Críticas al Gobierno en la manifestación de Fuerza Nueva     
 
 Informaciones.    22/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Críticas al Gobierno en la manifestación de Fuerza Nueva

MADRID, 22 (INFORMACIONES).

La patria otra vez está en peligro. Con el entusiasmo de 1808 y el temple cíe los mártires de Paracuellos

del Já-rama, con el valor de los héroes de 1936, otra vez acudía a salvar a la Patria», manifestó en la

noche de ayer el presidente de Fuerza Nueva, don Blas Pinar, durante el acto con el que culminó la

manifestación convocada por el mencionado partido, a la que asistieron unas 100.000 personas, y a la que

se habían adherido F. E. y de las J. O. N. S. y la Confederación Nacional de Combatientes.

A partir de las siete de la tarde de ayer fueron concentrándose ante la fachada de la sede de Fuerza Nueva

numerosas personas que portaban banderas nacionales y del partido P. N. Sobre las ocho de la tarde, con

el tráfico cortado en la calle de Núñez de Balboa, comenzaron a caminar los manifestantes, encabezados

por miembros de Fuerza Joven —sección juvenil de Fuerza Nueva—, que portaban escudos con la

leyenda «Arriba España». Asimismo, presidían la manifestación varios vehículos de la Policía Municipal,

y, a continuación, las banderas nacional, de la Falange y tradicionalista.

Entre los líderes políticos presentes, situados en la cuarta fila, se encontraban don Blas Piñar; el

exministro señor Utrera Molina; don Raimundo Fernández Cuesta —lí_ der de F.E. de las J.O.N.S.—, el

marqués de ia Florida, el señor García Carrés y representantes de distintos grupos cercanos a Fuerza

Nueva, así como el nieto de Franco (don Francisco Franco y Martínez Bordíu), Sánchez Covisa, Valdés

Larrañaga y Roberto Beyes.

Durante el trayecto a través de la calle de Alcalá, los manifestantes, que portaban multitud de pancartas

alusivas al terrorismo, al caos económico y a la unidad de España, profirieron gritos de «Franco, Franco»,

«España unida jamás será vencida», «Gobierno, atiende, la Patria no se vende», y otros como «España

mañana será nacional». Asimismo fue entonado el «Cara al sol» en diversos puntos del itinerario que, por

otra parte, estaba vigilado en algunos sitios por fuerzas de la Policía Armada, que en ningún momento

tuvieron que intervenir.

Por otro lado, los manifestantes eran invitados a gritar consignas desde un automóvil con equipo

megafónico y que llevaba prendida una enseña nacional, repetidamente aplaudida por el público que

contemplaba el desarrollo de la marcha.

Tanto durante la manifestación como más tarde en el acto que tuvo lugar en la plaza de Roma, no se

registraron incidentes. El servicio de orden estuvo a cargo d« casi 1.500 militantes de Fuerza Joven, que,

a través de megáfonos, invitaban a los presentes al orden.

A pesar del gran número de manifestantes, la marcha transcurrió en orden, acuque lógicamente con

lentitud. Por su parte, el jefe de la Policía Municipal del distrito de Salamanca, que dirigía las operaciones

para dinamizar el tráfico por las calles adyacentes, aseguró que el número sobrepasaba los 800.000

manifestantes.

"LA CALLE TAMBIÉN ES NUESTRA"

Pasadas las diez de la noche, la plaza de Roma fue escenario de la intervención´de don Blas Piñar, que,

dentro de un «jeep» y a través de un equipo megafónico, dijo, entre otras cosas, que «la calle no es sólo

para los marxistas y separatistas; la calle también es nuestra».

Después de una brevísima intervención por parte del presidente de la Junta de Madrid de Fuerza Nueva,

don Javier Alba, quien invitó a sus militantes a una disolución ordenada y pacífica, el señor Pinar se

refirió a la indivisibilidad de España, y añadió que los manifestantes son «quienes proclaman el amor a la

convivencia pacífica y sin terrorismos».

Por último, y tras recalcar la necesidad de «acudir a salvar a la Patria», el líder de Fuerza Nueva invitó a

los presentes a entonar el «Cara al sol», agitando pañuelos, hecho que se produjo hasta minutos después

de que el señor Pinar finalizara su breve alocución.

ZARAGOZA, CONTRA EL TERRORISMO

Más de 4.000 personas se manifestaron ayer en Zaragoza para protestar contra la violencia y acelerar el

proceso democratizador del país.

Encabezaban la marcha varios senadores y diputados, así como algunos líderes provinciales de partidos

políticos, quienes portaban una pancarta en la que podía leerse: «Por la libertad. Por el proceso

democratizador. Contra la violencia.»

La manifestación, autorizada, se desenvolvió en orden y estaba organizada por el Partido Comunista de

España (P.C.E.), Partido Social-Demócrata Español y Partido Socialista Popular (P. S. P.), así como

algunas centrales sindicales, que se adhirieron a la convocatoria.

VARIAS VERSIONES SOBRE EL NUMERO DE ASISTENTES

MADRID, 22 (INFORMACIONES).

—Las cifras que se barajan de asistentes a la manifestación convocada ayer por Fuerza Nueva son muy

variables, según los cálculos de medios informativos, estimaciones particulares y organizadores.

La impresión generalizada es qu« se acercaron a los cien mil manifestantes. Los organizadores dan la

cifra de setecientos cincuenta mil. El diario "Pueblo", cincuenta mil; la agencia Cifra, cerca de cincuenta

mil; la agencia Logos, setenta y cinco mil; la agencia Europa Press entre ciento cincuenta y doscientos

mil participantes; "Diario 16" calcula cincuenta mil manifestantes por el procedimiento de multiplicar los

metros cuadrados de la piara de Roma por cinco, que es el número íle personas que podían caber en un

metro cuadrado; los diarios madrileños de la mañana: "El País", cien mil manifestantes; "ABC", entre

cincuenta y setenta mil; "Ya", algo más de cien mil personas, y "Arriba", cincuenta mil. Televisión

Española citó en sus informativos la cifra de "varios miles".

 

< Volver