Autor: Medina Cruz, Ismael. 
   Romper España     
 
 El Alcázar.    19/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

CRÓNICA DE ESPAÑA

ROMPER ESPAÑA

Supongo que a los comentaristas poéticos no habrá esca-IMdo al articulo da Jose Manuel

Martinez Blinde en "ABC". Contiene material Informativo muy oportuno «obra al verdadero

trasfondo da la autonomía reconocida al País Vasco, aunque todavía no legalizada. Paro hay

un párrafo da indudable trascendencia, que merece aer reproducido y comentado: "El

independentismo de los pueblos aa siempre doctrina que erosiona. Y b Revolución conoce bien

esto y se aprovecha de afeo para sus exclusivos fines. Lo mismo en España que en Angola, en

Vietnam que en el Uistar. En el actual proyecto preautonómico se reivindican tos servidos da

orden pfibHco; quizá algún ola se pida también que tos mozos no dejen al país para cumplir

fuera al servicio militar. Podrían voh/er asi los "gudaris", al Ejército vasco, propio y distinto, lo

que sena visto con suma complacencia e Ingenuidad por los viejos nadonalstas y como

ftwnpoln para futuras acetonas por tos grupos más radicalizados".

La petición de que "los mozos no dejen el pata para cumplir fuera el servido militar" fue hecha

por la minoría vasco-catatana al señor Suárez, como una de las condiciones a la prestación

parlamentaria da sus votos. Es consecuente que esa reforma del sistema de reclutamiento para

el Servido Militar se convirtiera también en una da las muchas condiciones puestas por Carrillo

al señor Suárez para el "compromiso histórico".

La reivindicación de tos servidos de orden publico para el "Gobierno de Euskadi" as sólo te

demanda de reconocimiento legal a una situación real. El carácter total da te amnistía para los

asesinos vascos, la absoluta impunidad da los crímenes y atentados que los "militares" de ETA

protagonizan a diario, ta falta de investigación sobre tos mismos, que se deduce del silencio

injustificable del ministro del Interior, la existencia normal da controlas ejercidos por comandos

de ETA y otros hechos conocidos, como las detenciones que se presentan a la nación bajo ta

apariencia de "extraños secuestros", explican con amarga nitidez que en el País Vasco ya han

sido cedidos tos servidos de orden publico de manera vergonzante.

La Intención de contar con un Ejército vasco, mediante ta vuelta de los "gudaris", también

evidencia alarmantes prácticas, al socaire del actual "proyecto preautonómico". En varias

ocasiones se ha denunciado la existencia de batallones de "gudaris", algunos de tos cuales

habrían desfilado en determinadas solemnidades "nacionalistas", incluso portando armas. A

Rafael García Serrano le han contado el desfile en tas fiestas de San Mareta! con pelos y

señales.

Está en lo cierto Martínez Bande cuando teme que la reforma del Servido Militar en orden a que

"los mozos no dejen el país" pueda servir para la vuelta a los "gudaris", al encontrarse un día la

oficialidad "española" rodeada por una soldadesca nacionalista, obediente a sus "jefes

legítimos", es decir, a los actuales cuadros "militares" de ETA. Ese es al propósito proclamado

en los documentos Internos del vasquismo más exaltado, que es precisamente el que controla

ya la situación.

Una rebelión independentista de "los mozos del pais" contra sus oficiales "españoles",

reclamaría una acción inmediata, no menos radical que te exigida hace tantos ano» por la

revolución de Asturias. Por ello poseen un valor indicativo importantísimo las alusiones

equiparadoras que hace Martínez Bande con Angola, Vietnam y el Distar. No es ta primera vez

que se alude a una posible vietnamización, libanizadón, angolizactón o uteterizadón de

España. Pero cualquiera de esas posibilidades, que en realidad son una misma, precisan de un

pretexto para concretarse en abierta intervención exterior de estímulo y mantenimiento. La

rebelión a que me refiero, promovida en un espacio territorial con fuerzas reales de orden

público afines al "gudarismo", se realizaría en tas mejores condiciones posibles a los propósitos

soviéticos.

¿Han sido tenidos en cuenta todos estos factores por el presidente del Gobierno y sus

ministros a la hora de avanzar en los pactos y an tas concesiones inherentes a los mismos? Si

la respuesta fuese negativa y debiéramos aceptar que el señor Suárez y sus acólitos no han

caldo en la cuenta de lo que Martínez Bande recuerda, sintetiza, concreta y advierte, sería

señal confirmatoria, de que el actual Gobierno de la Monarquía está compuesto por una

pandilla de ineptos, cuya inmediata eliminación política estaría requerida por un principio

elemental de supervivencia nacional.

De admitir que, por el contrario, tales consecuencias han sido tenidas en cuenta al pactar, ta

remoción vendría reclamada por motivos extremadamente graves.

La reforma del actual sistema de reclutamiento para el Servicio Militar, en el sentido de que "los

mozos no dejen el país" constituiría una decisión política del Gobierno de alcance y desarrollos

trascendentales para ta seguridad nacional. Esa es la razón de que en los espacios más

directamente afectados y. en general, en todos los ámbitos políticos, nacionales, se inquiera

con creciente aprensión por el verdadero alcance de este párrafo del apartado 4.2.5.2.

Reclutamiento, del "Informe General 1/77 del Ministro de Defensa", ampliamente circulado,

primero a los periódicos y luego a tas unidades: "Reconsideración del actual sistema nacional

de reclutamiento así como del número de llamamientos para conseguir, con un menor coste,

una mayor eficacia". En el mismo sentido importa conocer cuanto antes el contenido del real

decreto por el que se modifica el articulo 494 del Reglamento de la Ley General del Servido

Militar", aprobado en el Consejo de Ministros del sábado.

Todo lo que se refiere a tas "autonomías está adquiriendo un tufo siniestro, agudizado a partir

de ta consumación del "compromiso histórico" en ta Moncloa. Autonomías concesivas hada los

nacionalismos independientes del siglo XIX respaldadas además por el Partido Comunista, sólo

pueden tener un desenlace coherente con ta peculiar confrontación de fuerzas mundiales: la

desarticulación de España como unidad nacional y como Estado capaz de ejercer una eficaz

soberanía sobre el espacio geopolitico acaso más decisorio de ta estrategia internacional.

La excitación de los movimientos autonomistas en regiones e incluso provincias que nunca

sospecharon catar mínimas pretensiones an tal sentido, forma parte de un plan frío y metódico

de aniquilamiento del Estado español. Con esas autonomías, más folklóricas que otra cosa, se

pretende distraer ta atención del pueblo y adormecer sus sentimientos nacionales, mientras se

provee a facilitar ta Independencia de cuatro enclaves estratégicos: Cataluña, Baleares,

Provincias Vascongadas. Canarias y Ganda. Con Gibraltar completarían el cuadro de un

posible reparto de "protectorados", al término de unas sangrientas batallas secesionistas, que

el mundo supondría, como en el Líbano, el Ubter, Angola, etc. entre progresistas y tenistas.

Ismael MEDINA

 

< Volver