Autor: Gallo, Jesús. 
 Blas Piñar, en Bilbao. 
 Los pecados contra la bandera no se perdonan jamás     
 
 El Alcázar.    25/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Blas Piñar, en Bilbao

LOS PECADOS CONTRA LA BANDERA NO SE PERDONAN JAMÁS

• "El franquismo sociológico desaparecerá si no se conservan las ideas doctrinales del

Caudillo"

• "Los únicos causantes de la ruptura son los que votaron «sí»"

BILBAO. (Por télex, una colaboración de Jesús Gallo).— Ayer mañana se celebró en el Teatro

Campos Elíseos de Bilbao el acto de afirmación nacional, organizado por "Fuerza Nueva". No

sólo todas las localidades estaban ocupadas media hora antes del comienzo, sino que pasillos,

vestíbulo y la misma calle estaba repleta de un público enardecido y especiante.

El acto comenzó con la interpretación del himno nacional. Intervino en primer lugar Nacho

Ramos que pasó revista al triste panorama de esta España nuestra, y fue puntualizando

minuciosamente todo aquello a lo que hay que decir basta, que no es poco.

Seguidamente disertó Blas Pinar. No fue un mitin sólo de ardor. Fue, como me dijo un amigo a

la salida de! teatro, la mejor lección que se puede dar sobre el separa tismo.

Estudió los orígenes del llamado nacionalismo vasco, con profunde conocimiento del tema y

fue opo niendo razones y razones que des hacían los sofismas de un señor que no sólo se

equivocó él y así lo reconoció mucho después, sino que tampoco pudo preveer el desastre de

sus ideas.

Dentro de esta lección magistral, iba tocando otros temas candentes, cuando recordó su

anterior visita en noviembre a Bilbao dijo que lo hizo como homenaje a la bandera y no como

desagravio, porque "e! desagravio a la bandera corresponde a los militares por derecho

propio". Terminó este apartado diciendo en medio de un torrente de ovaciones que "los pe-

cados contra la bandera de la Patria no se perdonan jamás".

Y al hacer referencia a los dos policías muertos por los enemigos de España, dijo que han

aparecido en un bunquer sucio de una playa de Francia. Tuvo una idea feliz cuando dijo "que si

se van a consentir los "Aberri Eguna" nosotros en el mismo día y en mismo lugar celebraremos

el Día de España".

Luego Blas Pinar se adentró en !a problemática más actual y manifestó que si todo ha

fracasado es porque muchos dirigentes no han creído nunca ni en el 18 de julio ni en los demás

valores.

Fustigó a los que quieren ganar las elecciones apelando al franquismo psicológico, "pero el

franquismo sociológico desaparecerá si no se conservan las ideas doctrinales del franquismo,

porque si quieren aprovecharse del franquismo sociológico tienen primero que

aceptar esa carga doctrinal que fue su base".

Al referirse a los procuradores que votaron sí dijo que "no se han confundido, es que estaban

ciegos", y trató de un tema ya muy explicado por "EL ALCÁZAR". Los separatistas, de aquí y

de allá, y el marxismo, no participaron en el referéndum. "Si nosotros —dijo— votamos no y

ellos se abstuvieron, los únicos causantes de la ruptura son los que dijeron sí".

Recordó a algunos tan sólo de los ilustres vascos que murieron por España, y recordó las

últimas palabras del teniente Ausín, a la sazón oficial en "garellano" de Bilbao para que esa

canalla que le iba a fusilar no volviera a España.

Fue una intervención larga pero se desarrolló en medio de un enorme entusiasmo. Los miles y

miles vizcaínos que estaban allí anotemos una vez más porque es conveniente no se olvide

que la gente joven era mucho más de la mitad de las casi tres mil personas que escuchaban a

Blas Pinar.

A la salida del teatro vítores y aplausos a España y Blas Piñar. Posteriormente hubo una

comida de hermandad, donde el presidente de "Fuerza Nueva" trató con gracia e ironía los

temas de las elecciones próximas.

 

< Volver