Corpus toledano     
 
 El Alcázar.    10/06/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

CORPUS TOLEDANO

Por una España una (dentro de su variedad regional). Por una España grande y por una España libre.

TOLEDO, (Por teléfono, de nuestra Delegación).— El ministro de Justicia, don Landelino Lavilla, pre-

sidió ayer, en nombre del Gobierno y de Su Majestad d Rey Don Juan Carlos, la tradicional procesión del

Santísimo Corpus Christi, que discurrió por el clásico y evocador itinerario de callejas toledanas, las

cuales se encontraban profusamente adornadas con banderas, gallarde-

tes, mantones de Manila y reposteros, estos últimos con detalles Eucarísticos y algunos con los escudos

de los diversos países Hispanoamericanos y de las localidades de la provincia de Toledo.

Poco después de las once de la manaña, las explosiciones de las bombas reales anunciaban la salida de la

catedral, por la Puerta Llana, de la Custodia que concibiera y realizara el gran artífice Enrique Arce,

portadora del viril con el Santísimo Sacramento que ha sido objeto de adoración por los miles de personas

que han presenciado el paso del cortejo. Dicho cortejo estaba integrado, en su cabecera, por el grupo de

clarines y tamborileros, seguidos de la Cruz catedralicia y otras Cruces y estandartes parroquiales,

escoltados por niños y niñas ataviados con sus galas de primera comunión; cofradías e instituciones

religiosas, seminaristas, escolanía de la Virgen del Sagrario, banda de música del Patronato de Fomento;

capítulos de Caballeros Mozárabes del Santo Sepulcro, Hispanoamericanos del Corpus Christi e

Infanzones de Illescas, clero y después la Custodia con el Santísimo, escoltada por una escuadra de la

Academia. Seguía el celebrante, el cardenal Primado de España doctor Marcelo González Martín, y

después el ministro de Justicia y autoridades, así como representaciones diversas, corporaciones

provincial y municipal, y cerrando marcha la banda de música de la Academia de Infantería encabezando

la formación militar que daba guardia de honor al Santísimo.

Se hizo estación en Zocodover, donde d cardenal primado dirigió la palabra a los fieles destacando en

ellas, este acto de amor a la Eucaristía.

 

< Volver