La elecciones hipotecadas  :   
 A las simpatías de la Banca. 
 El Alcázar.    18/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LAS ELECCIONES, HIPOTECADAS

(A LAS SIMPATÍAS DE LA BANCA)

MADRID-Redacciórt.— Parece que se están dando los primeros pasos para establecer la política

gubernamental sobre los medios de comunicacion en las elecciones. El cuadro se distribuye de la

siguiente forma: presencia de los partidos en TVE,. en la prensa del Estado y en las emisoras privadas.

Puesto que se da por hecho la supresión del Ministerio de Información en la primera reorganización

administrativa, el Gobierno parece intentar deshacerse de controles innecesarios que comprometen su

fisonomía. Asi, se afirma que antes de las elecciones las emisoras particulares dispondrán la libertad para

informar en materia política, aspecto hasta ahora exclusivo de Radio Nacional. Otros planes alcanzan

incluso, en vertiente distinta, a la autorización de determinados cines pornográficos.

Según recoge Logos, esta libertad informativa exigiría la presentación de la documentación, periodicidad

y horario estipulado y conservar la grabación durante una semana como prueba testifical. Se establecería

el derecho de réplica, recayendo la responsabilidad del contenido de las emisiones en el director. Sin

embargo, Radio Nacional continuará emitiendo sus programas informativos. El tema se completa con la

anunciada reforma del 2° de la Ley de la Prensa, anunciada por el Sr. Reguera Cuajando, que suprimiría

la ambigüedad de este apartado concretando en la unidad nacional, la Monarquía y fas Fuerzas Armadas

los limites de lo opinable.

De pasada, recogemos que una revista afirma que se está distribuyendo entre la oficialidad de la 1a

Región Militar un informe relativo a la infiltración comunista en el Ejército. El tema no es nuevo y

excluye todo comentario, porque es bien conocida la estrategia del PCE. De todo lado se dice, posi-

blemente con intención de lanzar un "globo sonda" que determina dos altos jefes militares verían con

mala cara el que Alianza Popular se situara favorablemente, en las elecciones. Hay muchas ganas de

provocar —mencionando incluso un 25 de abril— a unas Fuerzas Armadas que ha dado prueba de

serenidad y entereza a toda prueba. ¥ resulta curioso que son los mismos los que solicitan una acción

abierta del Ejército y condenan al mismo tiempo la ejecutoria de los militares que hicieron posible el 18

de julio.

Volviendo al tema electoral, Suárez aparenta mostrarse remiso a concretar su presencia en los comicios al

frente de una candidatura de Avila. Pero todos los partidos señalan con énfasis la paradoja que representa

excluir a un Gobierno del juego electoral y no a su jefe, ni al titular de las Cortes. Raúl Morodo, desde el

campo socialista, entiende que sería una clara implicación del gabinete en un partido. Pero posiblemente

Suárez prefiera esperar. Sus relaciones con Alianza Popular, supuesta vencedora en las urnas, se

contemplan desde un ángulo con recelo, y desde otro, con confianza. El presidente —se dice— sigue

contando en la Alianza con suficiente predicamento como para imponer en cualquier momento una

determinación a su favor. Pero desde otra vertiente se afirma que A.P. no transigirá con Suárez.

La atención sigue centrada, en tanto, en el Tribunal Supremo. Se afirma que antes de terminar el mes

podría decidirse la legalización del PCE y demás partidos marxis-tas y que seguramente la determinación

de la Sala 4a sea positiva. Se dice que en base a la documentación doctrinal entregada a los jueces solo

puede obtenerse una respuesta favorable, pero también se subraya que el Tribunal Suprema podría y

debería estudiar los antecedentes históricos próximos que determinan con claridad la trayectoria del

Partido. De momento, el alto tribunal ha rechazado las pruebas propuestas por la Liga Comunista

Revolucionaria.

También ayer hacíamos referencia a la actitud de la banca. Según

Cifra, e] Consejo Superior Banca-rio no ha adoptado postura alguna sobre las posibles ayudas crediticias

a los partidos, ni tan siquiera ha estudiado oficialmente este tema en sus reuniones. "Se estima —continua

la citada agencia— que las entidades bancarias podrán conceder créditos en función de las simpatías

políticas y de las garantías o conveniencias comerciales de cada operación crediticia. Sin embargo, —

añade— existe la creencia de que los créditos a los partidos políticos representan un riesgo grande para

las entidades bancarias ya que los partidos no ofrecen, hasta ahora, seguridades suficientes". Por lo

pronto, Felipe González está en Alemania con Brandt, y es seguro que el PSOE presentará un balance´de

sus necesidades económicas.

La Federación de Alianza Popular y el Partido Nacionalista Vasco presentaron ayer sus papeles en

Amador de los Ríos. Alianza Popular Vasca, por su parte, fue recibida por Suárez, que departió con sus

dirigentes durante dos horas. El primer número de Gacela Socialista (órgano del PSP) esta ya a la venta,

con una tirada de 70.000 ejemplares. Socias Humbert alcalde de Barcelona, parece dispuesto a participar

en un bloque socialista catalán. El PSV se enfrenta con el PSOE renovado y el PNV porque, según dicen,

entorpecieron ante el Gobierno su legalización. Uno de los fundadores del Partido Gallego Social

Demócrata lo abandona por incompatibilidad con la línea ideológica del grupo, que califica de "derechista

y liberalizante". El PSP no establecerá alianzas con el centro izquierda. El mosaico que forman estas

noticias de agencia, reproducidas en telegrama, es suficientemente desolador. Muy pocos grupos, en estas

condiciones, podrán conseguir un mínimo de credivilidad electoral. El fracaso de las minorías será

estrepitoso si no se llega a un acuerdo mínimo de base, que desde luego, ahora mismo parece impensable.

 

< Volver