Autor: J.. 
   Suárez compra el centro     
 
 El Alcázar.    10/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

INFORMACIÓN POLÍTICA

SUAREZ COMPRA EL CENTRO

¿PORQUE esperar a las elecciones para resol-ver los problemas reales de fondo que gra-vitan

peligrosamente sobre la maltrecha situación española tanto interior como exterior?. Esta es una

pregunta que se están formulando «diversos observadores desde que el Gabinete Suá-rez

decidió encarrilar decididamente su reforma política en detrimento de las condiciones reales de

vida de buena parte de los ciudadanos. La perplejidad y la indecisión han sido el resultado de

esta actitud, que se concreta, por ejemplo, en el hecho de que el 60 por 100 de los españoles

(según Díez Nicolás, director del IOP) carece de criterio electoral. ¿Quien capitalizará este

importante colectivo?. La estrategia de Centro Gubernamental parece decidida a rentabilizar los

deseos de progreso y estabilidad que alientan buena parte de la clase media española, y sobre

todo, a dotarla de un firme sentimiento de confianza. Pero, ¿ofrece Suá-rez alguna clase de

garantías para una acción concertada en defensa del patrimonio nacional, expoliado, sin

paliativos, en los últimos meses?.

Los créditos recibidos por Suárez en su periplo americano y las ayudas otorgadas por la

poderosa nación germana están condicionados con el rumbo de los acontecimientos, y no

representan más que una manera de contentar y gratificar la gestión democratizadora del

Gobierno ante los repetidos portazos de la Comunidad Económica Europea. De momento, no

hay más. Y es que, ante todo, se trataba de vender una imagen. Una imagen dinámica, activa,

resuelta, que constituyera el mejor slogan piara el Centro Gubernamental. Pero no ha sido fácil

vender esa imagen ni siquiera en los propios círculos centristas. Ha sido necesario gratificar

generosamente a Alvarez Miranda, Fernández Ordóñez y Garrigues Walker para acallar las

crecientes muestras de disgusto surgidas en las filas gubernamentales. Así, unos cuantos

políticos han vendido un nombre y unas siglas como tributo al predominio Suárez, sin contar

para nada con la manera de pensar de sus afiliados. Las gestiones de Calvo Sotelo en el

Instituto de Semillas Selectas con las cabezas pensantes del primer ministro (Martín Villa,

Landelino, Abril y Osorio, por este orden) ha tenido un resultado y un precio: el artificio de un

partido sin ideas propias y la claudicación de un grupo de profesionales de la política ante la

promesa de una cartera ministerial (o similar).

Mientras, ya tenemos listas. Con paradojas tan curiosas como la inclusión en las candidaturas

del Partido Proverista de Carlos Hugo, a lo que parece, además, sin que tuviera conocimiento

previo del asunto. Maysounave y sus muchachos hacen alarde de un quijotismo que a algunos

les parece divertido y a otros simplemente inconsciente. En total, son 67 los partidos que no

podrán concurrir a las elecciones, aunque de hecho existen indicios de que determinados

grupos han filtrado algunos de sus hombres en otras listas. Lo que si se puede asegurar es que

las futuras Cortes serán un descomunal gallinero nacional en el que difícilmente será posible

integrar tendencias. Incluso en el

seno de las propias coaliciones actualmente en vigor se perciben continuas disidencias que

dan prueba de su falta de solidez. Tal es el caso de la Alianza Socialista Democrática, que tras

la marcha de RSE se enfrenta ahora con diferencias "estratégicas" entre el PSDE y el PSOE

histórico. El PCE, mientras tanto, funciona con el siguiente criterio, dado a conocer por uno de

sus dirigentes y recogido "off the record" por un informador de una revista: "Siempre seremos

republicanos, pero hemos prometido al Gobierno que no manifestaremos ningún sentimiento

antimonárquico". ¿Conseguirán engañar a alguien?.

Los medios de comunicación, como era de esperar, ocupan lugar preponderante en este pro-

ceso. Así, es de anotar el carácter tendencioso que impregnan todas las informaciones

remitidas por la agencia oficial de noticias CIFRA sobre los actos de Alianza Popular y en

especial los protagonizados por Fraga. Resulta significativo que con reiteración los despachos

de Cifra dediquen todo su interés a relatar generosamente las peripecias que sufre el líder

neofranquista mientras que en el contexto de la noticia apenas se reflejan los postulados y las

afirmaciones que resumen el ideario de A.P, Esto es conferir a Alianza Popular categoría de

espectáculo público que contradice frontalmen-te, una vez más, la pretendida asepsia oficial de

los medios informativos estatales.

En conjunto, el panorama electoral se resume así: son 544 los candidatos al Congreso por

Madrid y 40 al Senado. La presencia femenina es muy menguada: sólo dos mujeres candidatas

al Senado por la capital, una por Unidad Socialista y otra por el Partido Independiente. Para el

Congreso, son 101 las candidatas femeninas. Son 17 las coaliciones presentadas, en las que

se observa, como decíamos antes, el camuflaje de numerosos partidos no legalizados a través

del Frente Democrático de Izquierdas, y por el Frente de la Unidad de los Trabajadores.

Resumiendo, hay 17 candidatos por escaño de diputado para Madrid. Y ya tenemos nuevo

ministro de Obras Públicas y seguramente también nuevo embajador en la URSS. De esta

forma se anula políticamente al grupo Convivencia Catalana al tiempo que se remunera al Sr.

Samaranch con una importante responsabilidad diplomática. Para terminar nos hacemos eco

de las noticias según las cuales el conde de Barcelona hará cesión el próximo sábado de sus

derechos dinásticos en favor de su hijo el Rey don Juan Carlos. Hay que puntualizar que

efectivamente no se trata de una abdicación ni de una renuncia. También se afirma que tal

acontecimiento podría venir acompañado del traslado de los restos de don Alfonso XIII desde

Roma a El Escorial.

El Gabinete de Información de don Juan de Borbón que preside el conde de los Gaitanes y del

que forma parte como secretario Luis Mana Ansón no ha confirmado ni desmentido la noticia.

 

< Volver