Autor: Izquierdo Ferigüela, Antonio. 
   La verdad desnuda     
 
 El Alcázar.    18/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LA VERDAD DESNUDA

UNA virtud estimable sí encuentro en tas declaraciones que Carmen Apolo, actriz y super "vedette",

formula a M.E. Tejada e» "Interviu": la sinceridad Carmen Apolo nuestra naturalidad en una doble

vertiente: artística y la política. Teago muyy coacretas reservas sobre todo esto del destape como

utilización dialéctica. porque los grandes problemas se inician cuando las cuestiones se extraen de un

contorno propio. El destape tiene una función que yo acepto sin reparos, para rechazar. automáticamente,

su utilizacion de gancho en servicio de mercancias ideológicas. Es decir: el desaado no necesita

explicaciones. La manipulacion del desnudo, sí.

Carmen Apolo ha iniciado su conversacion con una rotunda declaracion de parte: "Sí, soy del bunker. ¿Y

qué pasa?" Esa sinceridad resalta mucho más honesta que los pudorosos velos coa qre cubren sus viejas y

brillantes galas ayer mismo eraa aúreas jerarquias del franquismo y hoy son liberales de toda la vida.Una

práctica de destape nacional, a nivel biográfico, resultaria altamente saludable para esclarecer el tránsito a

la democracia. No acaso a las muchachas que comparece» e» las revistas ¡lastradas e» cueros, sinó a

quienes pagan y sostienen esa lujosa mercancia y luego se proclaman, en las mismas páginas, feministas.

El feminismo consistirá su-pongo— en la liberación de la mujer. Y mal podran liberarse las si quedan

cautivas, en costosas cárceles de papel, como paros objetos de distraccion para pasar de contrabando

otras mercancías.

No es este el caso de Carmen Apolo, ene se ha destapado más que física, ideologicamente, y de ahí la ola

de comeatarios. Esto es bueno: en las secciones de Yale casi todas bs protagonistas opinan con

desenvoltura de política y se declaran socialistas, comunistas, marxistas o filocomunistas y señalan como

líderes óptimos a Felipe González. Adolfo Suárez o Santiago Carrillo. Todo natural. El hecho de ene

Carmen Apoto se haya declarado partidaria de Blas Piñar paede promover —sega» los indicios— •na

tormenta. Con Blas Piñar, Carmen Apolo coincide, cnando menos, e» »n» cosa: e» manifestarse

politicamente tal y como es, si» adoptar estrategias de adaptación al tiempo o de camuflaje. ¿Quien se

puede escandalizar? ¿Quienes? Me inscribo e» el área de b verdad, b ocupe q»ien b ocnpe. De ahí qae me

parezca razonable que Carmen Apolo exprese su inclinación política por "Fuerza Nueva" y s» presidente.

Creo que los seguidores de Blas Piñar pondrán bs cosas en s» panto y agradecerá» b desenvotnra, b

gracia, e inctaso el saludable descaro con qne Carmen Apolo lo que es sin miedo a que la incluyan en las

listas negras de tos dispensadores de famas y biografías.

Antonio IZQUIERDO

 

< Volver