Autor: García Serrano, Rafael. 
   Dietario personal     
 
 El Alcázar.    02/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

DIETARIO PERSONAL

Por Rafael GARCÍA SERRANO

SÁBADO 30 DE ABRIL

MONOTONÍA.—Nadie me la achaque a mí y cargúela quien lo desee, a nuestra Historia Pe-nélope, que

teje y desteje y vuelve a tejer para destejer a continuación, con lino caliente, obligadamente primaveral.

El seráfico, mirífico, franciscano, apacible, bondadoso e inefable profesor Tierno Galvin —cátedra

ganada durante la Oprobiosa, que olvidó sus antecedentes marxistas en un acto de objetividad que nunca

suele darse en regímenes como los que propugna el dulce, tierno, candido y humanista profesor, con su

puñito cerrado, igual que un niño dormido —se ha echado al mitin como los inolvidables patrulleros de la

Brigada del Amanecer a luchar en los frentes del principal, el segundo piso, el tercero o la buardilla:

decidido a pelear como bravos y a llevarse hasta el retrato del Papa, singularmente si el marco era de

plata.

De modo que en Vigo ha dicho: "Si gana por un amplio margen Alianza Popular, aquí no va a

consolidarse nada. Volverá la lucha a la calle, a los talleres; que lo tengan presente todos, y que lo tenga

presente, especialmente, Alianza Popular".

Nada me una a Alianza Popular, que para mí es como la resurrección de la venerable Ceda del Jefe, Jefe,

Jefe, sólo que más a la izquierda que aquel trabucaire a las órdenes del Nuncio, pero como espectador

comprendo que a mi admirado y buen amigo Manuel Fraga Iribarne se le plantea una gran

responsabilidad. ¿No deberá retirar sus listas de todas las provincias e incluso invitar a

sus partidarios a votar por Tierno en evitación de mayores males? Porque es el caso que el profesor

europeista ha añadido a continuación: "Que nadie confie en un Gobierno socialista de concesiones

(antiguos falangistas —advierto por mi cuenta— abstenerse de firmar oposiciones o de aspirar a vivir). Se

impondría una absoluta dureza, aunque con la necesaria equidad, permitiendo los cambios necesarios". O

sea, que dejarán elegir cementerio en lugar de abandonar los "besugos" por las calles, como antaño.

El más pacífico de los socialistas entiende la democracia como el camino a su exclusiva victoria, con

exclusión de las ajenas, exactamente igual que don Francisco Largo Caballero en la lucha electoral del 36,

cuando decía, claro antecedente de este leninillo de guardarropía, de este sacristán de Marx: "Si triunfan

las izquierdas, con nuestros aliados podemos laborar dentro de la legalidad, pero si ganan las derechas

tendremos que ir a la guerra civil declarada. Yo deseo una República sin lucha de clases; pero para ello es

necesario que desaparezca una de ellas. Y esto no es una amenaza —¿a qué llamaría amenazas el buen

señor?—, es una advertencia; y que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas: nosotros las

realizamos..."

Sí, señor, que yo lo vi y lo viví. Las realizaron, la derecha socialista de Prieto, con su sección militar "La

Motorizada", al mando del capitán Condes, asesinó a Calvo Sotelo, fue virginal creadora de la Brigada del

Amanecer, del terrorífico SIM y de una infinidad de chekas.

Prieto, más inteligente, popular y valeroso que su hermano heredero Tierno Calvan, fue el espíritu

estimulante de tantas beneficiosas obras del socialismo español. ¿Qué nos reservará la fina mente

intelectual del profesor Tierno?

La verdad es que tampoco es jugar a profeta si él anuncia poco menos que una guerra civil en el caso de

que el triunfo no sea suyo y de sus aliados.

Esto es una axioma histórico español. Por virtud de no se qué diablos, los españoles echamos papeletas en

una urna y por el otro lado aparecen fusiles, bombas y otros artilugios por el estilo, y sangre, sangre,

dolor, ruina y sangre. E inmediatamente se arma. La ventaja, en este tiempo heredado de Franco, es que la

gente no se incautará de los coches de los demás porque para irse a dar paseos o al frente; los seguidores

de Prieto, Largo y Tierno preferirán, con mucho, utilizar el propio, que conocen mejor.

Para mí la única ventaja de la próxima guerra civil consiste en que ya no nos fusilarán a José Antonio,

porque de eso se encargaron los comunistas en 1936, gracias a la indefensión en que le dejó la obstinada

penuria intelectual y cordial de las pestilentes derechas.

La verdad es que todo da mucha pena ¡pero qué le vamos a hacer! La democracia en España es así,

señora.

DOMINGO, I DE MAYO

NORMALIDAD.—Creo que

este domingo de San José Obrero, Campesino, Estudiante, Sol-

dado, Intelectual y Artista, nos pesca sin ningún ministro fuera del país o, si ustedes lo prefieren, de los

límites geográficos del Estado español, lo cual no es muy -normal que digamos. Resulta en cambio muy

normal que un comando de la ETA reivindique el asesinato de un Sargento de la Guardia Civil, sin duda

para mostrar la buena voluntad que les insufló la medida gubernamental autorizando la "ikurriña". Por

ciero que hoy creo que juegan el "mens-cunclú" y la Real, no se dónde, si en la Ciudad Condal o en

Donosti, y creo que hay preparado un emocionante canje de bandera katalana, empuñada por el kapitán

básico, e "ikurriña", en manos del kapitán ka-talán, el holandés Kruiff, con la debidas bendiciones de la

familia real holandesa, vivamente interesada en colocar a don Hugo Karl en el trono federado de San

Fernando —con el fin de que el Príncipe Bernardo no pierda facultades—, o al menos en el de Euskadi,

que menos da una piedra. RTVE, deseosa de contribuir a la pacificación de los espíritus y a la concordia

nacional, retransmitirá este festival separatista, del cual no puedo emitir pronóstico porque forzosamente

tendría que elegir un 1, una X o un 2, y yo necesitaría el signo que expresase la doble derrota, cuestión al

parecer imposible según me explicaba este mediodía un experto con el que he intercambiado una cañitas

pero que muy bien tiradas.

Esta gentileza de RTVE también es signo de normalidad, ¡Ah, se me olvidaba! Volvió el Presidente

Suárez.

MAYO — 1977

 

< Volver