Autor: Cordero, Lorenzo. 
 Cuatro mil personas en el mitin de Fuerza Nueva en Oviedo. 
 Blas Piñar no piensa dimitir como procurador de las Cortes     
 
 Informaciones.    18/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CUATRO MIL PERSONAS EN EL MITIN DE FUERZA NUEVA EN OVIEDO

Blas Pinar

no piensa dimitir como procurador en Cortes

OVIEDO, 1S (INFORMACIONES, por Lorenzo Cordero).

SUAREZ es un prestidigitador: metió la reforma en un sombrero de copa y sacó al Partido Comunista.»

Don Blas Pinar arrancaba con esta frase la enésima frenética ovación de sus seguidores, durante un mitin

pronunciado en el Palacio de Deportes de Oviedo, en la tarde del sábado pasado.

Unas cuatro mil personas llenaban el recinto, que se hallaba profusamente adornado con banderas de

Falange y de Fuerza Nueva. A lo largo de los ocho días anteriores, una masiva propaganda mural de

Prensa y radio convocaba a los asturianos a asistir al «acto de afirmación nacional», en el que don Blas

Pinar, presidente de Fuerza Nueva, pondría como hoja de perejil al Gobierno, a la Iglesia, a los centristas,

y de manera especial al. recientemente legalizado Partico Comunista.

Don Blas Pinar había llegado a Oviedo hacia la una de la tarde. Respondiendo a preguntas de algunos

periodistas señaló que estaba, en Asturias para preparar las elecciones y todo lo que fuese necesario, que

no pensaba dimitir de su puesto en las Cortes y que con Fraga no coincidía en temas fundamentales.

También negó que Fuerza Nueva estuviera ligada a los gurerilleros de Cristo Rey. «¡Eso —dijo— lo

interpreto como una muestra más de la campaña de difamación que se nos ha montado.» En cuanto a la

Integración de Fuerza Nueva en un Frente Nacional, opinó que no lo veía imposible, la integracion con

Alianza Popular.

Entre los oradores que precedieron en el uso de la palabra al líder de Fuerza Nueva, la presidenta de las

Juventudes Femeninas de dicho partido en Asturias censurarla que determinado sector de la Prensa

entrecomillara en sus informaciones la frase «acto de afirmación nacional».

y al referirse a esta Prensa diría que se trataba lógicamnet* de «la Prensa del guau guau». entre otras

cosas afirmó también que «no hay comunismo sin prostitución de la mujer, ni prostitución de Ja mujer

sino feminismo».

Don Blas Piñar, durante noventa minutos, pronunció un discurso demoledor contra los que «aprovechan

las vacaciones para derribar los símbolos del Movimiento» y mientras se dinamitan los cimientos de la

nación española. Afirmó que se hallaba en Asturias para unirse a los ultras, al igual que los que

acompañaron a don Pelayo, que no pactaron con don Opas ni claudicaron. Apoyó sus tesis apocalípticas

sobre las referencias históricas del 34 y el 36. Recordó que el desmantelaimeto de España había

comenzado hacía tiempo, aprovechándose de la senectud de Franco. «Franco —dijo— se limitó a sentarse

a la puerta para ver pasar el cadáver de los enemigos. En cambio, hoy se mendiga en las Cancillerías

extranjeras.» En sus alusiones al PSOE, aseguró que estaba formado por hijos de papá, mientras que

definió ai centro en política como algo siempre nefasto para los intereses de la Patria.

El largo parlamento del líder de Fuerza Nueva fue interrumpido numerosas veces entre aplausos y gritos

de «Franco, Franco, Franco», así como la frase, repetida casi constantemente, de «Ejército al Poder». AI

finalizar el discurso, don Blas Pinar pronunció esta frase de José Antonio: «España está enferma y vamos

a salvarla.» Luego se cantaron los himnos «Orla-mendi» y «Cara al sol». en el transcurso del acto no se

produjeron incidentes de ninguna clase, y luego grupos de Jóvenes de Fuerza Nueva recorrieron en

manifestación las calles de ja ciudad.

 

< Volver