Autor: García Serrano, Rafael. 
   Dietario personal     
 
 El Alcázar.    10/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Por Rafael GARCÍA SERRANO

LUNES, 9 DE MAYO

PANORÁMICA.- Están las cosas de tal manera que los dos novilleros de más tronío son fran-

ceses, y uno se llama Christian Montcouquiol, galo puro, y el otro es un indochino-polaco de

nacionalidad francesa que se pone en los carteles Chinito de Francia. Al final va a tener razón

don Miguel de Unamuno y Europa se va a españolizar. Lo malo es que al mismo tiempo

España se va europeizando tanto que ya somos coloniales y los pescadores vascos se dirigen

a la CEE person almente sin necesidad de consultar a su paisano, el excelentísimo señor don

Marcelino Oreja, (que según fuentes habitualmente bien informadas continúa colocado de

ministro de Asuntos Exteriores), por razones que "hubieran parecido inverosímiles nada más

que hace un año.

Están las cosas de tal manera que el neomoderado Carrillo se adhiere desde Roma a las

previsiones del "Stalin español", avisando a la afición, "urbi et orbe" para más consuelo, que "si

por casualidad venciera Alianza Popular sería una catástrofe para el país, incluso una guerra",

todo lo cual no puede sorprenderme. Por su parte pueden tranquilizarse don Santiago y don

Enrique, al menos en lo que a mí respecta, porque aunque no deje de sentir alguna vaga

simpatía por un par de candidatos de Alianza Popular, el conglomerado general me recuerda

tanto a la Ceda, que yo no pienso votarla. Por razones de estética, de inteligencia y de buen

gusto, palabra de honor, uno no puede ni pensar en contribuir al triunfo, pongo un ejemplo, de

los señores Carro y López Rodo, que a mi modesto juicio, y sin tratar de convencer a nadie

porque en este país todos nacemos ya convencidos, pertenecen a ese tipo de políticos cuyo

mejor destino es ser relegados a un museo de figuras de cera, pero de barraca de feria, con el

voceador gritando fuera:

¡Pasen, pasen y vean, de cómo la tecnocracia conduce a la memo-cracia y la cogida y muerte

de Antoñito Carro en las arenas de) Sahara!...

Lo que sí hay en mercado es un buen lote de Falanges, se llamen de una u otra manera, de

modo que por mi gusto el 15 de junio yo me quedaría en casa repasando las Ordenanzas —si

las encuentro— y dado a la lectura de dos obras de los hermanos Maura, de don Miguel Maura,

republicano. "Así cayó Alfonso XIII...", y de su hermano mayor y monárquico, el duque de

Maura, "Por qué cayó Alfonso XIII", escrita en colaboración con Melchor Fernández Almagro,

por ser ambos libros los que me parecen más próximos a la actualidad, junto con la

"Desesperación" de Espronceda, que ya no venden en la Puerta del Sol. Pero no lo haré así,-

votaré en Madrid — D.m. —, que disfruta ya orgiásticamente de veintiséis candidaturas, por

aquella falangista en la que figura en tercer lugar mi viejo y fraternal Eugenio Lostau, con quien

ya hice elecciones en 1936, si bien de otro modo. En fin, están las cosas de tal manera que

como si la Falange hubiera querido demostrar su diferencia hacia la democracia al uso, los

estados mayores falangistas han montado la campaña electoral para que nuestra ideología no

tenga posibilidades de hacerse oír en las Constituyentes, donde tantas y tan peregrinas cosas

se van a decir y hacer gracias a las aguas de ese Guadiana de anarquía y disolución en las

que ahora se baña España, que a este paso pronto dejará de serlo, casi como un bolado que

en vez de endulzar el agua de un diputado o senador en una tranquila y gran copa de agua

fresca, fuese arrojado al pie de las cataratas, del Niágara, ¡que que´ les voy a contar del

experimento de Física recreativa!

10 - MAYO 1977

 

< Volver