golpismo y la política internacional, no ha tomado prácticamente

ninguna decisión. En resumen, han sido cien días sin Gobierno.

0 NICOLÁS REDONDO (UGT): «No ha estado a la altura.»

Para el secretario general de la UGT la gestión de Calvo-Sotelo, en el ámbito

sindical y laboral, no ha respondido a lo que exigen las circunstancias. Se han

incumplido, aspectos determinantes de la legislación laboral, como el desarrollo

del Estatuto del Trabajador o determinación, en el plazo establecido, del

salario mínimo. Se ha acusado la carencia de iniciativas que no hayan respondido

a determinadas presiones. Tanto es así, que lo que pueda parecer como iniciativa

del Gobierno, la negociación del acuerdo sobre el empleo, ya había sido

propuesta con anterioridad por la UGT.

Poca imaginación ha tenido el Gobierno ante el mayor problema de la clase

trabajadora: el paro.

• MANUEL ZAGUIRRE (USO):

«Desastrosa actuación del Ministerio de Trabajo»

La situación del país después del 23 de febrero no permite una valoración sobre

la gestión del Gobierno en condiciones normales, porque la situación del país no

es normal. Yo me remito exclusivamente a la gestión del Ministerio de Trabajo.

El Ministerio ha tenido una actuación, en lo que a USO se refiere, inaceptable y

beligerante, salpicada de discriminaciones contra nosotros, de silencios, de

desprecios administrativos hacia la tercera fuerza sindical del país.

Para nosotros, la gestión del Ministerio en ese tiempo no puede ser más

desastrosa.

 

< Volver