Autor: Paso Gil, Alfonso. 
   La vergüenza del centro     
 
 El Alcázar.    04/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LA VERGÜENZA DEL CENTRO

El Centro Democrático, que al parecer va a tener su hombre clave en el presidente del Gobierno, Sr.

Suárez, ha empezado a hacerse una propaganda tan graciosa como un chiste de Xaudaró. Ya saben

ustedes: el glorioso topicazo: "Ni a la derecha, ni a la izquierda. En el centro". Ya demostré como era

imposible prácticamente situarse en esa precisa geografía geométrica, digámoslo así, por la sencilla razón

de que en cuánto el centro bascule hacia la izquierda será izquierda y cuando lo haga a la derecha, será

derecha. Se trata, pues, de un teorema sin posible demostración. Pero no cabe duda que ese centro que al

parecer va a acaudillar el Sr. Suárez contará con una tremenda afluencia de votantes: la primera y más

importante, la del Partido Comunista. Tal como se lo digo. El Partido Comunista sabe que no está para

triunfar en unas elecciones. Ni lo quiere. Al Partido Comunista le conviene Suárez, la blandura de Suárez,

y todas las cosas que Suárez representa. Al Partido Comunista le conviene el pacto histórico que sólo

puede efectuar con ciertas garantías el Sr. Suárez, porque es capaz de eso y de mucho más. Se nos ha

presentado como un magnífico "ecuyer" o un alambrista consumado. Pienso yo que por sostenerse haría

lo que Fausto: vender su alma al diablo. Con el permiso, naturalmente, de Monseñor Tarancón.

El centro hace una propaganda delicadísima: "Nosotros, los que no hicimos la guerra...". Vuelvo a

repetir... ¿Es un pecado haber hecho la guerra?. Que echen entonces a Carrillo, que fumiguen a "la

Pasionaria", que devuelvan a Roma a Alberti y que ovacionen a Fraga, que no tuvo edad para hacer la

guerra, como yo tampoco la hice, como un ingente número de hombres criados dentro del Frente de

Juventudes, o en el SEU y que están ahí, y que son presencia viva. Si se especula con la guerra, que se

tenga el valor de anunciar que hay muchísimos hombres que no piensan como Suárez y que no han hecho

la guerra tampoco.

Pero vamos allá con la noti-cia que es interesante: El veinticuatro de abril del año en curso, el periódico

"ABC", publicó en su Sección "ABC de las elecciones", la siguiente noticia: "También el Presidente de la

Diputación de Santander, don Modesto Piñeiro Ceballos anunció ayer al Pleno de la Corporación que

presentaba su dimisión para encabezar la candidatura de Alianza Popular. El Sr. Piñeiro manifestó a sus

compañeros de Corporación —dife Cifra— que había recibido presiones de ministros y subsecretarios

para que accediera a presentarse candidato por Centro Democrático y hasta, llegó a negociar esa

posibilidad a cam-

bio de que el Gobierno concediera cinco mil millones para obras públicas en la provincia de Santander".

Y me escribe un compañero preguntando que desea saber cual es el precio de los que han accedido a las

presiones de ministros y subsecretarios. Y tiene muchísima razón. Si son ciertas las afirmaciones de don

Modesto Piñeiro debemos tomarlas como un siniestro precedente que configura cierto juego sucio por

parte del Gobierno actual que pretende pasarse con toda la maleta y el equipaje íntegro al partido de

Suarez.

Si es preciso esas presiones se hacen. ¿A que nivel?. Ya nos lo han dicho. A nivel de ministros y

subsecretarios. Todo esto está muy mal. Todo esto es muy feo. Si se trata de una maniobra electoral no

significa más que el desdoro y la desfachatez de la democracia. Si se trata de un asunto de fondo como es

la permanencia del Sr. Suárez en la Moncloa, la cosa tiene peor aspecto. Porque empieza ya a

configurarse una especie de democracia dictatorial en la cual se gobierna a golpe de decreto ley y que no

tiene las ventajas de orden y desarrollo que puede representar un gobierno fuerte.

Nos hace una gracia enorme la respuesta del Sr. Piñeiro -siempre según Cifra— vendiendo sus favores

como la Pompadour al Centro Democrático a cambio de cinco mil millones para Obras Públicas en

Santander. De todas las maneras y según las noticias que tenemos no creemos que el Sr. Suárez se haya

traído tanto dinero de América. Porque en Méjico, y es fidedigno, no le han dado bolilla. Y de Estados

Unidos, según el lúgubre "Diario 16" se ha traído mil millones de dólares. Si es para España significa que

tenemos para ir tirando un mes más. Si es para Centro Democrático, basta con el dinero que tiene el

Partido Comunista.

 

< Volver