Autor: J. S. R.. 
 Blas Piñar, en Reinosa. 
 "Todos seremos responsables"  :   
 Si no ponemos remedio al mal. 
 El Alcázar.    19/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Blas Piñar, en Reinasa

"TODOS SEREMOS RESPONSABLES"

(SI NO PONEMOS REMEDIO AL MAL)

En Reinosa, muy cerca de donde nace el que Blas Piñar habría de llamar "río de la Patria", protagonizó un

acto de afirmación nacional, el domingo diecisiete, el Presidente Nacional de FUERZA NUEVA, quien

con buen número de acompañantes, procedía de Oviedo donde se había celebrado un acto similar el día

anterior.

A pesar del mal tiempo reinante, con nieve en las alturas, aguaceros y baja temperatura, alrededor de dos

mil quinientas personas, procedentes de la localidad y otros lugares de la región santanderina, así como de

Asturias, comarcas vecinas y aún del resto de España (de Sevilla acudió un autocar con cuarenta jóvenes

de ambos sexos), se concentraron en la sala "Vejo" y sus alrededores. Abundaban los requetés

uniformados, tanto veteranos de la guerra como nuevas generaciones, así como también gran cantidad de

camisas azules.

Profusión de banderas nacionales, nacionalsindicalistas carlistas y de FUERZA NUEVA, se agitaron

entre grandes aclamaciones cuando, al medio día, hizo su aparición Blas Pifiar. Presentó el acto Julián

Fernández Salas, Delegado Local de la organización en Reinosa e intervinieron Víctor Barca, delegado

provincial, y Ana Barca y Miguel Fuentes, delegados de las respectivas juventudes femeninas y

masculinas.

Blas Piñar pronunció un discurso cuyo eje central fue la teoría del mal menor y del hecho consumado,

aplicada a la actual situación política de nuestra Patria, tras la legalización

por el Ministerio de la Gobernación del Partido Comunista llamado de España. Se refirió asimismo a la

liquidación de lo que quedaba del Movimiento, a la manipulación de las conciencias en el último

referéndum y a las palabras que pronunciara Ortí Bordas cuando defendía desde su puesto de Vicesecreta-

rio General, la existencia del Movimiento en la famosa dicotomía "Organización Comunión". Atronador

clamor subrayó su intervención, cuando pidió la dimisión del gabinete Suárez, al tiempo que una gran

rechifla acogía la noticia de que el nuevo Ministro de Marina había jurado de rodillas y ante los Evan-

gelios, fidelidad a los Principios Fundamentales "del Movimiento Nacional".

Blas Piñar, en nombre de su movimiento, repitió las palabras de José Antonio en su manifiesto, llamando

a todos los españoles al rescate de España. Tras cantar el Oriamendi y el Cara al Sol, se celebró un

almuerzo de camaradería que transcurrió dentro de gran entusiasmo.

Por la tarde, Blas Pinar inauguró los locales de FUERZA NUEVA en Santander. Una multitud le aclamó

desde la calle, bajo la lluvia, obligándole a salir repetidamente al balcón, donde fue clamorosamente ova-

cionado, cantándose varias veces los Himnos. Blas Pinar fue despedido en la estación camino de Madrid,

por multitud de jóvenes uniformados y con banderas nacionales, que le aclamaban sin cesar.

J.S.R.

 

< Volver