Convocada por Fuerza Nueva. 
 Manifestación contra el terrorismo     
 
 Arriba.    22/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Convocada por Fuerza Nueva MANIFESTACIÓN CONTRA EL TERRORISMO MADRID.

(Resumen de agencia.)

— Cerca de 150.000, según Europa Press, y unas 500.000 personas, según los organizadores,

participaron ayer tarde en la manifestación convocada por Fuerza Nueva contra el terrorismo, la

división de España y el caos económico.

La manifestación, que transcurrid con toda normalidad, comenzó a las ocho de la tarde en la

confluencia de las calles de Núñez de Balboa con Alcalá, y terminó dos horas y media más

tarde en la plaza de Roma, donde Blas Pinar pronunció unas palabras.

El servicio de orden público corrió a cargo de los propios organizadores y estaba compuesto

por 1.500 personas. También estaban estacionados tres «jeeps» de la Policia Municipal y

varios «Land Rover».

Poco antes de comenzar la manifestación llegaron los líderes de Fuerza Nueva, encabezados

por Blas Piñar, que fue acogido con vítores. Se cantó el «Cara al Sol» y comenzó la

manifestación. Acompañaban en cabeza a Blas Pinar, Raimundo Fernández-Cuesta, José

Utrera Molina, Valdés Larrañaga, el marqués de la Florida, García Garres

y otras personalidades de Fuerza Nueva y falangistas.

Las consignas que se mantuvieron durante la manifestación fueron tales como «Menos

amnistía, mes libertad», «Rojos, a Moscú», «Suárez, atiende, España no se vende», «No

amnistía ni perdón, ETA y GRAPO al paredón», etcétera.

A la altura del número 100 de la calle de Alcalá, en el piso sexto, se veía una bandera nacional

con una fotografía iluminada de Franco, y delante de ella se pararon los grupos de

manifestantes y cantaron e| «Cara al Sol».

La manifestación finalizó con una concentración en la plaza de Roma, en la que Blas Pinar,

continuamente aclamado, pronunció unas palabras, en las que dijo: «Las calles madrileñas no

están sólo para los marxistes y separatistas, para los que piden la amnistía total con

discriminaciones, para los que nos quieren llevar a la esclavitud de los campos de

concentración soviéticos, sino que también es para estos cientos de miles de hombres y

mujeres que proclaman su amor a una España unida e indivisible, y a una convivencia pacífica

sin terrorismo sanguinario e impune, y su amor al progreso sin demagogia. La Patria está en

peligro. Con el mismo entusiasmo de 1808, con el templo de los mártires de Paracuellos del

Jarama, con el valor de los hombres que lucharon en nuestras filas en 1936, otra vez hay que

salvar a España.»

Sólo una pancarta figuraba entre los manifestantes, con Inscripciones en defensa de la

democracia y contra la violencia. Encabezaban la manifestación dirigentes de los partidos

organizadores, y los senadores de la candidatura aragonesa Unidad Democrática, señores

García Mateo, y Martín Retortillo. La manifestación duró una hora.

 

< Volver