Autor: Gallo, Jesús. 
   Libertad de Enseñanza     
 
 El Alcázar.    09/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

LIBERTAD DE ENSEÑANZA CRÓNICA DE BILBAO Por Jesús Gallo

Hace dos días se celebró en Bilbao una gran reunión «por libertad» de enseñanza en el Pabellón de

Deportes. No menos de ocho mil personas se dieron cita, abarrotando el local. En teoría, estaba

organizado por la Confederación de Padres Católicos, que está integrada por todos, puede decirse, los

colegios católicos de Bilbao.

Y decimos que en teoría porque en la práctica, francamente ignoramos muchas cosas. Para empezar ni

una sola vez salió a relucir Dios, el Catolicismo, el derecho de la Iglesia a la enseñanza, los derechos

divino-positivos para tal derecho.

Fueron siete u ocho intervenciones, basando sus argumentos en tos llamados derechos humanos de la

ONU, sin hablar nada de las encíclicas de tos Papas o el Evangelio. Sobre lo que existe en una nación y

en otra.

Se habló mucho de la libertad de los padres de educar a sus hijos conforme a sus ideas, pero nadie habló

de sus ideas religiosas o católicas.

Con esta reunión no cabe duda que se trata de forzar al Gobierno y Parlamento para la redacción de un

texto adecuado en la futura Constitución, pero se sigue jugando peligrosamente con el laicismo, quizá

como reflejo de ciertas posturas episcopales.

Fueron personas de todas las ideologías políticas y la verdad es que excepto alguna alusión que no venia a

qué sobre épocas pasadas, y otra de un orador que injurió a muchos hablando de «nacionalidades», no

hubo matiz político alguno, si bien se palpaba que aquello olía a cierto partido político que en teoría

siempre ha tenido a Dios por su guia y a los curas como sus grandes valedores.

El segundo tema es el que las preautonomías con el peso de los sucesos de Pamplona han tenido, pese a

que periódicos que se dicen libres no han digerido bien la postura dé los navarros, y pese a que han

procurado callar las agresiones a traición por los mercenarios que ese día llegaron a Pamplona; todo el

mundo sabe la verdad.

Da la impresión, y asi se dice, que esto ha sufrido un parón. Es que era absolutamente gratuito que unos

parlamentarios no navarros incluyan a Navarra en sus decisiones.

Los socialistas quieren imponer al senador Rubial para presidente del Consejo General. Nada puede

decirse aún, puesto que Echavarría Gangoiti del UCD cuentan que sueña con el puesto, y en una votación

bien pudiera ocurrir que sea éste el designado con la alianza de UCD y PNV.

El problema de Navarra pesa y pesará parque todos saben que los navarros no juegan cuando dicen que

no transigirán. Si la mayoría de los pueblos de Álava, por ejemplo, son vascos, mucho más lo son los de

las merindades burgalesas donde nació precisamente Castilla.

En la actualidad los de UCD de Álava no quieren a Leizaola que a nadie representa. Los del PSOE de

todas las provincias tampoco. Una vez más, el diputado por AP sigue en el más profundo de sus silencios

mientras quienes le votaron piensan y meditan si mereció la pena tanto sacrificio para llevarle hasta el

Parlamento. Donde hay que hablar es aquí, en Bilbao y defender a quienes le auparon.

 

< Volver