La Gran Cruz del Mérito Civil, al señor Díaz-Llanos  :   
 Efectuó la imposición el ministro presidente del Consejo de Economía. 
 ABC.    23/12/1960.  Página: 70. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. VIERNES 23 CE DICIEMBRE DE 1960. EDICIÓN BE LA MAÑANA,

PAG. 70

LA GRAN CRUZ DEL MÉRITO CIVIL AL SEÑOR DÍAZ-LLANOS.

Efectuó la imposición el ministro presidente del Consejo de Economía.

En las últimas horas de la. mañana do ayer, el ministro presidente del Consejo

de Economía Nacional, D. Pedro Gual Villalbí, impuso en el Colegio Nacional de

Economistas las insignias de la Gran Cruz del Mérito Civil a D. Rafael Díaz-

Llanos y Lecuona

Asistieron a la ceremonia, entre otras personalidades, el vicepresidente de las

Cortes Españolas, marqués de la Valdavia; almirante jefe de la Jurisdicción

Central de Marina, Sr. Nieto Antúnez; el general Gil Mendizabal, en

representación del ministro del Aire; los consejeros de Economía Nacional,

señores Navarro y Alonso de Celada, Perla Eguilaz, Gómez Ayau, Rodríguez-Pomata,

Salmones De Miguel, Ros; generales, señores Avia, Perciro, Justino Merino,

Fernández Feijoo y Fernández de la Mora; el subsecretario de Hacienda, señor

Cejudo; el director general de Política Arancelaria, Sr. Zumalacárregui; el

secretario general técnico del Ministerio de Comercio, Sr. Várela Parache, el

secretario general técnico del Ministerio de Información y Turismo, Sr. Del Río

y el presidente de la Cámara de Comercio, Sr. Abelló.

El director general de Empico y secretario del Colegio, Sr. Polo, dio lectura al

decreto en que se otorga la recompensa. El Sr. Sáez de Ibarra ofreció las

insignias, donadas por suscripción de los economistas españoles y dio las

gracias a los asistentes al acto.

Dijo que la honrosa, distinción otorgada al decano-presidente constituye también

un honor para el Colegio de Economistas y para todos los economistas, españoles,

pues en las múltiples facetas de la actividad civil, Díaz-Llanos ocupa1 un

puesto relevante de los que se refieren ai sector económico nacional. Si hubiera

de sintetizarse la figura, del Sr. Díaz-Llanos en breves palabras podría

decirse, de él que es una gran fuerza creadora, es un gran manantial de energía

humana, pero no en el sentido de la acción en sí misma, sino de la acción

presidida por la razón vestida por una preparación científica y técnica, sobre

todo, en los aspectos sociales, e iluminada por la fe en los destinos de la

Patria.

Entre grandes aplausos se le impusieron las insignias y luego el Sr. Díaz-Llanos

dio las gracias diciendo que las recibía no a título personal sino porque servía

para destacar la técnica y ciencia económica, que ocupa hoy en nuestra Patria

primacía, por responder al espíritu del tiempo en que vivimos. Afirmó que el

cifrar el alma de un país no es matar su espíritu, ya que la Economía es una

ciencia espiritualista o materialista, según la concepción del mundo de aquellos

que la aplican. Terminó manifestando que la distinción le servía, de estímulo y

,de exigencia apasionada para continuar la línea de trabajo, a la que hasta

ahora ha venido entregando sus mejores horas "sin prisa, pero sin descanso".

Por último, el ministro Sr. Gual Villalbi dijo que sus, palabras no pueden ser

en realidad más que. de felicitación muy efusiva a Díaz-Llanos, por este triple

homenaje que so lo rinde. Primero, porqué la más alta autoridad del Estado le

concedió esta distinción de la Gran Cruz del Mérito Civil: después, porque sus

compañeros de profesión; los economistas, quisieron hacerle obsequio de las

insignias; en tercer lugar, porque además el acto simbólico de esta solemnidad

de imposición, es una oportunidad para que los amigos y admiradores de Díaz-

Llanos estemos aquí presentes en este tercer acto del homenaje, que forma el

conjunto.

El conceder una Gran Cruz es una recompensa a un servicio prestado a la

cómunidad; es el acto por el cual el Poder Público, en su representación más

alta otorga un premio por servicios prestados a la comunidad y así observamos

que, esa donación, esa recompensa, es consustancial a todas las organizaciones

políticas. En este sentido Díaz-Llanos la tiene bien ganada, Únicamente puedo

decir que como presidente del Consejo de Economía Nacional tengo en Díaz-Llanos

un colaborador inteligente, asiduo, leal y disciplinado, que está en todos los

momento pára prestar sus servicios y los presta también en las Cortes, donde ha

quedado constancia de su actuación en las distintas Comisiones.

 

< Volver