Autor: CRUZ. 
 Áginas dela Historia. 
 Como la izquierda española entiende la amnistía     
 
 El Alcázar.    23/05/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Páginas de la Historia

COMO LA IZQUIERDA ESPAÑOLA ENTIENDE LA AMNISTÍA

La claudicación se justifica ante la campaña proamnistía de la izquierda marxista en la voluntad de

reconciliación. La reconciliación la habíamos hecho los españoles en la dura lucha por la reconstrucción y

el desarrollo, hasta que el Partido Comunista puso en órbita su campaña. La reconciliación para los

marxistas era sólo el pretexto mediante el que dar soporte a su revanchismo y justificación dialéctica a la

destrucción del Régimen. Con torpeza inaudita tomaron el engaño toda una serie de personajes de la

derecha, sobre todo del sector neoclerical. Ahora los asesinos salen a la calle, bajo la mirada atónita de los

centinelas que comprueban la impunidad de quienes asesinaron a sus compañeros.

En esta hora es aconsejable recordar la tradicional coherencia de la izquierda, en contradicción con la

sempiterna estupidez de alguna derecha.

En junio de 1936 fue discutido en las Cortes el dictamen de la Comisión de Justicia que ratificaba por la

Ley el Decreto de Amnistía y proponía la ampliación de la misma a toda una serie de delitos comunes,

calificados de "sociales". La amnistía del Frente Popular alcanzaba a sus asesinos a sueldo e incluso a

delincuentes comunes de truculenta historia. Pero no a los presos políticos de los partidos que habían ido

a las elecciones en el Frente Nacional o como independientes, pero contrarios también al Frente Popular.

El diputado de la CEDA don Cimas Leal solicitó la modificación de la fecha tope puesta para la

ampliación de la amnistía, lo que beneficiaría a los presos políticos de los partidos nacionales detenidos

con posterioridad a las elecciones, en plena furia arbitrista del Frente Popular.

Al diputado de la CEDA respondió el socialista Jiménez Asúa en los siguientes términos:

"El ejemplo que nos dieron en las Cortes anteriores, deshaciéndolo todo, no es el que nos puede dar ahora

serenidad, ni a las derechas autoridad, para decirnos que en tal o cual artículo se ha extravasado

un tanto el concepto de la técnica. La Ley amplía el concepto y los delitos meramente políticos que se

comprenden en la amnistía".

Más brutalmente explícito que el profesor fue el también diputado socialista Rufilanchas, miembro de la

Comisión de Justicia:

"¿Amnistía para vosotros? ¡Si precisamente en el pacto del Frente Popular se dice lo contrario! Si la

amnistía se refiriera a vosotros, habríamos introducido el primer elemento de fracaso de toda la política

del Frente Popular. El propio Gobierno ha proclamado que es beligerante frente al fascismo, y en la

acepción de fascismo se comprende a los que actúan y coadyuvan y promueven una actitud de rebeldía

contra la República; no es posible pues que un Gobierno del Frente Popular vaya ahora a perdonar a

quienes desean dar muerte a la República y a quienes la representan. No habrá amnistía para los

elementos que se oponen a cuanto significa el Frente Popular".

Pocos días después, en la sesión del 30 de junio, otra vez insistía el diputado socialista Rufilanchas:

"¿Amnistía para las derechas? En la misma base del acuerdo del Frente Popular en que se dice que se

considera por Ley amplia de amnistía a los delincuentes político sociales, se dice que se exigirá

responsabilidad a los que intervinieron en la represión de Octubre y los que se han llenado de

responsabilidades al reprimir ese movimiento habéis sido precisamente vosotros. Si hemos de interpretar

el triunfo electoral del 16 de febrero habrá amnistía para los hombres del Frente Popular; pero no habrá

jamás amnistía para las fuerzas políticas que Sus Señorías representan".

Las previsiones de Rufilanchas se cumplieron. Los criminales salieron a la calle. Los presos políticos di

las derechas salieron de las prisiones camino de Paracuellos, en pos de Calvo Sotelo.

CRUZ

3

 

< Volver