ETA seguirá su labor armada. 
 "Mañana no fallaremos"  :   
 Advertencia tras el atentado frustrado al cuartel de la Guardia Civil de Pasajes. Reivindicó también la voladura de las oficinas de "Sener". 
 El Alcázar.    09/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ETA seguirá su labor armada

«MAÑANA NO FALLAREMOS»

• Advertencia tras el atentado frustrado al cuartel de la Guardia Civil de Pasajes.

• Reivindicó también la voladura de las oficinas de «Sener».

La organización terrorista ETA ha hecho público un comunicado mediante una llamada anónima a Radio

Popular de Bilbao, en d que reivindica la voladura de las oficinas de la empresa vizcaína «Sener» y el

frustrado atentado contra el cuartelillo de la Guardia Civil de Pasajes, cerca de San Sebastián.

El comunicado señala que seguirán las actuaciones terroristas y apoya la alternativa de la Coordinadora

Abertzale Socialista (KAS), integrada por fuerzas políticas de extrema izquierda en el País Vasco.

El comunicado dice que la voladura de las oficinas de «Sener» fue dirigida «a completar, desde una

perspectiva de denuncia armada, el actual proceso de lucha reivindicativa» que «todo el movimiento

vasco y en particular los trabajadores despedidos, sancionados, represaliados, asumen ante la grave crisis

económica y laboral generada por la salvaje e irracional explotación a que nos viene sometiendo la

oligarquía centralista». Más adelante, ETA vuelve a insistir en las afirmaciones hechas en todos sus

últimos comunicados tales como «la dominación económica y militar que caracteriza la opresión de

nuestro pueblo vasco». Indica que con las acciones terroristas, ETA no quiere ser la única protagonista de

las luchas obreras «ni que la lucha armada sea la fórmula solucionadora de los conflictos laborales. Sí

creemos que nuestra actividad armada es un instrumento útil de combate», añadiendo que «lo seguiremos

utilizando en tanto las condiciones de la lucha y la correlación de las fuerzas existentes en la

contradicción pueblo-oligarquia, asi nos lo aconsejen». Refiriéndose a la colocación de 30 kilos de

explosivos en el cuartel de la Guardia Civil y dependencias portuarias del puerto de Pasajes, ETA

reafirma «nuestra firme decisión de proseguir golpeando el aparato sustentador de la dictadura militar de

Euzkadi, allí donde más le puede afectar». Dice que la casualidad hizo que «las dependencias de Pasajes y

sus treinta guardias civiles sigan en pie, pero en Euzkadi existen muchos cuarteles y muchos guardias

civiles y policías armadas y policías secretas, mañana no fallaremos». La postura de ETA —según el

comunicado— es que «seguirá actuando mientras el Gobierno español haga oídos sordos a las justas

aspiraciones democráticas vascas, que nosotros entendemos vienen definidas en las alternativas KAS, y el

pueblo vasco no adquiera el grado de autogobierno necesario. ETA mantendrá su ofensiva armada contra

todo aquello que lo imposibilite». Como en otras ocasiones, también piden la retirada de «los cuerpos

invasores militares» del territorio vasco. El comunicado termina con el grito «gora euskadi askatuta, gora

euzkadi so-zialistak, ETA». ción de un mes. En el Serem se observa vigilancia policial para evitar que

vuelvan a ocuparlo.

CORTAN EL TRAFICO

Unas dos mil personas se manifestaron ayer en Albacete para pedir un paso elevado, en el cruce de las

carreteras Madrid-Cartagena y Madrid-Alicante. La manifestación, que cortó el tráfico en el cruce de

estas carreteras durante dos horas, fue convocada por la asociación de vecinos de una barriada de 500

viviendas que está situada en esa zona. Después de unas palabras del alcalde a los vecinos, en las que les

comunicó la resolución del ministro de Obras Públicas durante su visita a Murcia, de atender con urgencia

la construcción de un paso elevado o subterráneo, según las condiciones de la zona, se disolvieron

pacificamente.

MANIFESTACIÓN ECOLOGISTA

Unas trescientas personas en bicicleta se han manifestado ayer en Bilbao, en pro de un transporte popular

no contaminante y una ciudad «por y para los ciudadanos». La manifestación, autorizada por el Gobierno

Civil, partió a las doce del mediodía de la plaza de San Pedro, en el barrio de Deusto, y después de

recorrer diversas calles de la capital vizcaína, terminó en el parque de Casilda Iturrízar. Algunos de los

ciclistas llevaban carteles donde exponían sus reivindicaciones ecologistas y la mayor parte gritaba

«transporte popular». Llegados al parque, fue leído un manifiesto con las reivindicaciones de los

participantes. La manifestación y han decidido hacer un bloque unitario en apoyo de los mineros, 300 de

los cuales continúan su encierro impidiendo el acceso a cualquier persona dentro de la mina, como no sea

para llevarles ropas y víveres.

 

< Volver