El ministro de Justicia impuso la gran cruz de San Raimundo de Peñafort al subsecretario de Gobernación  :   
 Estuvo presente en el acto don Camilo Alonso Vega. 
 Pueblo.    12/02/1962.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El ministro de Justicia impuso la gran cruz de San Raimundo de Peñafort al

subsecretario de Gobernación.

ESTUVO PRESENTE EN EL ACTO DON CAMILO ALONSO VEGA

El ministro de Justicia, don Antonio Iturmendi, en presencia del titular de

Gobernación, don Camilo Alonso Vega, y de los subsecretarios de Trabajo y de la

Vivienda, directores generales de los Ministerios de la Gobernación y Justicia y

numerosos gobernador.es civiles , y alto personal de dicho Departamento, impuso

ayer las insignias de la gran cruz de San Raimundo de Peñafort al subsecretario

de Gobernación, don Luis Rodríguez de Miguel.

"Al venir a esta casa—dijo en un discurso don Antonio Iturmendi—os recibimos con

el máximo honor y satisfacción. Vamos a imponer las insignias de la gran cruz de

San Raimundo de Peñafort al subsecretario de Gobernación, que he de recordar ha

seguido el mismo itinerario que yo seguí hace veintiún anos: primero, gobernador

civil; después, director general, y más tarde, subsecretario. Estas razones me

consideran entrañablemente vinculado a aquel Departamento ministerial.

La orden que vamos a imponer premia los méritos a la justicia y además exalta la

figura del señor Rodríguez de Miguel, insigne español, jurista eminente, que

veló siempre por el saneamiento de la más estricta justicia.

Las decisiones del Caudillo son siempre certeras, y en este caso lo es

notoriamente por la ejemplaridad de conducta del señor Rodríguez de Miguel en

los actos de su competencia profesional en la carrera fiscal y más tarde en el

cargo que hoy ocupa. En la carrera fiscal se forjan los hombres con singulares

aptitudes para desempeñar otras actividades juridíco-políticas; su capacidad, su

preparación y su equilibrio moral al servicio de los altos ideales de la

justicia están bien patentes en la actuación del señor Rodríguez de Miguel,

porque es evidente que se ha formado en una escuela de virtudes y nada tiene de

extraño que haya podido prestar los servicios que viene prestando al frente de

la Subsecretaría de Gobernación por competencia, vocación, fidelidad y total

entrega al servicio. Cuenta con un ministro, compañero mío de Gobierno, que ha

prestado también relevantes servicios y sigue prestándolos y con un plantel de

colaboradores a los que conozco y sé cuál es su comportamiento. Con esta cruz es

seguro que el señor Rodríguez de Miguel sabrá estimar, como estimamos nosotros,

lo que vale y lo que ha hecho. En nombre del Caudillo, artífice de la paz da

España y guia de nuestra obra por el engrandecimiento de la Patria, me honro en

imponer estas insignias," Entre grandes aplausos colocó Jas insignias al señor

Rodríguez" de Miguel. • Este dio las gracias emocionado por el homenaje que se

la tributaba y recordó que, en efecto, siendo subsecretario de 1» Gobernación

don Antonio Iturmendi, él fue nombrado gobernador civil de Baleares, Puso

reparos al nombramiento, pero tanto el consejo del señor Iturmendi como el de

don Valentín Galarza, ministro a la sazón, le llevaron a desempeñar aquel cargo.

Más tarde fue gobernador Civil de Guipúzcoa, "En el primer año de mi Gobierno

Civil—dice—, ya quedé vinculad» a don Antonio Iturmendi y al entonces

subsecretario del Ejército, don Camilo Alonso Vega; vínculos que tengo el gusto

da proclamar aquí". Pidió al ministro, finalmente, que renovara su adhesión y

gratitud al Jefe del Estado; proclamó su lealtad absoluta al ministro de la

Gobernación, jefe, pedagogo y hombre de grandes cualidades humanas que, sin

duda, ha influido para que le concedieran esta recompensa. También expresó su

gratitud por el regalo de las insignias a los funcionarios., de su Departamento,

y dijo que las mejoras que éstos han obtenido en la cabeza de la Administración

se deben no a él, sino al ministro, señor Alonso Vega, y a los directores

generales de la casa, y afirmó que llevará la orden con todo honor en servicio

de España y de la justicia. Fue largamente aplaudido y felicitado.

 

< Volver