Autor: Echalar, Ignacio de . 
   "Marañón era gran amigo de los portugueses", escribe "Diario de Noticias"  :   
 "Participó --añade-- en muchas manifestaciones científicas de nuestro país". 
 ABC.    30/03/1960.  Página: 41-42. Páginas: 2. Párrafos: 4. 

«MARAÑON ERA GRAN AMIGO DE LOS PORTUGUESES», ESCRIBE «DIARIO DE NOTICIAS»

"Participó-añade- en muchas manifestaciones científicas de nuestro país"

Lisboa 29. (Crónica telefónico de nuestro corresponsal.) En el pasado otoño

visitó Marañon por última ves esta tierra de Portugal, para él tan querida. El

paisaje que contemplaron sus ojos fue uno de los más bellos del país: Coimbra.

La gloriosa Universidad coimbricense le abría sus puertas para investirle doctor

"honoris causa". Marañon, como siempre que venia a Portugal, habló con palabra

emocionada, afirmando que Coimbra representaba a Europa, la Europa que soñaba y

discutía, pero que también creaba, inventaba, descubría. La gran Europa que

surge como un incendio —dijo en su discurso D. Gregorio—en esta ciudad y en esta

Universidad, que encarnan el genio portugués unido a España por un doble laso de

hermandad. Fue hermoso que aquellas melancólicas márgenes del Mondego—con Don

Dinis, ha diclio Eugenio Montes, ya tenía el Mondego angustia y lágrimas de

otoño—fuesen el escenario de la postrer visita de Marañon, porque si a su

personalidad académica le bastaba el marco universitario, su poética imaginación

de escritor merecía aquella imagen exacta del lirismo portugués.

Marañan, dice hoy "Diario de Noticias", era gran amigo de los portugueses. Y la

Prensa lusitana le paga esa amistad y esa dedicación con Un homenaje

verdaderamente excepcional. "Participó en muchas manifestaciones científicas de

nuestro país —añade el mencionado diario—con la singular autoridad de su

sabiduría, el qran prestigio de su nombre y el brillo extraordinario de su

palabra de conferenciante y orador primoroso." El calendario de los últimos años

registra, en efecto, numerosas actividades culturales de Marañan en Portugal. En

1946 la Universidad de Oporto le nombra doctor, ´"honoris causa". En 1954.

ABC. MIERCOLES 30 DE MARZO DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 42

tomó parte en una fiesta de consagración de la Medicina portuguesa, que tuvo

lugar en la Sociedad de Geografía de Lisboa, y también pronunció un importante

discurso en la segunda Reunión Luso-Española de Endocrinología, celebrada en la

Facultad de Medicina de -esta ciudad en noviembre de 1955. En 1949 pronunció en

esta misma Facultad una importante conferencia, y en 1942 había, hablado en el

tradicional y famoso "Círculo Eca de Queíroz" sobre "La leyenda de don Teófilo".

En el pasado mes de octubre tuvo lugar su inolvidable y última visita a Coimbra.

Esta ves sí que puede decirse, sin temor a la frase estereotipada, que toda la

Prensa, sin distinción de matices ni ideologías, rinda honores profundamente

conmovidos y conmovedores a este español de excepción. "O Século", "Diario de

Lisboa", "Diario da Manha", "Diario Popular", la Prensa, de Oporto en bloque

afirman la tristeza de esta noble nación ante la pérdida de un hombre, que no es

sólo pérdida de España, sino pérdida de Europa, y del mundo. El ya mencionado

"Diario de Noticias" reproduce un artículo que Marañon publicó en sus columnas

en el año 1940. A ese impecable, luminoso y riguroso-trabajo pertenecen estas

líneas: "Todo lo que Salazar dice tiene • aire de paz, de paz estable y futura.

Para que le escuchen no le fue necesario emplear el estruendoso altavoz de la

tragedia. Recientemente, y por excepción, Portugal—comedido, progresivo y

amable—salió de su penumbra eficaz. Y los pregoneros de la actualidad

anunciaron, un Tratado de amistad, colaboración, y mutua defensa de sus

intereses comunes, firmado entre Portugal y España. Se debe, sin duda, firmar

(que es afirmar) lo que ya existía, sin firma. Y en estos momentos, en que deben

quedar a flor de agua, en medio del gran naufragio universal, las cosas robustas

y verdaderas, es bueno que públicamente conste la existencia de algunas de estas

cosas altas, saludables y eternas. Una de ellas es, precisamente, la conexión de

nuestros dos pueblos." Esto manifestó el espíritu delicado de don Gregorio hace

veinte años. Creo que importa recordarlo hoy, en la hora triste de su muerte,

como ejemplo de la universalidad y la, clarividencia de su pensamiento, que al

dejar de expresarse disminuye la dimensión de España y nos empobrece un poco a

todos.—I. DE ECHALAR.

 

< Volver