Autor: JASA. 
   No sea tímido: hágase concejal suarista en diez días     
 
 El Alcázar.    03/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La jornada política

NO SEA TÍMIDO: HÁGASE CONCEJAL SUARISTA EN DIEZ DÍAS

• UCD convocaren turno restringido entre demócratas de toda la vida, pruebas selectivas para cubrir miles

de poltronas municipales. Requisitos: ser de orden y de derechas, profesar "claras reservas" hacia el

franquismo y mantener porte altivo y seductor

• Según noticias dignas de todo crédito llegadas a ^nuestra redacción Unión de Centro Democrático

prosiguiendo el extenso programa de lucha contra el paro elaborado por el Gobierno, ha decidido

convocar miles de plazas en turno restringido entre demócratas de toda la vida, renegados del franquismo

y advenedizos de nuevo cuño (todos ellos, bien entendido, con el más explícito proposito de servicio al

país, claro) a fin de cubrir los puestos de alcaldes y concejales en Las próximas elecciones municipales.

Diversos portavoces oficiosos del partida gubernamental han señalado con especial énfasis los esfuerzos

continuados del Gobierno de don Adolfo Súarez para afrontar asi resueltamente el creciente desempleo

que invade todas las esferas laborales de la nación al mismo tiempo que se prosigue el afán integrador

que, desde el primer momento, caracterizó la gestión del primer ministro. Los requisitos solicitados por

UCD para esta operación masiva, llevada a cabo con el mayor sigilo mediante convenio entre el Palacio

de la Moncloa y Cedaceros, son de naturaleza diferente, pero, en cualquier caso, accesibles para toda

persona, de derechas y de orden; a saber, haber pasado por el Colegio del Pilar, ser miembro o benefactor

de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas, disponer en el historial político de "claras

reservas" hacia la feroz tiranía del franquismo, y, a ser posible, haber participado en alguna manifestación

abortada por las "fuerzas represivas" de la Dictadura. Como puntos para hacer méritos se valorarán los

días de prisión y los procesamientos subsiguientes, asi como los artículos secuestrados, detenciones,

extrañamientos, confinamientos, exilios y demás artimañas totalitarias del franquismo. Asimismo será

objeto de deferencia el haber pertenecido durante la "oprobiosa" al Club de Amigos de la UNESCO,

asociaciones ilegales de vecinos o disponer de una fotografía con Canillo en pleno compadreo. También

serán tenidos en cuenta otros indicios de pureza democrática, como pliegos de firmas de protesta, visitas

culturales a las naciones del Este y cartas publicadas en medios de comunicación extranjeros (prefe-

rentemente "L´Humanité") denunciando a la opinión pública internacional las inhumanas condiciones de

vida padecidas durante ocho lustros de implacable dominación franquista. Se ruega enviar historial

pernenorízando todos estos extremos a Cadaceros 11, donde serán tenidas en cuenta todas las peticiones

en la más absoluta reserva.

••Este descomunal esfuerzo laboral emprendido tenazmente bajo la iniciativa directa del primer ministro

y su ayudante Martin Villa responde a una finalidad sustancial: cubrir bajas apresuradamente para

afrontar con el mayor espíritu integrador las municipales. Porque es que los señores de UCD se están

quedando solos, literalmente desasistidos del clamor popular ungido en las urnas que les acompañó

entusiásticamente en los albores de la nueva democracia. Dura ingratitud de las masas, sin duda. Porque,

la verdad, ¿a quién se le ocurre detenerse a comentar el Índice de inflación, el nivel de salarios, el

volumen de parados o la quiebra de las empresas cuando en este país deberíamos estar felices y gozosos

disfrutando la codiciada ventura del advenimiento de la libertad, de la democracia y de la homologación

arrebatada durante tantos años? Es increíble: se realizan mil enredos parlamentarios, mil pactas, mil

designaciones a dedo y mil decretos hasta conseguir una democracia, y,como pago.no se recibe más

correspondencia ante tamaño esfuerzo que denunciar el progresivo deterioro de la vida. Que

incomprensible ingratitud, Dios mío. De cualquier forma, los muchachos acedes tienen que cuidar con

mucho detenimiento de que´ forma van a funcionar alcaldes, gobernadores y presidentes de Diputación

repartidos a lo largo y ancho de las Españas para proceder al consiguiente éxito, porque, como les salga

mal la jugada —expertos en computadoras tiene el Gobierno muy útiles para estos casos—,se les va a ver

el pelo.

• De lo que no cabe duda es de que por la vía de las banalidades, Suárez no va a conseguir nada. En

concreto, el discurso que ha dirigido a los jóvenes centristas reunidos en Murcia es inefable. Un joven y

apasionado intelectual llamado José Antonio Primo de Rivera subrayó hace muchos años que para

conectar con la juventud hace falta ofrecerles, crudamente, con realismo y con pasión, una entrega total a

una misión revolucionaria capaz de alterar el rumbo de las cosas, capaz de alcanzar el más difícil y

remoto de los objetivos en una búsqueda ilusionada hacia una nueva sociedad. Frente a esta dialéctica,

Suárez nos ha salido en su mensaje de Murcia con una premiosidad, con una carencia de coraje, con un

lenguaje esterotipado y vacío, propio de una declaración diplomática pero completamente absurdo si va

dirigido para motivar a la juventud.

No, no estoy pidiendo una demagogia fácil utópica, ramplona y simplista para la juventud. Es la propia

juventud la que pide una participación activa y plena en la delimitación del futuro de España, sin fáciles

componendas de salón ni alegres concesiones paternales. Si don Adolfo Suárez tuviera una idea firme

sobre la problemática juvenil, se daría cuenta de que no se puede domeñar a los jóvenes con promesas de

futuros rentables, sino que hay que concederles plenamente un permanente papel de vanguardia para que

cumplan su papel de aguafiestas. Muchos —de la izquierda y de la derecha— aprendieron esta conciencia

rebelde en un Frente de Juventudes donde jamás hubo discriminación entre vencedores y vencidos, entre

León Felipe y Pemán, entre Manuel Hernández y Eugenio Montes. Por eso el Frente de Juventudes sigue

siendo una experiencia vital imborrable para cuantos la sintieron, por encima de anécdotas o ideologías.

Pero es que había una idea, un compromiso, una exigencia que sustentaba aquella convocatoria. Tres

cosas de que no disponen las tibias juventudes centristas, por lo que no es de extrañar que se conviertan,

simplemente, en centro de colocación y de medro de futuros "líderes". la historia, otra vez, se repite.

JASA

 

< Volver