Si usted puede, España no puede, señor Presidente. 
 Austeridad Suárez     
 
 El Alcázar.    08/08/1977.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

Definitivamente, al presídente Suárez ha escogido la austeridad como norma a seguir en estas

sus primeras vacaciones en el cargo:

El señor Suárez ha desdeñado, para empezar, el magnifico servicio aéreo Madrid Barcelona

que ya utilizó en otras ocasiones, más propagandísticas, eso si, en beneficio de un, directo,

rápido, y. sobre todo, particular, misterio da la Subsecretaría de Aviación Civil; ya en la costa, el

señor Suárez ha aceptado los servicios de escolta de un dragaminas, el "Llobregat", y de un

patrullero el "Javier Quiroga". El señor Suárez se habla embarcado en un magnifico yate, cuyo

combustible, suponemos, no correrá a cargo, también, de la común aportación nacional. En

cualquier caso, creíamos haber entendido que don Alberto Oliart, ministro de Industria, habla

adelantado la inevitabilidad, en un plazo más o menos inmediato, del racionamiento de diversos

carburantes. El señor ministro se habrá confundido, sin duda, de consumidores. Sea lo que

fuere, el caso es que el poder no parece compartir la austeridad que al mismo dicta. El señor

presidente del Gobierno, en realidad tan sólo un primer ministro-, nos está dando a todos un

pésimo ejemplo. Fuentes Quintana no rechinará, quizás, los dientes, pero hará sus cuentas.

Sabe el vicepresidente económico que de nada sirve obtener unos ingresos mayores si al

tiempo no se reduce el volumen del gasto público. ¿Con qué fuerza moral puede el Gobierno

exigir a los españoles un control energético y presupuestario si su cabeza visible rompe con

tanta evidencia las reglas del juego?. El señor Suárez na resultado ser el primer firmante de la

carta de ruptura del programa de austeridad. Nadie se sorprenda si en el próximo otoño las

centrales sindicales, en todo su derecho, hacen lo propio. Pero, si usted puede hacerlo, desde

el poder todo es posible, España no puede, señor Presidente.

 

< Volver