Autor: JASA. 
 Breviario político. 
 Dejación de responsabilidades  :   
 Un común denominador se mantiene en la trayectoria de Suárez como primer ministro: una continua abdicación de autoridad. 
 El Alcázar.    17/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Breviario político

DEJACIÓN DE RESPONSABILIDADES

• Un común denominador se mantiene en la trayectoria de Suárez como primer ministro: una continua

abdicación de autoridad

• Desde el advenimiento de don Adolfo Suárez como primer ministro asistimos a un curioso

fenómeno político: La claudicación del Gobierno ante los movimientos de masas o ante la presión de

fuertes intereses de diversa significación. Fg cierto que en muchas ocasiones fue el propio Gobierno quien

alentó y auspició corrientes de opinión que justificaran sus propias decisiones, pero en otras la falta de

vigor del gabinete no ha tenido más recurso que bajarse los pantalones y ceder en sus prerrogativas. La

trayectoria del Gobierno está jalonada, por ese motivo, en una continua abdicación de poder. Abdicación

que se está haciendo dolorosamente patente en temas vitales como el extrañamiento de presos, las

negociaciones para la autonomía o, simplemente (en una vertiente mucho más directa para toda la

población) en el establecimiento de precios. El reciente conflicto del pan es ana muestra de esta dejación

de responsabilidad en perjuicio directo del consumidor, del ciudadano. El proceso seguido ha sido el

siguiente: los fabricantes de pan se consideran perjudicados por el incremento de precios de las materias

primas, y ante la imposibilidad de aumentar los precios, reducen el tamaño de las barras. El Gobierno, con

aparente dureza, sanciona esta medida unilateral y la condena. Pero al mismo tiempo reconoce a ios

panaderos un aumento del precio del pan. ¿Qué ocurre en consecuencia? Que el Gobierno descarga su

cometido y sus responsabilidades en los ciudadanos, sin asumir el papel de defensa de los intereses de las

mayorías, como debería ser.

• En esta situación, no es de extrañar, como dijo Umbral, que las barras se truequen en lanzas contra el

Gobierno. De poco o de nada sirve en esta situación convocar, como hace, con buena voluntad sin duda,

Rodríguez Sahagún (de la Confederación Empresarial Española) a un programa de solidaridad nacional si

el Gobierno no sirve a un interés colectivo, ni siguiera a sus propios postulados, sino que tan sólo se

conforma con poner parches a costa del más débil. De poco le sirve al pueblo la sabiduría que con jasteza

le atribuye el ministro de Cultura y Bienestar, Pió Cabanillas ("un tímido audaz y realista", dicen) si se

encuentra desasistido de un valedor de sus intereses. Josep Meliá lo ha dicho con claridad: la ejecutoria de

Suárez y su Gobierno se funda sobre el trípode de las debilidades humanas, los sondeos de opinión y la

audacia personal. Con este estío inclemente, con este verano turbio jpuede llegar una cuarta deducción:

Suárez no entiende mas que la política de hechos consumados. Cualquier otro compromiso quedará

saldado (muchos pueden atestiguarlo) en el engaño o en la promesa vana.

• De lo que no cabe duda es de la colosal capacidad de relaciones públicas del primer ministro. En

vísperas del reconocimiento oficial de la Generalidad en Cataluña eligió precisamente las playas de

Gerona asentamiento de sus vacaciones vertiendo cálidos elogias sobre la región. Fue el último resorte de

la "detente".

Ahora, el propio Tarradellas no tiene temor en proclamar que el 11 de septiembre "es muy probable que

esté en Barcelona´1. Ya no hace falta andarse por las ramas. Durante la cumbre celebrada ayer en

SaintMartin-le Beau el honorable Tarradellas ha ratificado su confianza en un Estatuto similar al vigente

en 1932, con todas sus implicaciones políticas. En el transcurso de las negociaciones los parlamentarios

expusieron su deseo —según Europa Press— de que se reconozca el Parlamento catalán, aunque, según

estas fuentes, será necesario negociar todavía con el Gobierno algunos puntos. Es de esperar que la alta

consideración que Tarradellas alberga de Suárez ("inteligencia, simpatía y buena educación") redunde en

resultados prácticos concretos.

• Otros dos temas mantienen la actualidad política de la jornada: la convocatoria de elecciones

municipales para el 15 de diciembre (según especula Mundo Diario) y el proyecto de reforma

constitucional elaborado por el PSOE en Siguen M. A tenor de los términos en que se expresa el

proyecto, se deducen los siguientes extremos: 1) no se menciona en ninguna parte la figura de la

institución monárquica. 2) establece "un equilibrio entre los poderes del Estado y los otorgados en

estatutos de autonomía a las regiones y nacionalidades" y 3) propone evitar que se Go-tiünm —como

hasta ahora—por decretos-Ieyes, estableciendo además un Tribunal de Garantías Constitucionales. Estas

referencias, unidas a las ponencias que estudia la Organización Revolucionaria de Trabajadores,

configuran un plano delimitado de la izquierda en el que se advierten dos pantos: que continúan

sustentando una alternativa revolucionaria que pasa, en sus objetivos últimos, por la eliminación de la

legalidad vigente, y que en ningún modo respaldan de manen activa la continuidad de U institución

monárquica. Otro aspecto importante es la omisión del terna de las Fuerzas Armadas. Ni el PSOE ni la

ORT formulan apreciación alguna sobre el cometido que eonstitacionalmente deba desempeñar el

Ejército.

• Mencionamos por último que, según el semanario "El Socialista´; el Vaticano estaría interesado en

propiciar un acercamiento al euroco-nnmista de Carrillo, siguiendo U táctica conciliador» iniciada con las

naciones del Este. Esta información contrasta con una información según la cual la Iglesia mantiene en

estos momentos su exigencia para impartir enseñanza religiosa y pon one el matrimonio eclesiástico siga

surtiendo efectos civiles. Se especula también en estos momentos, en otro orden de cosas, sobre el retomo

de los restos mortales de tres personalidades ilustres: Alfonso XIII, Azaña y Alcalá Za-mora. Y es que,

como certeramente comenta una revista, no seria lógico que ante la reconciliación de los vivos se

mantuviera un insondable distanciamiento y ruptura entre los muertos.

JASA

 

< Volver