Autor: Izquierdo Ferigüela, Antonio. 
   castilla no se bate por España     
 
 El Alcázar.    27/08/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CASTILLA NO SE BATE POR ESPAÑA

LA pequeña ciudad está sobre un alcor inverosímil, agreste; bien plantada en la meseta. Estos

días anda en fiestas. No sé cuál será el origen o la advocación que convoca a este jolgorio

popular, que les congrega y hace bullir la espléndida fisonomía de un urbanismo rancio, señero

y práctico. Durante unas horas he contemplado el espectáculo. No era necesario ninguna

perspicacia para escuchar él latido bronco e inconexo, de una forma de contestación airada.

En 1976 el marxismo utilizó toda congregación de gentes para encontrar resonancias a sus

gritos, antes aislados. Ganada la calle, resultaba innecesario hacerlo así en 1977. Primero se

clamó por la libertad inconcreta: hombres, partidos, internacionales e ideologías; ahora, en

1977 se clama por otra forma de libertad: las autonomías. Vascos y navarros, catalanes y

valencianos, andaluces y extremeños, andan a la greña p movilizan "marchas" ¡ha vuelto a

sonar, sin gracia festiva y jubilosa, la gaita, el chistu, el tambor y la guitarra! Voces armoniosas,

conjuntadas, lanzan la proclama y excitan la conciencia sentimental de las pequeñas

colectividades. Y así, de pronto, estalla el griterío en Castilla, en la meseta, y sobre la agreste

paisaje que rescató de las manos de Almanzor el mismísimo Fernán González... "¡Castilla

entera será comunera! y uno advierte, al tiempo, que los más de quienes lo gritaban —por

réplica o contestación a otras incitaciones— no saben que las comunidades fueron —son. en la

Historia— un grito de independencia nacional frente a la extranjería que acompañaba a un Rey

de origen castellano ¡Castilla ya no se bate por España! Padilla, Juan Bravo y Maldonado

hubieran muerto hoy de un ataque de melancolía. Ya en Madrid, leo que el ministro francés de

Justicia Peyrefitte al aludir al problema corso ha afirmado tajante: "El autonomismo es igual al

separatismo y los autonomistas son dignos del Tribunal de Seguridad del Estado." ¿Podrían

nuestros jóvenes políticos homologar su democracia con esta forma de democracia francesa?

Me temo que no, entre otras razones porque en España no abundan los políticos.

Antonio IZQUIERDO

 

< Volver