Autor: Gil, Manuela. 
   Antes     
 
 Arriba.    03/09/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ANTES

«Señor Director:

Es incomprensible que un "Régimen como el anterior, tan estupendo, que llegó a causar impacto en el

mundo, y que nos trajo tantas cosas buenas, sea tan atacado por la oposición, como queriendo hacernos

creer que fus una tiranía. ¿Pero cómo es posible que a loe mismos que hemos tenido la suerte de vivir

esos cuarenta años de paz y de progreso, tengamos que oír que fue una tiranía y una época "negra" y

nefasta, cuando por el contrario ha sido la mejor después de la onocída como la Edad de Oro?

Esas mentiras pueden engañar a Ingratos, o a personas que no han conocido la tristemente recordada

República, con su secuela de luto y de lágrimas. Pero oigamos lo que dicen, personalidades de fuera de

nuestras fronteras.

El mejor corresponsal de La Prensa», de Buenos Aires, Eudocío Ravines, en julio de 1972 escribía:

"Ningún país como España ha logrado demostrar a los economistas de todas las tendencias, a políticos, a

gobernantes, al mundo entero, la más clara experiencia y el camino me/or pr hado, para acar a un país del

subdesarrollo."

Franco, admirado por Elsenhower, como general, como gobernante y gran estadista, y que el mismo

Churchill llegó a comparar con Cario V.

Franco, tan calumniado ahora, cuando tanto agradecimiento le debemos. Su rotundo "no" a los deseos de

Hitler para que interviniese en las segunda guerra mundial, nos libró, sin dudarlo, de un gran desastre. Esa

neutralidad nos libró también de muchas lágrimas. ¿Tampoco esto merece nuestro agradecimiento

profundo?

El premio Nobel y autor del libro titulado «Archipiélago Guiad* ha dicho que en España se vive una

superlibertad. En "Plvarol", de París, su colaborador Paul C. Berger ha escrito que ¡no hay pueblo más

libre en el mundo que el pueblo español.

Hace algún tiempo habló un señor por la televisión, como ustedes recordarán, diciendo que él había

recorrido toda Europa, y en ninguna parte había encontrado tanta paz como en España, y aconsejaba que

no la perdiésemos. ¿Qué dicen e esto los que tachan de "tiranía" y de "época negra y nefasta" a los años

de tanto progreso y paz, con esa superlibertad de que nos habla Solthenitsln y que han reconocido

también personas de otras naciones?

Sería preciso que fuesen objetivos quienes mintiendo, o quizá equivocados, atacan a un Régimen que

trajo a España tanta paz, especialmente, y que esta paz, con sentimiento, empezamos ya a añorar.»

Manuela Gil (Alicante)

 

< Volver